9 mar. 2012

Shame


Ayer fui al cine y me decidí por Shame del director Steve McQueen (Hunger).

Sinopsis: Brandon (Michael Fassbender, Un Método Peligroso, Jane Eyre) puede parecer un hombre perfectamente normal. Tiene treinta años largos, tiene un buen puesto en una empresa, es siempre muy amable, hace ejercicio, escucha música clásica, etc. Ésta es su fachada para el mundo exterior, para sus amigos y compañeros de trabajo, que son todo su mundo. Sin embargo, esto oculta a un nimfómano, alguien para quién su obsesión por el sexo dirige su vida por completo. Pero Brandon consigue mantener su "doble vida" con bastante éxito, sin que ninguno de sus conocidos sospeche nada. Este equilibrio peligra con la llegada de su hermana Sissy (Carey Mulligan, An Education), que le obligará a enfrentarse con él mismo y en lo que se ha convertido.







Opinión: Admito que es un tanto complicado escribir una reseña de esta película. Empecemos por la trama. Ésta se centra por completo en Brandon y su problema de adicción al sexo. A lo largo de la película, no sólo somos testigos de su adicción, si no que llegamos a comprender que de trata de una enfermedad real, cosa que a veces se pone en duda. Desde líos de una noche, pasando por citas con una muchacha del trabajo, hasta la contratación de varias prostitutas y frecuentación de locales de alterne. Quiénes decidan ver la película deben tener un buen estómago, porque las escenas que aparecen son muy explícitas, pero sobretodo muy crudas. Como he dicho antes, no se trata al sexo como un acto relacionado con los sentimientos, si no realmente como un yonki que está consumiendo desesperadamente su heroína. Aunque, en mi opinión, se podrían haber cortado algunas escenas, en su totalidad estas eran necesarias, como otra forma de retratar a Brandon.
Así pues, Brandon es el protagonista de esta película, que es alguien muy complejo, excelentemente interpretado por Michael Fassbender. A lo largo de la historia una se da cuenta de la incapacidad que tiene Brandon para comunicar con las demás personas, para ser capaz de expresar sus sentimientos. 
Y allí es dónde llega su hermana, que es totalmente opuesta a él. Es una chica muy abierta, propensa a abrazar y a expresar lo que siente. De hecho, también se trata de alguien emocionalmente muy desequilibrado, propensa a la depresión. Estos dos elementos empezarán a ponerse en juego, rompiendo el equilibrio de sus vidas. Sissy se percatará rápidamente de lo que ocurre con su hermano, pero le costará mucho llegar hasta él. 
El guión, aunque escaso, también es bueno. De hecho, gran parte de la "acción", del desarrollo de la historia y de los personajes se halla en los detalles, en los pequeños gestos captados por la cámara. Por ejemplo, sin desvelar ningún spoiler, la escena final no consta de diálogo, pero con tan sólo saber hacia dónde se dirige la mirada del protagonista, ya podemos entenderlo todo. Y es que está magistralmente dirigida, la escenografía es simplemente genial, muy sobria pero a la vez... no sé, es de las mejores cosas de la película. A esto se le suma la banda sonora, compuesta sólo de piezas de música clásica, que ejercen un fuerte contraste con las escenas que vemos en la película. Otra cosa que es muy interesante en el uso del sonido. Cómo a veces la música lo inunda todo, o al contrario, cuando se quita el sonido por completo, o cuando sólo se puede escuchar la voz o el ruido de los personajes.

En conclusión, Shame es una buena película, muy muy bien hecha, pero que puede ser un tanto incómoda. Hace una reflexión original sobre el tema, y sobre la sociedad en general, que en parte ha pasado a estar dominada por el sexo en mucho de sus aspectos. Eso sí, necesitaréis un buen estómago, pero vale la pena para disfrutar de las maravillosas actuaciones de sus dos personajes principales y de la dirección en sí. 

5 comentarios:

  1. Yo prefiero ver el sexo siempre acompañado de sentimientos, pero sé perfectamente que para muchos no es así. No tengo claro si ver esta película porque ne dejaría desencantada, pero lo cierto es que es la realidad de algunas personas para las que ha dejado de ser algo natural para pasar a ser una adicción. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices. Ésta película no dice que es como deba ser, sino al contrario, que la sociedad actual banaliza el sexo convirtiéndolo en algo casi "irrelevante". Y lo hace a través de el protagonista, de su adicción. A mí me pareció interesante la película. Pero como que no me gusta ver muchas escenas subidas de tono en la pantalla pues me quedé un poco... bueno, así como en shock xD Pero sin duda es una película muy bien hecha.

      Eliminar
  2. Me encantaria verla, aunque creo que mejor seria verla sola XD

    ResponderEliminar
  3. Una reseña inteligente, sensible y clara, al revés de muchas críticas que leo en los periódicos. Hace tiempo que no voy al cine, la semana que viene iré a ver esta película.
    Ah, soy una admiradora de Irène Némirovski, so sabía del libro “Ida” lo buscaré, y aún tengo pendiente comprar el último de ella que ha publicada Salamandra, me refiero a “El vino de la soledad”
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si "Ida" está traducido, creo que ahora están empezando a publicar las obras de Némirovsky en español. Sobre "El Vino de la Soledad", es curioso porque justo hoy he terminado el libro, y en unos días colgaré la reseña.
      Espero que te resulte interesante la película :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...