12 nov. 2012

The Devil's Whore


No sé como llegué a saber de esta mini-serie de cuatro capítulos del canal británico Channel 4 estrenada en 2008. Seguramente se deba a mi afición por las series históricas. De hecho, recuerdo haber visto el principio de esta serie hace un par de años por algún canal de televisión español, pero no pude aguantar más de cinco segundos debido a un terrible doblaje.

Resumen: La serie trata sobre la vida de Angelica Fanshawe (Andrea Riseborough, W.E.), una joven de noble alcurnia que, a pesar de vivir en el siglo XVII, no dejará que ningún hombre la domine. Angelica vive en unos tiempos muy turbulentos en Inglaterra y deberá valerse de su astucia y armarse de todo su valor para sobrevivir. Así pues conocerá a los grandes personajes de su época como John Lilburne (Tom Goodman-Hill), Thomas Rainsborough (Michael Fassbender, Shame, Un método peligroso) y Oliver Cromwell (Dominic West, The Hour, The Wire). 

Opinión: Antes de todo, no os dejéis 'espantar' por el título de la serie, que a mí al menos no me animaba a verla. No es una 'serie rosa' con tintes históricos. 
The Devils Whore abarca los años entre 1638 y 1660. A la mayoría de vosotros estos años no significarán nada, a mí al menos (cuando lo vi al prinicipio de la serie) no me pareció una fecha importante. Siempre se le ha dado mucha importancia a la Revolución Francesa y a la Guerra de Secesión Americana como pilares fundadores de las democracias modernas, pero se olvidan de que mucho antes existió la 'revolución' – y guerra civil – inglesa, que fueron los primeros en decapitar a su rey. Debo admitir de que, aunque conocía los grandes eventos de esos años, mi conocimiento de esta época de la Historia inglesa es más que superficial. Y gracias a ésta mini-serie he podido suplir parte de mi ignorancia –aunque admito que seguramente gran parte de la trama es completamente inventada.
De hecho, el personaje de Angelica Fanshawe es ficticio, y sirve para adentrarse en ésa época, en todos sus niveles. Al principio conocemos la corte del rey Charles Stuart (Peter Capaldi, In The Loop), pero pronto empiezan los problemas con el Parlamento. Por cierto, ¿sabíais que Inglaterra tiene parlamento bi-cameral desde 1341? Allí, están Oliver Cromwell y Thomas Rainsborough como diputados que comparten las ideas revolucionarias del escritor John Lilburne. 
El día de su boda con Harry Fanshawe es cuando el destino de Angelica queda unido al de estos tres personajes, junto al de Edward Sexby (John Simm, State of Play, Life on Mars), otro personaje histórico, un mercenario a sueldo del príncipe que queda prendado de la joven. 
Durante toda la serie somos testigos de la guerra civil, de las luchas entre los partidarios de Cromwell y Rainsborough y los fieles a la monarquía, luego las luchas internas entre Cromwell y Rainsborough, la guerra en Irlanda, la opresión a cualquier opositor de Cromwell, etc. Aunque las matanzas y sufrimiento del pueblo llano estén presentes a lo largo de los cuatro capítulos, no son lo principal, si no el ambiente en el que se mueve Angelica. A través de ella conocemos la sociedad de la época, desde los Levelers (los radicales de la época, que abogaban por el sufragio universal masculino y la igualdad de todos los hombres ante la ley) hasta los Ranters (una secta religiosa que renegaba de la Iglesia y de las Escrituras, creyendo que Dios se encontraba en todas sus criaturas, que debían escucharle dentro de sí mismos). 
Así pues la trama está llena de huídas, batallas y conspiraciones, pero también tiene lugar para las relaciones personales. Angelica es una mujer que quiere ser independiente, algo difícil en su tiempo, y su fuerte carácter le conseguirá enemigos, pero también la fascinación de muchos. Así que seguimos los amoríos de la protagonista, a la que llamarán 'the devil's whore' por su comportamiento que queda muy fuera de las convenciones impuestas a las mujeres de la época. En fin, que la trama es entretenida, tampoco puedo decir que enganche. A mí lo que me atrajo en particular fue su contexto, un período histórico extremadamente interesante y del que sabía muy poco. Las actuaciones están bien, cuentan con buenos actores, y me gustaría subrallar la interpretación de Cromwell por parte de Dominic West, del que cada vez me doy más cuenta de lo buen actor que es. Además, el vestuario (al igual que la fotografía) está muy cuidado y es toda una delicia. 

En conclusión, The Devil's Whore es una buena mini-serie histórica, de buena calidad como la que nos tiene acostumbrados la televisión inglesa, muy entretenida e interesante. Quizás no sea una obra que me haya impresionado o que sobresalga en guión o actuaciones, pero está excelentemente realizada. Muy recomendable para quién le guste el género o esté interesado en conocer algo más de la historia de éste país.

1 comentario:

  1. Es que el título tiene muchas connotaciones y en una época en la que se quemaban mujeres por brujas muy fácilmente, el título y la voluntad de Angelica de ser independiente están demasiado cerca...
    Bueno, en Historia (me refiero a la licenciatura) le dan un buen repaso a la Revolución inglesa y a sus causas y desarrollo. La lástima es que fuera no sea nada conocida.
    Por cierto, hay una película muy buena sobre la relación entre Cromwell y uno de los generales de los realistas, Matar a un rey. Si te interesa, no te la pierdas.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...