27 nov. 2012

Reseñas Express #4

Desde que leí Cumbres Borrascosas de Emily Brontë que empecé a leer todo autor asociado con el movimiento del Romanticismo. Pronto descubrí que hay dos generaciones del romanticismo, la primera siendo más conservadora y la segunda más progresista, Adolphe de Benjamin Constant pertenece a la primera categoría, que suele ser la que menos me gusta. Trata de la historia de amor entre Adolpe – un joven noble de veinticuatro años de buena familia – y Ellenore – una mujer de buena familia venida a menos de treintaicuatro años, amante del Conde de P** desde hace diez.  Es un drama – mejor dicho, un melodrama – con la típica historia de amor imposible. Sin embargo, en éste caso los protagonistas desobedecen al código social y empiezan una relación clandestina, pero esto será el veneno que acabe con ellos. Pero los personajes no dan mucho de sí. Adolphe es un joven bastante fogoso del que no se sabe exactamente si ama de verdad a Elleonore o se trata simplemente de sus ansias de ser amado por la primera vez – aunque de vez en cuando tiene algún que otro arrebato amoroso. Elleonore es uno de los prototipos de mujer del Romanticismo, la mujer caída que en realidad es como un ángel, que se entrega por completo al amor, sin importar las consecuencias. En general, todo un poco demasiado dramático para mi gusto, pero seguro que hay a quién le guste.


A través de GoodReads me enteré de que Kazuo Ishiguro – escritor de Nunca me abandones y Los restos del día – había publicado un relato corto en la revista The New Yorker, A Village After Dark (Un pueblo por la noche) . Como se podía leer gratis desde la web, enseguida me animé a echarle un vistazo. Tiene unas ocho páginas y por eso no lo he incluído en mi lista de libros leídos. Trata de un hombre, ya mayor, que vuelve a su pueblo de origen tras años de vagar por el mundo. Allí se va encontrando con distintos personajes, algunos viejos conocidos y otros, jóvenes, que le admiran. Se ve que el protagonista, y otros muchachos, en su día hicieron algo tuvo un fuerte impacto en el pueblo, algo que todos recuerdan y que los jóvenes están ansiosos por que les cuente su experiencia, por lo que tuvieron que marcharse. Está escrito con el estilo habitual de Ishiguro, que tan fácilmente adentra el lector en el entorno que crea. Es una historia fugaz, contando las pocas horas de un personaje del que sabemos muy poco, pero cuyas observaciones, y sus conversaciones con la gente que se va encontrando, dan alas a la imaginación. ¿Quién es? ¿Qué hizo?


Creedlo o no pero, de vez en cuando, leo ensayos. Sobretodo de cara a mi carrera, por cuya literatura debería interesarme. Así pues, mediante una recomendación, llegó a mis manos The Anatomy of Racial Inequality (La Anatomía de la Desigualdad Racial) de Glenn C. Loury. Básicamente el autor analiza la amplia desigualdad que existe en los Estados Unidos entre los 'blancos' y los Afro-Americanos – no sólo económicamente, como que cobren un salario inferior por un mismo trabajo con idéntica cualificación, si no también socialmente, como la tasa de encarcelación, acceso a la educación, etc. Me pareció un libro tremendamente interesante porque revisa los argumentos que se dan habitualmente en contra o a favor de ciertas políticas de discriminación positiva, o de ciertas concepciones que tiene la mayoría de la sociedad americana sobre qué es el racismo. 
Además, está escrito de una forma muy amena, con muchos ejemplos y, aunque introduzca un poco de vocabulario técnico (nada de mates, más bien dicho, sociología), es apto para 'todos los públicos.

3 comentarios:

  1. Pues el que más me llama la atención es el ensayo del que nos hablas, creo que estudiamos lo mismo y a mí también me interesan esos temas... Me lo apunto. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien! Si tienes alguna recomendación sobre libros de economía, soy toda oídos! ;)

      Eliminar
  2. Pues Adolphe, a pesar de los pesares y como obra de época, me atrae.
    Besines, Teresa, y gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...