27 oct. 2012

Firefly


Desde que empecé a ver The Big Bang Theory que mi cerebro asoció el nombre Firefly a una serie cancelada y que Sheldon adoraba. Desde entonces que la tengo pendiente y gracias a Polly de Pluma, espada y varita me he animado a verla. 

Sinopsis: Malcom Reynolds (Nathan Fillion, Castle) es el capitán de Serenity, una nave del tipo Firefly, que junto a su tripulación viaja por lo ancho del territorio de la Alianza en busca de trabajos de naturaleza no muy legal. Sin embargo, de vez en cuando también aceptan pasajeros, y tres de ellos cambiarán el inestable equilibrio de los habitantes de Serenity.

Opinión: La serie consta de una temporada, con sólo 14 capítulos, producida y escrita por Joss Whedon (Dollhouse, Angel, Buffy cazavampiros), y es una mezcla entre la ciencia-ficción y el western. 
La mayoría de capítulos tienen una estructura muy similar: van en busca de un trabajo, las cosas se complican, surgen tensiones entre algunos (o todos) los miembros de la tripulación – normalmente hay algunas trifulcas entre Jayne (Adam Baldwin, Chuck) y el resto, pero rápidamente finalizadas por el capitán –, hay tiroteos y persecuciones, y al final consiguen hacer el trabajo, no sin ningunos heridos de por medio. De vez en cuando el capítulo se centra más en alguno de los personajes. Ésto ocurre sobretodo en el caso de Simon (Sean Maher) y River Tam (Summer Glau, Dollhouse, The Unit) cuyas misteriosas circunstancias serán desveladas a lo largo de la temporada y de la película que la siguió. Hay personajes que tienen poca historia, como el matrimonio de Zoë (Gina Torres, Matrix, Angel) y Wash (Alan Tudyk, Un funeral de muerte), la mecánica Kaylee (Jewel Straite, Stargate: Atlantis). Al ser personajes que, ya de por sí, son poco interesantes pues no se echa en falta. Sin embargo, en el caso de personajes como Inara(Morena Baccarin, Homeland, V)  – una Acompañante, es decir prostituta, de la cuál no estaría mal saber los orígenes – o Book (Ron Glass) un pastor del que no se sabe casi nada y demuestra que tuvo mucha vida antes de ingresar en su orden religiosa. Su caso es especialmente frustrante porque a lo largo de los capítulos se dan indicios de que es mucho más de lo que aparenta ser pero al final nos quedamos sin conocer ni pizca de su pasado. 
Así pues, tengo que decir que los personajes no son extraordinarios. Su forma de interactuar es uno de los pilares fundamentales de la serie y es innegable que los diálogos están muy bien escritos y son bastante divertidos, pero la cosa no pasa de ahí. Se sigue el mismo patrón, todos siguen reaccionando de la misma forma, los cambios que hay son poco palpables – salvo en el caso de los hermanos Tam – y tampoco introducen ningún elemento nuevo en la trama. 
Y ya que hablamos de la trama, los episodios son entretenidos, pero yo tampoco lo calificaría de obra maestra, ni mucho menos. Son una buena forma de pasar el tiempo pero no quedé maravillada ante las historias o la calidad de las actuaciones. Esto no significa que no me lo haya pasado bien viendo la serie.
Así que confesaré que hay algo que me ha gustado mucho, y es el universo en el que se desarrolla Firefly. Es un mundo con pasado – qué le ocurrió a la Tierra, por qué ahora es la Alianza quién tiene el poder –, con una estructura socio-política propia – con las Acompañantes o los temibles 'reavers' – y sus particularidades – por ejemplo, algo que me hizo mucha gracia es que los personajes hablaran en chino (sí, literalmente) de vez en cuando, mostrando la evolución de la lengua a lo largo del tiempo. Los capítulos en los que se descubría más sobre éste futuro son, en mi opinión, los más interesantes. Y es por eso que la película, Serenity, también me gustó, porque profundiza más sobre los orígenes del nuevo sistema en el que se encuentran los personajes. 
Hablando de la película, es como un capítulo largo de la serie. Retoma el último capítulo – que no parecía en absoluto un final de temporada – así que es imposible entender nada para alguien que no haya visto la serie anteriormente, e intenta darle una conclusión más digna, otra vez a través de una 'misión' que encomiendan a Mal y que, para variar, se complica. Pero, globalmente, tampoco se contestan todas las preguntas... Se sabe más sobre la Alianza y sus planes, también se sabe (más o menos) lo que planeaban para River (pero lo poco que se sabe es bastante insatisfactorio, deja mucho por contestar), etc. Claro que tampoco se puede pedir mucho en dos horas.

En conclusión, Firefly es una buena serie – al no haber visto muchas de ciencia-ficción no me atrevo a poner términos comparativos –, entretenida, con un buen guión, y que es perfecta para ver por la noche y darse un descanso del mundo real. Creo que podría haber sido una serie mucho mejor, al menos para mí, si le hubiesen dado una mejor oportunidad.

3 comentarios:

  1. Puede que me anime, supongo que si tuvo el honor de salir en Big Bang Theory será una buena serie! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en The Big Bang Theory mencionan mucho a Josh Whedon (el creador de la serie, que también hizo Buffy y Los Vengadores) y Sheldon está siempre muy enfadado con la Fox por haber cancelado la serie xDD A mí me gustó, pero no entiendo todo el drama que hay xD

      Eliminar
  2. Es de mis series preferidas desde siempre!!! Como dices, no puede ser llamada "obra maestra", pero Whedon tiene la capacidad para que te enamores de todos sus personajes e historias. Creo que es uno de los mejores guionistas de "entretenimiento". A mi es la cancelación que más me ha dolido de la historia de la televisión (sí, más que la de Deadwood, que me dolió muuucho), porque había tantísimo que contar... Luego hicieron unos cómics, pero siempre me da pereza ponerme con ellos...
    En cambio Serenity no me gustó tanto, me parece demasiado precipitada y dramática... pero bueno, también me gusta, lo que pasa que no se puede comparar con la serie que reúne a la perfección acción, drama, sentido del humor y una gran historia!
    ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...