29 oct. 2012

Cada uno a su ritmo


Hace ya mucho tiempo que no he escrito un post de opinión y, ya que este es mi blog, pues me ha apetecido hacer uso de este espacio para contar algo que me ha pasado este mes con mis lecturas.

Si le echáis un vistazo a la sección de "Reto: 75 libros en 2012" podréis ver que éste mes de octubre mi ritmo de lecturas ha disminuido considerablemente. En parte se debe a que el 1 de octubre empecé de nuevo la universidad, y esto de estar en tercero se nota. Casi no tengo tiempo de leer, y evito llevarme un libro en la mochila para no tener más distracciones de la vuelta. Qué tentador se hace un libro en medio de las clases, aunque sólo sea en los cinco minutos de descanso. Pero, en mi opinión, tengo que dedicar mi tiempo en el campus a lo propio del lugar, estudiar y estar con los compañeros.

Y estoy desvariando. La cuestión es que este mes decidí probar un ritmo de lectura diferente al que estoy acostumbrada. Normalmente yo sigo el método clásico, un libro a la vez. Tanto en blogspot, goodreads o  en 'la vida real' he visto a mucha gente leyendo, dos, tres y hasta cuatro libros a la vez. Hasta ahora nunca había probado de hacer nada parecido, ni siquiera con las lecturas obligatorias del instituto. Simplemente tener que escoger cada vez que quisiera leer qué libro sería el elegido me parecía una tesitura en la que no quería encontrarme.
Pero, al empezar un nuevo mes, y la lectura conjunta de El Italiano de Ann Radcliffe, me dije de que podría probar. Y bien, nunca más, de verdad. Yo no estoy hecha para leer más de un libro a la vez.
Hasta ahora he estado alternando El Italiano con El propietario de John Galsworthy y El precio de la desigualdad Joseph Stiligtz (que de hecho, tuve que dejarlo a mediados de mes porque no podía con ello). Pero finalmente, tuve que dejar a un lado el ritmo semanal de la lectura conjunta y leerlo de un tirón. 

Me sentía agobiada por las lecturas. Por una parte, tenía que ir leyendo, poco a poco, The Italian. Por otra parte, tenía que tener en cuenta de que, cuando me llegase Sueños de Felicidad de Lisa See, debía leerlo y reseñarlo antes del 10 de Noviembre. Y, por supuesto, está El Previo de la desigualdad, que empecé el 7 de octubre, que nueve días más tarde dejé "en pausa" para poder centrarme en mis lecturas, y que sólo he podido retomarlo hasta el día 26. El leer, que para mí es un placer, un modo de distraerme de mis preocupaciones y un contraste a las siempre presentes matemáticas de mi carrera, se convirtió en una causa de preocupación y de estrés, en una obligación. Hasta ahora, nunca había sentido algo parecido por la literatura, y esto me espantó. Si empecé este blog fue, principalmente, porque me lo paso de maravilla leyendo y, en la mayoría de los casos, tengo la necesidad de plasmar en papel (bueno, ya me entendéis) mis opiniones y sentimientos acerca de mis lecturas. Pero este mes me he comprometido a demasiadas cosas, y sin duda he descubrierto que yo soy una chica de un libro a la vez.
Esto no es una crítica a quién lee varios libros a la vez, ¡ni hablar!, simplemente es que yo soy incapaz de hacerlo, me colapso, me estreso y ya no disfruto de las novelas. 


En fin, en un tono más alegre, ¡el blog ya tiene cincuenta seguidores! No os podéis imaginar lo contenta que estoy, de veras. Empecé éste blog en Navidades de 2008 y nunca imaginé que nadie se pudiera interesar por él! Muchísimas gracias a todos los que me seguís, y una especial mención a quiénes comentáis! En cuanto tenga más tiempo, seguramente a finales de Diciembre, ¡prepararé alguna sorpresa!

3 comentarios:

  1. Yo también "soy mujer de un solo libro" cada vez. Lo otro es, supongo, para apurar, no sé. Pero la lectura ha de ser disfrute pausado si no no tiene sentido, verdad?
    Besos y buenas noches, Teresa!

    ResponderEliminar
  2. Yo excepcionalmente he podido con 2 libros a la vez, pero no me ha gustado la experiencia. Tienes razón en que lo principal es disfrutar y eso para mí, tiene que ser de uno en uno. Si no te diviertes, malo malo. Además estudiando y trabajando, y atendiendo a los amigos y a la familia, tampoco queda tiempo para mucho más. Yo aprovecho los trayectos de autobús, pero tampoco me gusta mucho. Lo mejor un ratito antes de ir a dormir. También de acuerdo contigo en que tener un blog es una experiencia interesante. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Totalmente deacuerdo! coincido mucho contigo en gustos literarios y cinéfilos, asi que no se como hay gente que lee casi 200 libros al año!!! ITS INSANE!!

    UN BESO!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...