24 ene. 2012

On Canaan's Side

En Año Nuevo una amiga me regaló On Canaan's Side, el libro que, en ese momento, ella estaba leyendo. Suelo ser un tanto escéptica cuando alguien me regala un libro ya que, al ser algo tan personal – y yo teniendo unos gustos un tanto peculiares –, es probable de que no me guste. Pero en este caso no ha sido así en absoluto.

Sinopsis: A sus 89 años, Lilly Bere está desolada por la muerte de su nieto, Bill. A forma de diario de sus últimos días, escribe su historia. Así, seguimos la odisea de la vida de Lilly, desde su niñez en Irlanda, pasando por su exilio forzado en América, su vida allí, hasta sus últimos instantes.

Opinión: On Canaan's Side es un libro que se hace ameno, como el fluir de un río manso. Sin embargo, se lee lentamente. Quizás en parte se deba a el mismo ritmo de la narración, lento y pausado de Lilly, alguien que ya no tiene prisa alguna. Pero, sin duda, es una lectura que se disfruta. 
La trama es muy sencilla, una vida: con sus recuerdos, algunos anecdóticos, otros desgarradores, y momentos atemporales, que son más una sensación o sentimiento, que un punto fijo en el tiempo. La narradora, como forma de conciliarse con su pasado, con todo lo que le ha pasado, escribe su biografía. Como ella misma observa, no se trata de una vida que destaque, alguien que recordar; es una mujer, que crece, se enamora, tiene hijos, el curso normal de cualquier vida. No obstante, a través de sus vivencias somos testigos de que, en realidad, es algo excepcional, quizás todas las vidas lo sean, por mucho que intentemos convencernos de que formamos parte de una masa anónima e irrelevante. 
Además, a través del libro nos damos cuenta de que carecemos de control sobre el curso de nuestras vidas, cuyos hechos más relevantes están determinados por factores que desconocemos y que no podemos prever. 
También, a lo largo de su vida descubrimos la complejidad de las relaciones, sobretodo las amorosas, que son capaces de transformarnos tanto. Hay dos hombres que pasan por la vida de Lilly, y ella les ama a ambos de forma distinta – uno conociéndolo de muy joven, y otro ya siendo adulta. Pero en ambos casos vemos que la enorme confianza que les tiene. Es como un acto de fe, en el que ella cree en la persona amada. Así pues, como todos nosotros, tenían un pasado. Así pues, aún sabiendo o sospechando las cosas que ambos hombres podrían haber hecho, esto no crea una fisura en sus sentimientos por ellos. No les perdona, ni les entiende, y sin embargo les sigue amando. Y creo – temo – que se trata de un rasgo profundamente humano.
El libro también trata fugazmente de la compasión y del perdón hacia los demás, ya que de poco sirve guardar rencor en el escaso tiempo que se tiene de vida. Con esta reflexión, Lilly también se da cuenta de lo fugaz que es el tiempo, y de lo inmutables que son los recuerdos, que parecen estar más allá de éste. 
Se me ha olvidado decir que es un libro que está maravillosamente escrito, que transmite la cansada tristeza de la, ya vieja, Lilly, pero rejuvenecida por los recuerdos. Sebastian Barry nos transmite con gran facilidad, gracias a una prosa tierna y delicada, los sentimientos de pérdida, añoranza, pero también alegría. Realmente, ha sido un libro en el que he tenido que parar mi lectura para releer ciertos pasajes y anotarlos en mi cuaderno. Algunos son simplemente preciosos para los sentidos.

Finalmente, no me queda más que añadir que es un libro que me ha encantado leer, y que recomiendo a todo el mundo. Es un libro relativamente corto, unas 250 páginas en mi edición, pero muy intenso en contenidos. Desgraciadamente, no ha sido aún publicado en nuestro idioma, aunque el libro tampoco tiene mucha dificultad en cuanto a esto. De todas formas, me ha hecho descubrir a Sebastian Barry, del que quiero leer The Secret Scripture (La escritura secreta) en cuanto pueda. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...