22 mar. 2013

Reseñas Express #7

En la blogosfera vi una reseña de este libro que hizo que quisiera leer este libro cuanto antes – a parte de que Thomas Bernhard es un conocido autor y nunca antes había leído nada suyo. He de decir que El malogrado no me ha gustado mucho. Quizás es la forma en la que está escrita: toda la novela es el discurso mental del protagonista, recordando su amistad con Glenn Gould (un célebre pianista del siglo XX, en especial debido a su interpretación de las variaciones Goldberg de Bach) y otro compañero, con quién estudió en Salzburgo durante su juventud. Ahora, Glenn Gould a muerto, y su otro amigo se ha suicidado, él es el único que queda. Así pues, examina sus recuerdos, por qué ambos decidieron abandonar el piano al descubrir lo brillante que era Gould. Pero también es un estudio mucho más profundo de las personalidades de cada uno, de su carácter, sus rasgos que les llevaron hacia una vida u otra. Hay partes de la novela que me han parecido muy interesantes, y como el autor perfila las personalidades y las interacciones entre personajes me han encantado, pero ha habido algo que me ha puesto muy nerviosa. En parte creo que es debido a que la traducción era un poco pobre (habían varias frases que gramaticalmente no tenían sentido, añadiendo a esto que, al estar escrita como un flujo de pensamientos, no es algo de forma estándar). Quizás es porque es un poco deprimente el libro, porque tanto el narrador como Wertheimer me ponían de los nervios,... no sé.


De nuevo, un libro de un autor del que no había leído nada hasta ahora, Corman McCarthy. El Sunset Limited tiene formato de obra de teatro – un género que no suelo abordar – con tan sólo dos personajes, Blanco y Negro. Ambos se encuentran en el piso de Negro, éste acaba de impedir que Blanco saltase a las vías del tren y le arrollase el Sunset Limited. A lo largo de la obra Negro intentará convencer a Blanco de que merece la pena vivir la vida, que se trata de un regalo precioso y único, mientras que Blanco le expondrá las conclusiones a las que ha llegado. Ambos no podrían ser más distintos, tal y como indican sus opuestos 'nombres'. Negro es un hombre muy humilde, que vive en un barrio pobre y no tiene ningún tipo de educación (y habla acordemente, lo que puede resultar un poco desconcertante, al principio, si se lee en inglés), con un pasado penal y con una particular devoción religiosa. Blanco es un profesor – de qué, no se sabe –, muy culto y claramente instruido, cínico y declaradamente pesimista acerca de la vida (no sólo la suya, la del resto también) y del género humano. El libro es muy corto, pero intenso y las ideas que intercambian ambos personajes merecen su debida consideración, no son nada simples (aunque se plantean en términos muy diferentes). Además, no predomina una visión de la vida, no se impone al lector la opinión de uno o de otro como la "verdadera".


 El año pasado leí Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, que me encantó. Así que cuando vi Le Coup de Grâce (El Golpe de Gracia) no me lo pensé dos veces. La historia, un relato corto de un poco más de 100 páginas, transcurre en la región de los países bálticos en 1919. El protagonista, Éric, está enrolado en el ejército, aunque nunca luchó en la Gran Guerra, y le envían a luchar contra las guerrillas comunistas. Así vuelve a Katrovicé, el pueblo de su infancia, y se encuentra de nuevo con Conrad, su mejor amigo, y su hermana Sophie. El libro, narrado en primera persona, mezcla detalles sobre las incursiones militares de Eric, a la vez que su peculiar relación con la hermana de su mejor amigo, una especie de juego de atracción que oscila entre el amor y el odio. De hecho, la historia está basada en unos hechos reales, que le contaron a la escritora. Sin embargo, según Yourcenar, su objetivo era crear tal relación y retratar a un personaje tan complejo como Eric. Y lo consigue, además con su estilo tan fluido, tan poético y maravilloso. Pero hubo algo de esta historia que simplemente me dejó fuera de ella. No me interesaba en absoluto, más allá de mis simpatías por el personaje principal, no le encontraba sentido a la historia. Su relación con Sophie – ¿se puede llamar a eso relación? ¿La quiere de verdad y nunca se da cuenta de ello o es realmente tan frío como él piensa? – es... rara, pero no en el sentido "bueno" de rara, está ahí y no lo veo tangible. En fin, a pesar de que no me haya gustado mucho, sigo teniendo ganas de leer algo más de la autora.

3 comentarios:

  1. De los tres el que más me llama es el Sunset, que ya leí y me gustó bastante, aunque todavía no lo he reseñado. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El 2012 fue el año McCarthy en mi biblioteca. He descubierto al autor y he leído algunas de sus novelas, incluyendo "El sunset limited". De todos modos, fue la que menos huella dejó por estos lares; si te interesa seguir indagando en su obra, yo siempre recomiendo "La oscuridad exterior" o "Suttree" (aunque no sean los más conocidos). Un abrazo,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...