13 mar. 2013

Las observaciones de Jane Harris


Se supone que debería estar intentando reducir el número de libros que me quedaron pendientes en 2012, pero por algún motivo tenía muchas ganas de leer Las Observaciones (que después de comprármelo me di cuenta de que había estado nominado al Orange Prize). Por otra parte, también me apetecía leer algo de novela histórica.

Resumen: Bessy Buckley es una joven irlandesa de quince años que deja Glasgow, donde lleva cuatro años viviendo, para ir a Edingburgo en busca de un puesto de trabajo después de que su empleador muriera. En su camino se encontrará con Castle Haivers, una propiedad más humilde de lo que su nombre dejaría imaginar, en manos de los Raid. Después de un fortuito encuentro, Bessy se convertirá en la nuva (y única) criada de Arabella Raid.

Opinión: Mi edición de ésta novela, publicada originalmente en 2006, forma parte de una "serie" denominada Secretos & Mentiras, que se compone de varios clásicos modernos con siempre un elemento en común, el engaño. También forman parte de ésta colección libros como La escritura secreta de Sebastian Barry o Los restos del día de Kazuo Ishiguro.
Podría decir que Las Observaciones es una novela con personajes llenos de secretos acerca de su pasado. Por una parte, tenemos a Arabella Reid, sus particulares órdenes y tareas para sus criadas, y su obsesión con Nora, una criada que tuvo, la más perfecta de todas, y que falleció. Por otra parte está Bessy, la narradora, que huye de Glasgow. ¿Pero por qué? También es poco usual que una criada, y no digamos de ésta edad, sepa leer y escribir en 1863... Los secretos se irán desvelando a ritmos muy distintos. El motor que impulsa la trama hacia adelante es, sin duda, la llegada de Bessy a la casa y como su tempramento y su curiosidad (creo que lo suyo va más allá de la mera curiosidad) van a desencadenar una serie de acontecimientos sobre los cuáles ella perderá por completo el control. Pero no quiero desvelar nada de la historia. Por otra parte, como narradora, poco a poco, va dando indicios de su pasado, a través de alusiones, pequeñas pistas, o relatos más largos sobre ciertos episodios de su vida, que se va volviendo cada vez más oscura y más sórdida.
Pero, en sí, la novela no es nada sórdida ni "cruel", aunque algunas cosas que ocurren son un tanto dramáticas (y me quedo corta). Todo esto es, justamente, gracias a la narración de Bessy. Su forma de escribir – de "hablar" diría yo – es muy amena, poco descriptiva, y, sobretodo, llena de humor e ingenio. La autora ya ha tomado el debido cuidado de añadir una cierta cantidad de vocabulario coloquial (debo haber leído infinitas veces 'flippin' y sus demás variantes), faltas de ortografía, faltas gramaticales, etc. La manera cuenta las tareas que debe hacer para su ama, o las reuniones sociales en las que está presenta, son, no sólo curiosamente entretenidas, si no con unos comentarios de Bessy que suelen ser divertidísimos.
Lo que centra la atención en la novela es la relación entre ama y criada. Que, la verdad, nunca llegué a entender muy bien. Comprendo que Bessy le esté muy agradecida por haberle dado trabajo y cobijo cuando no traía ningún tipo de referencia y escasa experiencia. Pero no llegué a ver la relación que tenían entre ambas, una especie de amistad (dentro de lo que era permisible entre dos mujeres de clases distintas en aquella época). Quizás es porque, al menos en mi opinión, el carácter de los personajes no está muy trabajado. Es decir, la personalidad de Bessy está muy bien definida y creo que, más o menos, es muy coherente con su vida anterior. ¿Pero el resto de personajes? Arabella es alguien muy extraño, cuyas acciones, sentimientos y motivaciones siguen sin tener mucho sentido para mí. Los demás personajes secundarios simplemente se limitan a estar ahí, algunos siguen un cierto patrón, teniendo menor o mayor complejidad – pasando por el pesado del reverendo, la "típica" madre que tiene Bessy, y el marido de Arabella, James Raid. Éste quizás es el más interesante de los personajes secundarios y realmente me hubiese gustado que tuviese un poco más de protagonismo, para poder ahondar más en su carácter.

En conclusión, Las observaciones es una buena novela de misterio, es muy entretenida y engancha desde la primera página. Como novela histórica... bueno, Harris tampoco hace una descripción muy meticulosa y recrea un ambiente de la época (tampoo hay mucha ocasión puesto que la mayor parte de la novela transcurre en una casa bastante aislada), pero no hay anacronismos ni nada por el estilo. Muy recomendable si os apetece leer algo bastante liviano, a ratos divertido, y que devoraréis.

3 comentarios:

  1. Hola!!Hay un premio para ti en mi blog!!^^ Un saludo!:D

    ResponderEliminar
  2. Qué preciosidad la portada de El aleph!! Pues yo me la llevo muy muy anotada que estas historias, me conozco bien, las disfruto mucho.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia realmente entretenida y se lee en un santiamén :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...