17 feb. 2013

The Master

 

   












Desde que se estrenó en las salas de los festivales que The Master ha levantado mucha polémica y ha hecho que se desbordasen ríos de tinta de críticos, bloggeros, y cualquiera que opinase sobre la película. Antes de ir a verla sabía que trataba de las sectas, que el director, Paul Thomas Anderson (There Will Be Blood, Magnolia), se había inspirado bastante de la Cienciología.
En este caso, la secta en cuestión se llama 'La Causa', liderada por un carismático Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman, Magnolia, El Gran Lebowsky). Éste dice que nuestro cuerpo es un mero recipiente para nuestra alma inmortal, que tiene billones de años (sí, el alma es más vieja que el mismo planeta Tierra, ¿cómo os quedáis). Mediante un proceso que Master, como se hace llamar Dodd, descubrió (y curiosamente parecido a la hipnosis), puede hacer que un individuo recuerde sus existencias anteriores, lo que le ayudará a tener mayor control de su vida, superar traumas, ser más productivo, y un sinfín de etcéteras.
Cuando Freddie Quell (Joaquin Phoenix, Gladiator, En la cuerda floja, El bosque) entra a escondidas en un yate donde se celebra la boda de la hija de Dodd, desconoce por completo qué es la causa, pero pronto se verá atado a ella. Pero, ¿quién es Freddie Quell? Los inicios de la película se encargan de crear un marco para el personaje, un pasado. Se trata de un veterano de la Segunda Guerra Mundial, de la cuál volvió un tanto perturbado, y con una afición al alcohol mezclado con lo que era, me temo, gasolina o algo por el estilo que circula por el motor. Pero yo tengo la impresión de que antes ya era una persona un tanto desequilibrada, juzgando por sus antecedentes y por su familia desestructurada. A pesar de esto, la pregunta de quién es Freddie Quell es algo que intenta contestar toda la película y que yo, francamente, no he podido llegar a ninguna conclusión. ¿Es alguien a quién debamos compadecer? ¿Es un completo esclavo de sus pasiones e impulsos? ¿O es simplemente un sinvergüenza? Y todo esto gracia a un maravilloso Joaquin Phoenix (aunque quizás 'maravilloso' no sea la palabra adecuada, quizás espeluznante, o impresionante, o algún otro adjetivo), al que espero que le den el Oscar (ya sería hora) por su interpretación (como le toque a Hugh Jackman por Los Miserables o a Bradley Cooper por Silver Linings Playbook – o a cualquier otro – es que no hay justicia en este mundo). Quiero decir, hay más que simplemente decir las líneas del guión, y hacerlo bien, otra cosar es ser el personaje, casi convertirse en él. La forma en la que anda, en la que habla es totalmente peculiar. Incluso su aspecto, que a lo largo de la película me era extraño, me daba una sensación de incomodidad, como si hubiera algo que no estuviera bien en él. Es increíble.
Pero no sólo él es la "estrella" de la película, en absoluto.
De hecho, el argumento gira más alrededor de la relación entre Dodd y Quell, que también da que pensar. Por algún motivo, se crea un vínculo de co-dependencia entre ambos. Al principio, Dodd ve en él el epítome de sus enseñanzas, un hombre que es más un animal, sin ningún sentido ético-moral, subyugado, atrapado por los enemigos del Bien. Y, por lo tanto, un magnífico ejemplar sobre el cuál experimentar y provar sus teorías. Pero desde allí se desarrollará algo más, algo que no puedo definir, salvo decir que, sea lo que sea, es muy retorcido.
Esta relación no estará bien visto por todos los miembros de la familia Dodd, especialmente de Peggy Dodd, la mujer de Master, interpretada por Amy Adams. Es otra actriz que me ha sorprendido, teniendo en cuenta que sólo la había visto en Enchanted – desde entonces ha hecho películas más "serias" como La Duda o El Luchador, por las que ha estado nominada a Mejor Actriz Secundaria, que espero que finalmente se lo den en esta ocasión. Uno puede pensar que se trata de la típica ama de casa, la esposa modelo de un hombre "famoso" que, como en todas las sectas, no para de quedarse embarazada. Oh no. Es mucho más, es todo un personaje, pero esto os dejo que lo descubráis por vosotros mismos.
Luego tiene una banda sonora impresionante, que va totalmente acorde con la película, no sólo con las escenas, si no con la sensación general de la película y está a cargo de John Greenwood (There Will Be Blood, We Need to Talk About Kevin). Toda la puesta en escena está muy bien cuidada, hay algunos planos (la forma de enfocar la cámara hacia los actores, perdonad por la patosidad de mis palabras, no tengo ni idea de tecnicidades en el cine, pero me llevé una buena impresión) que se te quedan grabados en la memoria, y escenas que te ponen la piel de gallina.

En conclusión, puedo haber dado la impresión de que me gustó mucho la película, y esto tengo que matizarlo. Al salir del cine estaba completamente anonadada, y no tenía ni idea de qué había pasado en las últimas dos horas. Es decir, los actores son fenomenales, todo está muy bien hecho, pero no entiendo el porqué de esta película, cuál era su objetivo, el mensaje que el director quería transmitir (porque es obvio que no quería simplemente "entretener" al espectador).

7 comentarios:

  1. No puedo opinar porque no la he visto todavía, pero la tengo entre mis pendientes, me llama bastante. Ya te contaré si le encuentro sentido. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo; lo mejor son las interpretaciones de los tres actores principales. El mensaje también me pareció que quedaba un poco abierto en el aire. He de decir que, hasta el momento, me quedo con Lincoln y Amour.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero ver Lincoln, me han dicho que Daniel Day-Lewis hace un trabajo magnífico!

      Eliminar
  3. No me gustó y mira que me gusta el director y pensaba que al final la salvaría pero se pierde en subtramas, es demasiado ambigua, demasiado sobrecargada, me gustó Philipe Seymour Hoffman sobre todos.Yo me quedo con Argo y con Amour :) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Argo la tengo súper pendiente! Amour creo que no tengo la fuerza suficiente como para verla... me han dicho que te deja KO.

      Eliminar
  4. No pensaba ir a verla pero ahora casi me apetece intentar descubrir ese "mensaje secreto", jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver la película es todo un desafío, ya me dirás :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...