14 feb. 2013

The Classics Club – Meme de Febrero


Como ya sabéis, en abril del año pasado me apunté a un reto de clásicos – se trata de leer un mínimo de cincuenta libros considerados como clásicos en un tiempo máximo de cinco años – y poco después se formó un "club" para los que participaban en él. Mensualmente, hay que contestar a una pregunta sobre las lecturas que se hacen para el reto. La del mes de febrero es:
 ¿Cuál es el clásico que más te haya sorprendido?
Quizás es el más me ha sorprendido es Las uvas de la ira de John Steinbeck. Había oído hablar de este libro desde hace años, estoy segura de que en clase de Historia lo habrán nombrado más de media docena de veces, pero sin tener muy claro de qué trataba. Sabía de que estaba situado durante la criside los años 30 en los Estados Unidos, pero no mucho más. Había visto ejemplares de la obra en la biblioteca del instituto, ediciones de hace décadas, roídas por el tiempo y el polvo, lo que no lo hacía muy apetitoso (sí, a veces puedo ser una lectora superficial) y, sobretodo, veía lo largo que era y ya eso me quitaba parte de las ganas de leerlo. (Pequeño paréntesis, ¿por qué se suele asociar tan indiscriminadamente un libro de más de quinientas páginas con el adjetivo "tostón"?)
Afortunadamente, mis amigos me regalaron por mi cumpleaños una nueva edición de la novela y, por supuesto, lo leí lo antes que pude. Es un libro que me sorprendió porque, a pesar de mis prejuicios, resultó ser una novela extraordinaria. Quizás no sea una historia que te mantenga en vilo, pero sin duda te atrapa, y mientras lo lees estás completamente metida dentro de la lírica del libro. Es increíble porque Steinbeck es capaz de utilizar un lenguaje bastante sencillo, llano, que hace que la lectura no sea nada pesada, pero en cambio se capaz de crear imágenes con una gran fuerza y muy poéticas. Sus descripciones del paisaje norteamericano son arrebatadoras. Y la odisea de la familia Joad muestra un panorama desolador de los Estados Unidos, de como los poderosos explotan a los más desfavoridos, y como estos no tienen ningún medio para escapar de ello. Una de las cosas que más me gustaron de Las uvas de la ira es que, de vez en cuando, habían capítulos cortos sobre un personaje anónimo con quién se cruzaba la familia Joad durante su viaje. Como en un espacio tan breve el autor da una visión tan concisa y a la vez general de aquél personaje, de lo que es su vida y su carácter. 

¿Y vosotros? ¿Os ha sorprendido alguna vez un libro?

2 comentarios:

  1. Este no lo he leído pero de Steinbeck sí leí Cannery Row y me encantó por las mismas razones que explicas tú con este: sencillez del lenguaje, que te atrapa porque coges cariño a sus personajes no porque te mantenga en vilo (que no lo hace), la descripcion de una sociedad americana concreta, etc... brillante

    ResponderEliminar
  2. Tengo la intención de leer este libro este año, espero que a mí también me sorprenda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...