22 dic. 2011

Posesión: Un Romance (Novela)

Este es el último libro que me quedaba por leer, de los que me compré cuando fui a Londres el verano pasado. Conocía Posesión de A. S. Byatt porque hacía ya años había visto la película, y me había parecido interesante.

Sinópsis: Roland es un ayudante de investigación centrado en la vida y obra de Lord Randolph Ash, un poeta victoriano. Roland sobrevive a una vida que le deja insatisfecho, pasando su día en la British Library o en su piso "solo" con su novia de siempre. Por pura casualidad, encuentra en un libro que perteneció al poeta un borrador de una carta a una mujer desconocida. Sus pesquisas le llevan a Christabel La Motte, una poetisa poco conocida de la misma época. Irá a visitar a Maud Bailey, experta en La Motte, y desde allí ambos iniciarán un viaje en sus vidas descubriendo la historia, hasta ahora secreta, de los dos poetas.

Opinión: Esta novela me ha encantado, sin duda una de mis favoritas de este año. ¿Por dónde empezar?
La trama: De hecho, es bastante sencilla, se revuelve al rededor de una investigación. Y sin embargo, su estructura es muy compleja. En Posesión, la narración tiene de puntos de vista cambiantes, y también incluye cartas, poemas, cuentos y diarios. Todo esto para crearnos una sensación de realismo. Ash y La Motte nunca existieron, son fruto de la fértil imaginación de A. S. Byatt que crea todo un mundo de detalles (¡hasta extractos de biografías e estudios literarios sobre los poetas!), dándonos la impresión de que vivieron. Volviendo a la trama, es sencilla, pero a la vez tan cercana, tan "normal", tan humana en su desarrollo, que emociona. También tiene la increíble capacidad de transmitir con mucha fuerza imágenes, sensaciones y olores. 
Y eso es gracias a una maravillosa forma de escribir de la autora: muy detallista, sí, pero a la vez extremadamente cercana al describir a sus personajes, sus pensamientos y formas de hacer. En efecto, otra cosa genial del libro son sus personajes. Salvo los personajes realmente irrelevantes, todos, todos, los que aparecen en la novela son extraordinarios. No hay ningún personaje plano, todos tienen sus arrugas, sus temores y defectos, y esto lo podemos ver a través de la autora, que los trae a la vida. Efectivamente, no sólo percibimos su carácter y forma de ser a través de sus diálogos, pensamientos u acciones, también sus gestos, sus omisiones, o los cambios en la forma de narrar la historia. Todos son diferentes, todos tienen su propia historia detrás. También lo son sus opiniones, y sus relaciones. Es simplemente increíble.
Por supuesto, encontramos personajes que no nos agradan –notablemente Fergus, Blackadder y Cropper. No obstante, la mayoría de ellos, son tan tremendamente reales (siento repetir la palabra, pero es que es cierto) que es imposible no empatizar con ellos en algún momento. Confeso que lloré con este libro, y en las partes más insospechadas, quizás incluso menos importantes, a causa de esto.
Otro detalle es el uso de la palabra "posesión" a lo largo de la novela. Es algo que desde el principio me intrigó, antes de leer el libro, en cuanto vi el título. En la novela se analizan distintos tipos de posesión, notablemente el poseer a un ser amado, contraponiéndolo a la libertad del individuo, dos nociones que parecen opuestas. El hecho de poseer algo, un objeto, con qué derecho nos lo apropiamos y cómo desarrollamos vínculos emocionales. Finalmente, el hecho de estar poseído por un sentimiento, por algo dentro de ti que te hace actuar de forma irracional. De estas tres definiciones surgen las distintas reflexiones en el libro sobre la naturaleza del ser humano y su relación con los demás. Otro punto más de  reflexión, que a mí me interesó mucho, fue como ha cambiado la concepción de relación amorosa a lo largo del tiempo, y como nuestra visión del amor ha sido influenciada por las teorías de Freud.

¿Y todo esto en un sólo libro? Sí! Quizás sus únicos inconvenientes sea su larguísima y florida descripción – precio que se tiene que pagar por tan maravillosos personajes y novela–, y quizás la demasiada abundancia de poemas larguísimos. Pero, como he dicho antes, es algo que vale la pena aguantar porque se trata de una novela increíble, casi perfecta, y que ha entrado dentro de mi lista de libros favoritos.
Si os gusta la literatura, y disfrutáis leyendo, necesitáis leer Posesión.


2 comentarios:

  1. A mi me paso igual que a tí, vi esta película en la filmoteca sin saber que había libro... y luego me enteré de que no sólo habia libro, sino que además estaba traducido al castellano y fui a por él.

    Me encantó.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me ha gustado mucho! (ya lo habrás leído xD). Pero lo leí en inglés, fue todo un desafío.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...