14 dic. 2011

El Crepúsculo de los Dioses




Desde hace tiempo que tenía pendiente ver El Crepúsculo de los Dioses de Billy Wilder y ayer por la noche al fin tuve la ocasión de verla. 

Sinopsis: La película transcurre en 1950, en la que Joe Gillis (William Holden) es un guionista desempleado en Hollywood hasta el cuello de deudas. Por ciertas circunstancias acaba en la mansión de Norma Desmond (Gloria Swanson), una antigua estrella del cine mudo que vive engañada en un mundo dónde ella sigue siendo el centro. Norma le encargará a Joe que corrija un guión que ha escrito ella con la esperanza de poder volver a rodar. Además, entran terceros en discordia: Max, el algo sórdido mayordomo, y Betty, la joven e idealista escritora novia del mejor amigo de Joe. 

Opinión
Norma y John en la película
Qué decir si no que he quedado maravillada con esta película desde todos los puntos. 
La película tiene lugar en su mayoría en la mansión de Norma y, desde la primera vez que se ve en la película, ya consigue transmitirte esa sensación de algo decadente y tenebroso, y a la vez de una prisión lúgubre y asfixiante. El lujo que lo rodea todo, el oro, la plata, las dentelas, y las centenares de fotografías, no hacen más que aumentar dicho efecto. A esto le sumamos los planos, sobretodo el juego con la luz y las caras de los personages es simplemente algo que deja sin aliento. Por supuesto, la banda sonora no hace más que ir al compás de esto.
El impresionante Max y Joe
Los actores, todos son maravillosos. Sin embargo, debo remarcar a Gloria Swanson en el papel de norma, que simplemente hechiza y transmite tan bien el personaje – con su miedo a envejecer y sus delirios de grandeza en cada palabra y gesto–, como Erich Von Stronheim haciendo de Max – que con su lúgubre porte hace que estemos en tensión en cada escena que sale, sus miradas son temibles. 
Aunque sólo sea un personaje secundario y con rasgos bastante tópicos, Betty me encantó, sobretodo su reacción final.
El guión, bien, qué decir sobre él, es genial. La historia en sí es muy realista (que ya ha sido explotada, aunque de una forma más "optimista" en Cantando Bajo la Lluvia y la reciente The Artist), no sólo sobre los actores y actrices del cine mudo que fueron relegados al llegar el sonido, si no de las viejas glorias en general. Efectivamente, un tema que se trata ampliamente en la película es el impacto que tienen el fenómeno fan – cámaras y personas persiguiéndote por todos lados y la falta de intimidad– y el de las divas sobre una persona, sobretodo si se sufre de forma prolongada. 

Qué más decir que os recomiendo con creces esta película. Sí, es en blanco y negro, sí, es del año 1950. Pero esta película te atrapa, su argumento – con giros, vueltas y sorpresas –, personajes y fotografía no te dejan apartar los ojos de la pantalla.

2 comentarios:

  1. Esta película es una obra maestra, especialmente por la grandeza de Gloria Swanson... la primera vez que la ví me dejó impactada.

    Y por cierto, el libro que estas leyendo es <3

    ResponderEliminar
  2. Pensaba que esta peli iba de asesinatos! Pues habra que verla, la has dejado super bien jaja Me encantan las que tratan el tema de delirios de grandeza y decadencia, tiene algo de romántico. Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...