27 dic. 2011

La Conspiración


Sinopsis: El Presidente Lincoln fue asesinado en 1865, en pocos meses capturaron a los 8 presuntos culpables de su muerte, entre ellos Mary Surrat (Robin Wright), la madre de la mano derecha del asesino, John Surrat. Frederick Aiken (James McAvoy) un joven abogado que acaba de regresar de la guerra civil, es encargado de ser el abogado defensor en el caso de Mary Surrat.

Opinión: La trama en sí es muy interesante, desde varios puntos de vista. Primero, porque está dotada con un muy buen guión, y que, a pesar de tratar de un juicio, sabe mantener el ritmo y la intriga. Segundo, porque trata de uno de los eventos más trascendentales en la Historia de los Estados Unidos. Al menos por mi parte, aunque conocía los hechos, ignoraba por completo como sucedió el juicio a los culpables. Encuentro tremendamente interesante como también la película retrata el ambiente en un país después de la guerra civil, y encima traumatizado con la muerte de su presidente por los sureños.
Además, la película reflexiona sobre temas muy relevantes, e incluso de cierta actualidad. En efecto, se pregunta si está justificado, en ciertos momentos, pasar por encima de la Ley, justamente para proteger el Estado de derecho y evitar caer de nuevo en la guerra. También trata de la sed de venganza, de la irracionalidad que posee a los seres humanos, que les ciega, y a veces incluso que les lleva a cometer actos en contra de sus propias ideas
Así pues, al principio Aiken, el protagonista, está demasiado en shock por la muerte de Lincoln, y lleno de prejuicios fomentados por la prensa, y no puede ver con claridad el caso que lleva. Porque, no se trata de saber si Mary Surrat era o no culpable, si no de que independientemente de ello, tuviera un juicio justo. De hecho, los diálogos entre Mary y Frederick son de los más conseguidos. Todos los personajes tienen un rol importante, y aunque algunos aparecen poco y son poco complejos, sin duda la mayoría son interesantes y un fiel retrato de cómo debían ser en realidad.
Esta película no emite ningún tipo de opinión, si no que deja que el espectador forme la suya propia. Yo acabé la película sin tener claro qué pensar. El Ministro de Guerra (interpretado por Kevin Kline), podría parecernos el "malo" de la película, ya que amaña el juicio por completo, pero realmente se llega a entender sus razones. Y por eso pregunta la película, ¿se puede sacrificar el bien de un individuo por el bien de la mayoría?
En conclusión, me ha gustado mucho la película, y la recomiendo a todo el mundo. Cuenta con un muy buen guión y actores (James McAvoy demuestra que vale para más que comedias románticas o películas de acción), y trata temas realmente interesante. Es una película que hace pensar, pero no por eso es tediosa y aburrida, si no todo al contrario, te hace aguantar la respiración hasta el último momento.
Ah y, ¿he mencionado que está dirigida por Robert Redford?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...