2 sept. 2013

Premio-TAG: 7 Libros + 7 Películas


Hace mucho, mucho, tiempo, Polly de Pluma, espada y varita me dio el premio de Stupendous blog. En ese momento estaba en Nueva York así que he tenido que esperar unas semanas para ponerme a ello. En fin, ¡muchísimas gracias! y espero que os guste el post :)


7 Libros (sin orden)

Posesión de A. S. Byatt
Ay mi Posesión, objeto de pasiones – sea amor o odio –, te encontré en una librería de Londres, cosa que sólo puede prometer cosas buenas, y desde las primeras líneas que supe que te convertirías en una de mis novelas favoritas. Es densa como ella sola, pero es una obra tan monumental, es un universo en sí mismo, el trabajo de la autora es genial. Y Byatt escribe tan bien, su estilo es fértil en vocabulario, es como entrar en un bosque espeso. Me encariñé con todos los personajes y me emocioné con más de una 'escena'. Desde entonces que sigo leyendo su obra y nunca me ha decepcionado.


Homenaje a Cataluña de George Orwell

Fue mi segundo libro de Orwell y está justo al lado de 1984. Éste es de un tono mucho más personal, que cuenta en gran parte las vivencias del autor como voluntario de las Brigada Internacional en la Guerra Civil española. Al contrario de Byatt el lenguaje de Orwell es sencillo, directo, no se anda por las ramas. Y con ello consigue transmitir una intensidad, una angustia por los dramáticos eventos que estaban ocurriendo, un sentido de profunda implicación y de compromiso, de comprensión de lo que estaba pasando, que me quitaba el aliento.

Un perfecto equilibrio de Rohinton Mistry
Siempre me ha interesado la India como cultura – tan radicalmente diferente a lo que he visto hasta ahora –, por su Historia. Y, puesto que de momento no puedo permitirme un viaje, la literatura india es siempre un buen modo de viajar a este país.
A fine balance lo considero como mi obra preferida situada en la India junto a Un buen partido de Vikram Seth. Transcurre en los años 80, y sus personajes son gente humilde, de ciudad o inmigrantes provenientes del campo, con su pasado y sus secretos y, ante todo, una desconfianza hacia cualquier extraño. Poco a poco los cuatro protagonistas superan las barreras de los prejuicios y de sus propias heridas y van formando una pequeña familia. Pero el autor no se olvida de poner en juego los dramáticos eventos que sucedieron en aquellos años. La mezcla de lo íntimo de las relaciones humanas, tan delicada, y el pesado motor de la Historia es lo que hace de este libro una historia enternecedora y muy emocionante.


The Forsyte Saga de John Galsworthy

¿Hay algo que no haya dicho sobre estas tres novelas? Quiero decir, he hecho reseña de cada parte

de la trilogía y desde la segunda entrega que no he ahorrado en cumplidos. Desgraciadamente es un clásico olvidado que no tiene traducción (de momento) al español. En todo caso, trata de la historia de una familia adinerada de la burguesía inglesa desde finales del siglo XIX hasta después de la Primera Guerra Mundial. Se puede decir que el hilo conductor es la relación entre Soames Forsyte e Irene Heron y todas las implicaciones que tiene sobre la familia y las futuras generaciones. Pero es mucho más que esto.

Me encanta la forma en la que escribe Galsworthy – que ganó el Nobel por The Forsyte Saga – con el brillante humor inglés y además una gran capacidad para explicar el cambio social que hubo en aquella época y crear personajes inolvidables. Además, por si cuando acabas te quedas con ganas de más, hay dos otras trilogías que completan The Forsyte Chronicles.


La Mandolina del Capitan Corelli de Louis de Bernières

Leí este libro hace más de seis años y querría volver a leerlo, esta vez en su idioma original, para ver si tiene el mismo efecto que tuvo en mí en su momento. Trata de las vidas de soldados y habitantes de un pequeño pueblo en una remota isla griega durante la Segunda Guerra Mundial. Tengo un remoto recuerdo de una novela coral, de personajes complejos, de una historia de amor fuera de lo común entre Antonio Corelli y Pelagia, y de una narración muy dura y cruel de los acontecimientos de aquella terrible guerra.
Desgraciadamente esta genialidad fue adaptada a la gran pantalla con Nicholas Cage y Penélope Cruz como protagonistas y no hay palabras para describir la masacre que hicieron con la novela.

Cloud Atlas de David Mitchell

David Mitchell fue uno de mis grandes descubrimientos literarios del año pasado. Aunque empecé con Mil Otoños – y en ciertos aspectos me parece mejor –, la orginalidad del planteamiento y el complejo desarrollo de esta novela – a la que es imposible adjudicar un género – la convierten en una obra imprescindible de la literatura moderna. El Atlas de las Nubes es la odisea del ser humano, de su naturaleza, desde el siglo XIX – dónde un cambio en la sociedad desencadena un seguido de consecuencias que se prolongan en el tiempo – hasta un futuro incierto, en varias partes del mundo. Cada una de las seis historias se puede disfrutar por separado – y aquí cada uno tiene sus favoritas – pero lo realmente genial es cómo se entrelazan. Por esa razón es un libro que quiero volver a leer, no sólo porque está realmente bien escrito y porque hay personajes inolvidables, si no porque sé que además descubriré detalles que no había visto en mi primera lectura, y estoy segura de que será algo muy distinto para mí. 

La doctrina del shock de Naomi Klein

Acabo esta lista con un libro de no-ficción, que de vez en cuando tampoco está mal. Éste libro explica la 'doctrina del shock', que consiste en crear una conmoción en un país – sea económica, social o bélica – con el fin de imponer el capitalismo más brutal y de que empresas extranjeras puedan aprovecharse de ello. Empieza con el desarrollo de la tortura psicológica – es realmente espeluznante – y luego cuenta la historia de varios países sudamericanos sufrieron dictaduras en la segunda mitad del siglo XX, luego pasa a las ex-repúblicas soviéticas del este a finales de este siglo, y acaba con la guerra de Irak. 


A mí verdaderamente me abrió los ojos. No se trata de un libro 'conspiranoico', la autora está muy bien informada (es una periodista canadiense de renombre) y cita todas sus fuentes. Yo no tenía mucha idea de toda este periodo de la Historia, y sin duda es un nuevo y escalofriante enfoque. Además ayuda a ver de otra forma el mundo y a plantearte muchas preguntas, a no aceptar a ciegas una supuesta verdad. 



Me ha costado mucho decidir siete libros así que aquí van otros de mis preferidos: Las flores del mal de Charles Baudelaire, la saga de los Rougon-Macquart de Émile Zola, La mujer del teniente francés de John Fowles, Matar a un ruiseñor de Harper Lee, Eugenio Oneguin de Alexandr Pushkin, 1984 de George Orwell, Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, Persuasión de Jane Austen, Villette de Charlotte Brontë Cumbres Borrascosas de Emily Brontë.

7 películas (sin orden)

En esta lista hay pocas (o ninguna, depende de cada uno) películas que se puedan llamar obras maestras, las he clasificado tal y como han pasado por mi mente.


El paciente inglés
El dúo protagonista. 
Creo que siempre recordaré la primera vez que vi El paciente inglés, una noche de verano en casa, llorando desconsoladamente delante del televisor. Siempre me he quejado de lo cursi y empalagoso pero, aunque muchos no estéis de acuerdo, no puedo poner a la película de Anthony Minghella (El talento de Mr. Ripley, Cold Mountain) en esta categoría. Es un drama, situado antes y durante la Segunda Guerra Mundial, que trata principalmente sobre una extraordinaria y poco convencional historia de amor entre un cartógrafo alemán, Lazlo de Almásy (Ralph Fiennes, El jardinero fiel, La lista de Schindler), y de una mujer inglesa, Katharine Clifton (Kristin Scott Thomas). La película cuenta con un excelente elenco de actores como Juliette Binoche y Willem Dafoe, además de con una maravillosa banda sonora a cargo de Gabriel Yared – también hay otras aportaciones notables, como Szerelem, Szerelem cantada por Marta Sebestyen. Finalmente, las reflexiones que la película induce al espectador sobre el amor, los celos, el absurdo de las guerras y de las nacionalidades, hacen que sea una de mis películas favoritas.
Le presté mi DVD a una chica de mi instituto hace más de cuatro años y creo que ya va siendo hora de que me olvide de él.

La vida de Brian

Después de un drama voy a compensar con una película que, al menos para mí, es la comedia más divertida jamás hecha. No sé cuantas veces la he visto, pero en todas ellas no he parado de reirme. El humor desenfrenado e irreverente del grupo inglés Monty Python se enzarza en parodiar la vida de Jesús, tomando el punto de vista de Brian, un joven que nació el mismo día y en el belén de al lado. Desgraciadamente, a él no le van tan bien las cosas. 


Es increíble la imaginación del guión para convertir cualquier situación, por grave que sea (por ejemplo, una lapidación), en algo irrisorio. Las peripecias de Brian por Jerusalem lo llevan a hacerse miembro de la resistencia anti-romana, empezar una secta o asistir al sermón de la montaña. 
En fin, es una película que siempre me apetece ver y es perfecta cuando quieres relajarte un poco y disfrutar de una alocada comedia.


El jardín secreto
Esta es una de mis películas de la infancia junto a La princesita y Mulan. Ésta película lo tiene todo. Para empezar, transcurre a principios del siglo XX, si es que el gusto por las películas y series de época me viene de lejos.
Mary Lennox es una niña mimada vive en la India, con sus padres que no le hacen ningún caso. Toda su vida cambia cuando sus padres mueren en un terremoto y ella es enviada a una remota mansión inglesa, a vivir con su tío. A Mary le costará acostumbrarse al gélido clima inglés y a la frialdad de muchos de los sirvientes de la casa de su tío, y a los misteriosos gemidos y llantos que oye de noche.
Un día, Mary decide deambular por la casa y encuentra una llave, que abre las puertas a un fantástico jardín que ha estado cerrado desde hace muchos años. 
Es una película principalmente dirigida al público infantil, pero mentiría si dijese que no me lo pasaría genial viéndola ahora. Quizás para mí me parece más especial de lo que es, al guardar muchos recuerdos, pero creo que es una película muy bonita, muy enternecedora.

¡Uno, dos, tres!

Quizás porque en general no soporto las comedias hago especial hincapié en las que me han gustado. Cuesta encontrar películas cómicas hechas hace décadas que sigan teniendo

el mismo efecto sobre el público. Es normal, creo que el sentido del humor evoluciona como muchas otras cosas en la sociedad. Pero para mí ¡Uno, dos, tres! siempre seguirá siendo igual de desternillante. 
Situada durante la Guerra Fría, ésta película trata de los problemas a los que debe enfrentarse el director de Coca-Cola para Alemania del oeste cuando se da cuenta de que la hija del presidente de Coca-Cola, que estaba bajo su cargo, se ha casado con un comunista de Berlín Este! La gota que colma el vaso es que el padre la feliz recién casada viene a buscarla en 24 horas! Y ese el tiempo del que dispone el protagonista para convertir, más bien dicho transformar, a un comunista en un capitalista. Puede que caiga en tópicos y clichés, pero no falla. Cada vez que veo esta película paso un muy buen rato. 


El crepúsculo de los dioses
Norma Desmond en todo su esplendor
Nos quedamos con los clásicos pero volvemos al drama. Hace un par de años salió The Artist que se suponía que mostraba lo que ocurrió con la invención del cine sonoro. Bien. El crepúsculo de los dioses realmente aborda ese problema, de cómo las superestrellas del cine mudo fueron completamente olvidadas por Hollywood. El protagonista, un guionista sin mucho trabajo, por casualidad encuentra la casa de Norma Desmond, una actriz de películas mudas que fue muy famosa. Poco a poco ella va a ir absorbiéndole en su mundo a la vez decadente y pseudo-imaginario. Es una genialidad de película. Todo. Los actores, la banda sonora, la fotografía, el guión. Todo es increíblemente genial y contribuye a crear una atmósfera asfixiante y perturbadora. 

El topo

Justamente hace cosa de una semana volví a ver ésta película y me siguió encantando. Claro que no puede competir con El crepúsculo de los dioses, pero es de lejos el mejor thriller (con o sin espías) que he visto. Smiley (Gary Oldman, a quién no le dieron el Oscar por este gran papelazo, otra incorporación a mis razones de por qué no hay que hacer ni caso a este tipo de premio internacionales) es encargado por el gobierno inglés de investigar un posible topo en lo más alto de los servicios secretos. Estamos en plena Guerra Fría y no se puede confiar en nadie, cualquiera puede ser un agente doble y Smiley no duda en investigar a los cuatro miembros del Círculo. Es una película lenta, sobretodo al principio, sin grandes persecuciones ni escenas de lucha. Es tal y como debía ser el espionaje en aquella época – es una adaptación de la novela de John Le Carré

Me parece una película impecable y con unos actores extraordinarios. A parte de Gary Oldman también hay otros que hacen un magnífico trabajo como Benedict Cumberbatch, Colin Firth, Mark Strong y Tom Hardy

El club de la lucha
Sí, sé que hay un libro. Y diré más, me lo he leído. Pero antes de eso vi la película. Creo que para gran parte de mi generación fue la película la que causó un mayor impacto. 

Durante un viaje por trabajo el protagonista (Edward Norton) conoce a Tyler Durden (Brad Pitt) a quién recurrirá cuando se queme su casa. Ellos dos crearán el club de la lucha, un lugar donde los hombres se reúnen para combatir cuerpo a cuerpo. La verdad es que cuando leí una sinopsis parecida me pareció una memez. Pero cuando ves la película te das cuenta de que es muchísimo más que eso. Es el aborrecimiento total de una generación que ha crecido acosada por los anuncios, diciendo qué era un cuerpo perfecto y de que tu vida se define por las cosas que tienes o por las que no tienes. Eso sí, es una película muy muy rara, notablemente violenta, pero a mí me marcó un antes y un después. 


Y aquí van los siete bloggers:

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por los premios y muy buena selección!! En este caso me he fijado más en las pelis porque de los libros que señalas he leído muy pocos (más en los que apuntas al final!) y coincidimos en muchas 'El paciente inglés' es un peliculón tremendo y qué decir de 'El crepúsculo de los dioses'. A mí me fascina el cine en blanco y negro y cuando la vi, aluciné. Genial!

    ResponderEliminar
  2. Veo algunas cosas por aquí que me encantan (Posesión, Orwell, El Paciente Inglés, El Club de la Lucha, La Vida de Brian...) y las que no, es que no las conozco. TODAVIA.

    ResponderEliminar
  3. venga gracias!!!!! el tag lo subo el miercoles porque estoy deacuerdo con mucho de loq ue cuentas. a mi el topo siendo honesta me gusto pero me llegue a aburrir xxD

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo, Posesión, gran novela de una gran autora. El próximo libro que pienso empezar es Angels & Insects también de Byatt. Y del cine, también coincido contigo, El paciente inglés, Un dos tres, etc. todas muy buenas películas. El topo también me gustó pero hay una serie creo que de la BBC de los años 70-80 que captaba mucho mejor el ambiente de sospecha. Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...