30 ago. 2013

En la corte del lobo de Hilary Mantel


La primera ve que oí hablar de la trilogía de Thomas Cromwell y de su autora, Hilary Mantel, fue cuando el segundo volumen fue nominado (y luego ganador) del premio Booker de 2012. He leído muchos libros que han recibido o han sido nominados a este premio y raramente me han decepcionado. Además, me gusta difrsuto mucho de la (buena) ficción histórica, y Wolf Hall, que en su momento también ganó el Booker, tenía todos los números para serlo sobretodo tras haber leído A place of greater safety de la misma autora.

Resumen: La novela empieza con la infancia de Thomas Cromwell pero, tras un breve paseo por su juventud, pronto salta a su tiempo como protegido del cardenal Wolsley y la llegada de Anne Boleyn a la corte. A partir de ahí vemos a través de los ojos de Cromwell la lucha de Anne – que aprovecha para propulsar su propia ascensión en la corte – hasta por conseguir la corona de Inglaterra, precedidos por siete largos años de litigaciones en las cortes y negociaciones con reyes extranjeros y el Vaticano.

Foto de los personajes principales de la primera temporada de The Tudors, en la que no sale ni Cromwell:  Thomas More, Thomas Wolsey, ni idea de quién es este, Catalina de Aragón, Henry VIII, Charles Brandon, Mary (hermana del rey), Anne Boleyn, George Boleyn.



Opinión:
La historia está narrada en tercera persona siempre desde el punto de vista de Thomas Cromwell. Ésta forma de narración me ha gustado mucho porque, aunque la autor te hace recorrer los pasos de Mantel no está exento de estas tres cosas, pero no da para nada esa impresión. Primero, está muy bien documentado, o al menos eso me ha parecido a mí, por lo que todo lo que hace tiene una sólida base. En cuanto a su personalidad, seguramente habrñan testimonios escritos. Además, tiene una forma de seguir el flujo de sus pensamientos que lo hace todo muy espontáneo y la figura de Cromwell como personaje histórico y como hombre se combinan de una forma que parece natural.
Cromwell, saber lo que piensa y demás, la tercera persona hace que uno se distancie y le vea más como un personaje de novela que no alguien que realment existió. Quizás soy demasiado escrupulosa pero cuando leo libros cuyos personajes principales existieron – e incluso más si tuvieron un papel en la Historia – no me gusta que se asuma que se sabe cómo era, lo que pensaba o cómo se sentía. El libro de
La trama tiene una forma lineal, salvo al principio en el que hay algunos flash-backs que pueden ser un poco confusos por qué a veces es difícil decir en qué momento estás.
En la corte del lobo es ficción. No conozco mucho de la época pero seguro que Mantel se ha permitido algunas licencias en cuanto a las relaciones entre personajes. Gran parte del libro se centra en la trama política, lograr anular el matrimonio de Henry VIII, y a través de Cromwell se ve todo el juego de poderes: el Parlamento, la Iglesia y la Corte. Ves la gran influencia de los arzobispos y demás altos cargos de la Iglesia sobre el rey y gran parte de la población a través de su 'conciencia', del miedo al fuego eterno; pero también gracias a sus tierras y riquezas. Luego están los nobles, que no dudan en traicionarse los unos a los otros para lograr estar un paso más cerca del rey y que desprecian a Cromwell por ser hijo de un herrrero. En medio de este entorno hostil Thomas logrará prosperar, pero esto no vendrá sin un alto precio personal, y nadie sabrá muy bien por qué. De hecho, incluso como lectura me pregunto cómo lo ha hecho. Está en todas partes y se vuelve imprescindible, pero una vez está en la cima una se pregunta cómo es eso posible. 
La novela puede ser muy entretenida si te interesa ésta parte dela Historia de Inglaterra, pero hay que tener paciencia. El tiempo transcurre lentamente y se hacen avances poco a poco; pero mientras que se intenta encontrar solución a los asuntos del rey la autora tiene tiempo para desarrollar unos personajes que con el tiempo cambian y se moldean a las circunstancias.
Por supuesto, Thomas Cromwell, siendo el personaje principal, es el centro de atención y poco a poco vamos conociendo más de él. Es alguien ambicioso, pero no le consume (al menos no de momento), es alguien listo; no entra dentro de la categoría de 'bueno' o 'malo', pero sin duda es alguien fascinante, con una capacidad inmensa para entender lo que está pasando a su alrededor.
El rey Henry y Anne Boleyn también tienen protagonismo – y francamente me quedo con La Ana, como la lama el embajador del Emperador Carlos V. Ésta mujer conspiró durante seite años para hacerse con el trono y logró tener un rey a sus pies, dispuesto a enfrentarse con Roma y a arriesgarse a provocar una guerra civil por ella – para poder acostarse con ella, para ser más específicos. Finalmente, dos de mis personajes preferidos han sido Mary Boleyn – la hermana a quién en todo el resto de interpretaciones de la historia sale como una pánfila o buena chica pero que en éste libro la chica de mucho más de sí – y Thomas More. Es un fanático que se cree justificado ante Dios para torturar y asesinar a gente en su nombe, y encima luego le hicieron santo. Disfruté mucho de sus discusiones con Cromwell, como uno vive en el mundo de lo puro y teórico, y el otro es puramente práctico.

Concluyendo, me lo he pasado muy bien leyendo Wolf Hall, llega un punto en el que estás completamente dentro de la historia, atrapada por los personajes y por cómo Mantel logra captar su forma de ser y expresar tan maravillosamente un período que marcó la Historia de Inglaterra. Yo ya tengo la continuación, Una reina en el estrado, pero creo que esperaré a tener noticias del tercer libro para leerlo.

27 ago. 2013

Rojo y Negro de Stendhal


Intenté leer éste libro a los quince años, lo que fue sin duda algo prematuro, a parte de que la edición de la biblioteca venía con ilustraciones muy reveladoras sobre el final del libro, lo que tampoco ayudó, por lo que aparté Rojo y Negro de Stendhal de mi mente hasta hace unos pocos meses. Mucha gente me lo había recomendado y, siendo un clásico de la literatura francesa, quise darle una segunda oportunidad.

Resumen: El libro se sitúa en la década de 1820, el protagonista, Julien Sorel, es un joven hijo de campesino, de apariencia enfermiza, y que vive en un pequeño pueblo de Francia, Verrières. Desde pequeño que Julien sólo quiere una cosa: prosperar, conseguir algo imposible, ser un advenedizo y colarse entre las filas de la alta sociedad. Es consciente de que, para alguien como él, sólo hay dos caminos: el ejército (el rojo) o el clero (el negro). Pero en la Francia de la Restauración, con el poder de la Iglesia en aumento, y teniendo una prodigiosa memoria, Julien comprende que tiene muchas más posibilidades vistiendo de negro. Y así consigue su primer empleo como tutor de los hijos del alcalde de Verrières, M. de Rênal, lo que es el primer paso en su ascensión social.

Opinión: Me ha gustado mucho este libro, tengo tantas cosas que decir sobre él que no sé por dónde empezar ni si me acordaré de decirlas todas. Intentaré que no haya muchos spoilers sobre la novela, ¡aunque creo que será difícil! Así que empecemos. 
Rojo y el Negro no es una lectura que me parezca fácil. Aunque no es una novela puramente de ambiente dónde no pasa nada, tampoco se trata de una novela de aventuras. Se podría resumir el ritmo de la novela como sin prisa pero sin pausa, poco a poco Julien se va construyendo su propio camino, que a veces debe pasar por partes más lentas y aburridas, otras son realmente divertidas y otras no te dejan apartarte ni un momento del libro. 
A parte de tener una gran capacidad para memorizar cosas – Julien sabe recitar la Biblia entera – el protagonista tiene un alma apasionada, y no sólo en el sentido amoroso de la palabra. Es alguien propenso a sentir y querer intensamente, pero también con capacidad de mantener la cabeza fría para llegar a su objetivo. Así pues, por una parte venera a Napoleón, quiere más que nada en el mundo 'ser alguien' y salir de su pueblo, y por otra es capaz de seducir sin escrúpulos a la mujer de su empleador.
Una constante en el carácter de Julien es su odio por la clase a la cuál quiere pertenecer. Primero observa las costumbres de la burguesía y los nuevos ricos de la Province francesa y más adelante consigue entrar en los selectos círculos de la nobleza y alta burguesía parisina. Por muy distintos que sean, Julien les odia por igual. Y realmente Stendhal hace un retrato terriblemente realista, casi despiadado, de estas clases a través de los ojos de su protagonista. Gracias a él podemos ver la hipocresía de sus costumbres, su obsesión por las apariencias y por el dinero, cómo se engañan a ellos mismos pensando que son superiores, y un sinfín más de crudas verdades que debieron de escandalizar a los lectores de buena familia de la época. Sin duda una de mis partes favoritas es la narración de los sentimientos de Julien, tan arrolladores e intensos, respecto a sus superiores sociales, y a la vez lo frío y calculador que puede llegar a ser con ellos para obtener sus fines. 
Otra cosa que me ha encantado es que Julien no seduce a las mujeres de alta cuna como forma de ascender él, si no como una cierta forma de venganza, una forma de probar de que no son tan virtuosos como dicen ni respetan realmente las normas que predican. 
Los personajes femeninos en la novela tienen mucho protagonismo, y de hecho conocemos los pensamientos de dos de ellos de forma recurrente. Esta es otra forma de retratar a la nobleza por parte del autor, y hay partes que son terriblemente divertidas, debido a la futilidad, la superficialidad, de sus pensamientos, la volatilidad de sus sentimientos y, sobretodo, su orgullo.
No sólo Stendhal consigue captar la esencia de la sociedad de su época, si no que también logra definir el ambiente político que reinaba en París. De hecho, es sorprendente lo real que es. La acción se sitúa a final de los años 1820s, y Julien se encuentra en medio de un complot tramado por conservadores y religiosos, y en julio de 1830 hubo una revolución burguesa que acabó con el coronamiento de un nuevo rey. 
Finalmente, el estilo de Stendhal me ha gustado. Es minucioso, realmente sabe adaptar el tono y la forma a los distintos personajes que 'encarna' – o si toma la voz del narrador, él mismo –, describe lo necesario y lo superfluo cuando sirve para mostrar un aspecto de un personaje o de la sociedad.

Realmente creo que se trata de un libro imprescindible por la complejidad de los personajes, que no son conscientes de sus propios límites y contradicciones, por ser un magnífico ejemplo de cómo captar el espíritu de una época dónde el poder estaba cambiando de manos. No sé qué más puedo decir para animaros a leer éste libro, yo me lo he pasado muy bien, quizás en mi caso no es un libro que te 'cambia', pero sin duda lo recordaré como una obra maestra. 

23 ago. 2013

The Classics Club – Meme de Agosto


Como sabéis participo en el 'Classics challenge' organizado por The Classics Club – una comunidad de bloggers que están interesados en leer 'clásicos' de la literatura, en el sentido amplio de la palabra – que cada mes propone a sus miembros una pregunta. La de este mes es:
¿Lees las introducciones, prólogos o notas que preceden muchos de los clásicos? ¿Te ayuda a disfrutar/comprender la obra o justo al contrario?
Aunque no lo parezca soy una persona muy perezosa con las introducciones. Cuando empiezo un libro quiero empezar la historia. Pero a parte de esto hay dos razones principales por las cuáles no me gusta leer prólogos:
1. Suelen haber una cantidad considerable de spoilers. En serio, sé que son clásicos de la literatura y que, por lo tanto, todo el mundo debería saberlo todo de los personajes y de la trama. Pero muchos de los que leemos no somos licenciados en literatura o, si lo son, no tienen por qué haberlo leído todo. Más de una vez he ojeado uno de estos prólogos escritos por un 'experto' y me ha acabado arruinando la lectura.
2. Me gusta tener mi propia interpretación de la lectura. A veces leer una introducción es como ver la película antes de leer el libro, que al final sólo puedes imaginar a los personajes y demás tal y como aparecen en la película. Y esto quita gran parte de la gracia de una novela, que puede significar algo muy especial para ti. Para mí un ejemplo claro de esto sería El Atlas de las Nubes de David Mitchell – un futuro clásico, en mi opinión –, que realmente da cabida a muchas interpretaciones y la película (a parte de ser muy limitada) se centra en sólo una. 

Pero también es cierto que algunas obras necesitan contexto – cuándo fueron escritas y en qué momento de la vida del autor – para un mayor disfrute y comprensión. En mi caso, me alegré mucho de leer la nota introductoria del traductor a Eugenio Oneguin de Alexandr Pushkin. Es un clásico de la literatura rusa, y la traducción de este idioma no debe ser tarea fácil. Leer la introducción me ayudó a comprender cómo se puede traducir una novela en verso y saber algo más de la vida de Pushkin

21 ago. 2013

The Orphan Master's Son de Adam Johnson


Poco antes de Sant Jordi salió el ganador del premio Pulitzer de este año, The Orphan Master's Son (El hijo del maestro de huérfanos) de Adam Johnson. No conocía nada del autor pero decidí arriesgarme, principalmente porque creo que he leído muy poca literatura estadounidense y escasos premios Pulitzer. 

Ante todo, debo avisar de que se trata de una reseña corta, siento no poderme extenderme más en la crítica del libro, pero es que realmente se trata de un punto de vista muy personal y no está sujeto a muchas razones que se puedan comentar.
Tras este comentario quizás ya sospecháis que no he disfrutado mucho con este libro, y tenéis mucha razón. 
La historia se sitúa en Corea del Norte en la actualidad. El protagonista es Jun Do, un joven miembro del ejército de Corea del Norte al que le pasan todo tipo de desventuras. Sus peripecias tienen origen en el día en que se llevaron a su madre, debido a su belleza, a la capital, Pyongyang, y su padre pide trabajar como director de un orfanato. Por esta razón todo el mundo piensa que Jun Do es un huérfano, y lo tratan con el desprecio que le corresponde. 
El principio de la novela no me disgustó, uno ve como funciona el servicio secreto-militar de este país, el tipo de cosas que hacen y el sin-sentido de sus misiones. Un poco más adelante Jun Do es relegado en un barco pesquero con la misión de escuchar las transmisiones por radio nocturnas de los barcos y submarinos enemigos. Entonces es cuando realmente más del régimen se da a conocer. Bueno, quizás no más información, pero sin duda más del ambiente que se respira, bastante asfixiante, con el miedo constante a que las 'autoridades' puedan venir y, por cualquier motivo inventado, pueden llevarte a un campo de trabajo donde probablemente no se puede sobrevivir más allá de unos pocos meses. El autor hace especial énfasis en la dualidad entre verdad y mentira, como los protagonistas de la historia tienen que inventar un relato para justificarse. En este caso no es un relato que deba parecer verídico, si no una historia que se pueda utilizar para fines políticos, o para cualquier cosa que pueda interesar a los altos mandatarios. Sin duda ésta fue una de las partes en las que más disfruté. Pero la verdad es que luego todo se me hizo muy pesado y aburrido. No entendía muy bien el propósito de por dónde iba la trama, no veía muy bien qué más quería aportar el autor. No puedo dar muchas razones. El estilo de Adam Johnson era muy decente, es un buen escritor, los personajes estaban bien, con cada uno sus características, pero simplemente... nada, no me decían nada de nada.
Respecto a cuanta verdad hay sobre Corea del Norte, no lo puedo decir. He mirado por Internet y no parece que el autor haya viajado allí, quizás se habrá informado a través de otros que sí han estado, pero en todo caso no puedo responder de su veracidad.
Ni yo misma puedo entender ni razonar lo que me ha pasado con este libro, simplemente ha sido superior a mí y realmente me ha costado físicamente acabar éste libro. Normalmente leer no me parece una obligación, por muy testaruda que sea y quiera llegar hasta el final de una historia, pero en este caso es lo que me ha parecido, como algo difícil de soportar.

En fin, esto no quiere decir que a vosotros no os guste, he visto muchas buenas reseñas por ahí y no en vano tiene el premio Pulitzer. Pero simplemente no es una novela para mí. 

18 ago. 2013

Nuevo en mi estantería #17: Libros de Nueva York

¡Hola!
Si habéis estado leyendo últimamente el blog sabréis que he estado las dos primeras semanas de éste mes en la ciudad de Nueva York. Como no, he aprovechado mi estancia para visitar librerías de segunda mano y todos los stands que hay en las calles – es increíble el número que hay, incluso había uno en frente de dónde estaba todos los fines de semana! Pero principalmente mi fuente de compra de libros han sido las librerías de segunda mano, en especial Mercer Street Books, que si alguna vez visitáis la ciudad os recomiendo que paséis por allí, es todo un deleite.
Obviamente fui a Strand, pero mientras que antes casi todos los libros eran de segunda mano, ahora la mayoría están al exterior de la tienda. De todas formas, se pueden encontrar grandes ofertas allí, como un libro de tapa dura por unos €5,5.

  • Four Major Plays de Henrik Ibsen. Lo encontré por 48¢ en Strand, y, bueno, como tenía The Wild Duck y A Doll House (a parte de otras dos que no conozco) pues me fue imposible resistirme. No suelo leer mucho teatro – y, aunque me gustaría, tampoco voy demasiado a ver representaciones – pero siempre me llevo buenas sorpresas.
  • The Samurai de Shusaku Endo. Sigo con ganas de conocer la literatura japonesa y El Samurái es un clásico que me resultaba imposible encontrar en España. Es una novela de ficción histórica que trata de los primeros japoneses que visitaron Europa, un tema interesante, ¿no?
  • The Magnificent Ambersons de Booth Tarkington. Descubrí este libro al saber que Orson Welles (el director de películas como Ciudadano Kane o Sed de Mal) había hecho una adaptación de ésta novela. De por sí también tiene méritos propios, ganó el premio Pulitzer. Es la segunda parte de The Growth Trilogy, no he leído la primera parte (no creo que sea necesario) y depende de qué me parezca la novela decidiré si leer los otros dos libros. Está situada a principios de siglo XX en Estados Unidos y trata de la familia Amberson, unos ricos aristócratas que derrochan y viven en el exceso, incapaces de ver que el mundo está cambiando y que su modo de vida está en vías de extinción.
  • A View of the Harbour de Elizabeth Taylor (no la actriz, si no una escritora con el mismo nombre).También descubrí a esta autora a través de una película, Angel, que aún no he visto y está basada en una de sus novelas. Sinopsis de GoodReads: En un pequeño pueblo de la costa inglesa, durante los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, surge la atracción entre Robert (el marido de una popular escritora de novelas melodramáticas) y Tory, una solitaria divorciada cuyo hijo estudia en un internado. 

  • Middlesex de Jeffrey Eugenides hace siglos que oigo hablar de éste autor y que veo sus novelas en los estantes de todas las librerías que visito. He aprovechado mi viaje a Nueva York para hacerme con dos de sus novelas por un módico precio y así descubrirle. De nuevo, la primera vez que oí hablar de él fue a través de la adaptación a la gran pantalla de una de sus novelas, Las vírgenes suicidas, de la mano de Sofia Coppola (que también ha dirigido Marie Antoinette y más recientemente The Bling Ring). Middlesex le valió el Pulitzer – está situada en los USA de mediados de los 70, y no he querido saber más sobre la novela. 
  • The Marriage Plot (La Trama Nupcial en castellano)  de Jeffrey Eugenides, es su novela más reciente. También situada en los USA, una década más tarde, trata sobre un triángulo amoroso entre universitarios: una chica que estudia literatura inglesa, un estudiante de ciencias y otro de teología, y cómo los tres plantan cara a la realidad frente a lo que han aprendido en la universidad. 
  • The Troublesome Offspring of Cardinal Guzman de Louis de Bernières. Es la tercera parte de la Trilogía Latinoamericana, de la cuál ya leí la primera parte The War of Don Emmanuel's Nether Parts y que me encantó. Compré la segunda parte en abril y aquí no me he podido resistir a completarla. 
  • Winter's Tale de Mark Helprin. Creo que tendré que decir cuando una película no me ha llevado a un libro, aunque suelo evitarlo por todos los medios, sin mucho éxito al parecer. Supe de este libro al saber que Jessica Brown Findlay – la que fue Sybil Crawley en Downton Abbey – participaba en su adaptación al cine junto a Russell Crowe y Colin Farrell. Nueva York está sometida a vientos del ártico, noches oscuras, y luces blancas. Una noche de invierno, Peter Lake, huérfano y mecánico, intenta robar una mansión – que se parece más a una fortaleza – en el Upper West Side. Aunque cree que la casa está vacía, la hija de la familia está en casa. Así empieza una historia de amor entre Peter Lake, un ladrón irlandés de mediana edad, y Beverly Penn, una joven muchacha, que se está muriendo. Peter Lake, un hombre sencillo y sin mucha educación, debido a este amor que al principio ni él mismo logra comprender, se ve llevado a parar el tiempo y resucitar a los muertos. Su lucha, en una ciudad dónde nunca se apagan las luces, con su propia energía y asediada por un invierno sin precedentes, es una de las historias más bellas y extraordinarias de la literatura americana.
  • The Buddenbrooks de Thomas Mann. Tras leer The Forsyte Chronicles de John Galsworthy me he aficionado a las sagas familiares y esto me ha llevado a querer leer un equivalente americano – The Magnificent Ambersons – y alemán. Fue publicado en 1900, cuando el autor tenía tan sólo 25 años, y trata de cuatro generaciones de una familia burguesa en Alemania del norte. 
  • Notes from the underground y The Double de Fyodor Dostoyevsky. Desde que leí Crimen y Castigo que he querido leer algo más de Dostoyevsky, y por el momento sigo sin atreverme con Los hermanos Karamazov, por lo que he optado por estas dos novelas cortas. Notas desde el subsuelo trata de un hombre común que rehusa participar en un mundo parecido a un hormiguero y cómo esto le lleva, poco a poco, a llevar una existencia en el 'subsuelo' de la sociedad. 

  • The Robber Bride de Margaret Atwood. ¡Me encanta ésta autora! En casa aún tengo por leer Alias Grace y La mujer comestible (que la adorable Polly me regaló), pero... libros de tapa dura a 5,5€ de una de tus autoras favoritas... ¡es algo imposible de resistir! Durante una salida por Toronto tres amigas se encuentran con Zenia, una antigua compañera de clase que creían muerta. Zenia, en el pasado les había robado, uno por uno, sus respectivos pretendientes. Las había engañado contándoles una versión diferente de su vida, hecha a medida para cada una de las tres.
  • Cat's Eye de Margaret Atwood. Tras una larga ausencia, la pintora Elaine Risley vuelve a Toronto, ciudad donde pasó los años de su primera adolescencia, para presentar una exposición retrospectiva de su obra. Deambular por las antiguas y ahora transformadas calles de la ciudad, ya cumplidos los cincuenta años, y buscar caras conocidas entre los rostros de los viandantes reaviva en su memoria las imágenes de la infancia. Elaine observa desde la distancia establecida con el paso del tiempo aquellas experiencias, sobre todo la relación intensa y humillante con su amiga íntima Cordelia.
  • As I Lay Dying de William Faulkner. Aún no me he leído The Sound and the Fury que me regalaron por mi cumpleaños y he comprado otra novela de éste autor americano, lo mío no tiene solución. Acabo de leer la trama y parece bastante oscura y depresiva: Relata la peripecia de una familia pobre, los Bundren, que recorren los parajes rurales del Sur con el cadáver de la esposa y madre de la familia en un ataúd para enterrarla en una parcela de su propiedad.
  • The Winter of our Discontent de John Steinbeck. Me encantó Las uvas de la ira y, a falta de encontrar Al Este del Edén, he decidido comprar ésta novela de éste gran autor americano. Ethan Allen Hawley, descendiente de una antigua familia de orgullosos peregrinos y capitanes de barco de Nueva Inglaterra, ya no tiene ni el dinero ni el espíritu emprendedor de sus antepasados. Marcado por el fracaso, trabaja como dependiente en un colmado que había pertenecido a su familia, pero su mujer y sus hijos, que no comparten su resignación, echan en falta las comodidades que él no les puede dar. Cuando una serie de inesperadas circunstancias despiertan su ambición, Ethan se embarca en una arriesgada empresa y deja a un lado sus escrúpulos.
  • Angle of Repose de Wallace Stegner. Éste libro lo he conocido a través de GoodReads y supuestamente también es un clásico de la literatura norteamericana ganadora del premio Pulitzer. Confinado a una silla de ruedas, Lyman Ward, un historiador jubilado, decide escribir la increíble historia de sus abuelos, haciendo una crónica de los días que pasaron tallando una civilización en la superficie de la frontera oeste de América. Pero su búsqueda le revela más cosas sobre su propia vida de lo que está dispuesto a admitir.
  • Despair de Vladimir Nabokov. Siempre he sentido curiosidad por éste autor, pero no por su obra más conocida, Lolita y una amiga mía que estudia Literatura me recomendó éste libro junto a Pale Fire, que compraré algún día muy lejano cuando haya leído todo este montón. Trata de la historia de Hermann, un hombre que lleva a cabo el crimen perfecto, su propio asesinato. Y esto es todo lo que pone, todo muy misterioso.
Buf, ¡al fin he acabado con éste IMM! Creo que es el más largo que he hecho, y espero que no haya ningún otro que lo supere (por el bien de mis finanzas). ¿Conocéis alguno? ¿Os ha picado la curiosidad?

16 ago. 2013

New York, New York (3)

Vista del distrito financiero de NY desde Governor's Island, una isla donde no están permitidos los coches y dónde básicamente hay sólo hay un puñado de casas y grandes praderas dónde hacer picnics e ir en bici. 
No me puedo creer que mañana ya sea mi último día en Nueva York... Volver a España significa empezar a pensar en el trabajo de fin de grado, en la proximidad de cuarto curso (qué rápido se acostumbra una a no tener responsabilidades)... no, realmente preferiría quedarme aquí comiendo bagels.
Central Park
Estos últimos días han sido bastante tranquilitos habiendo visto ya todos los museos y visitado las principales atracciones turísticas. Bueno, de hecho, no he ido a la estatua de la Libertad ni he subido a lo alto del Empire State Building ni nada por el estilo, no les veo interés. Tampoco he ido a ninguna obra de Broadway. Por dos razones: 1) La temporada empieza en septiembre y ahora la mayoría de musicales son un poco pastelosos y casi no hay obras de teatro; 2) para las obras interesantes, los precios son exhorbitantes, lo más barato siendo $150 (unos €112). A lo que sí me hubiera gustado ir es a Shakespeare in the Park, una compañía de teatro representa una obra de Shakespeare (en este caso es Love Labour's Lost) en un teatro en medio de Central Park y la entrada es gratuita. Quizás porque me daba pereza perder cuatro o cinco horas por la mañana haciendo cola, o porque la obra tampoco me llamaba mucho la atención, pero lo he dejado pasar.
Quizás lo más 'turístico' que he hecho ha sido caminar a lo largo del puente de Brooklyn tras pasear por DUMBO – District under the Manhattan Bridge overpass. Se trata de una zona que hace pocos años que existe, es decir que es transitable. Es un lugar al borde del río Hudson, con una playita incluída (aunque yo no me bañaría en ese río nunca), ajardinado, con un parque de juegos y un carrusel para venir con los niños. Durante los fines de semana, al mediodía, también hay un mercadillo de comida al que (desgraciadamente) no he podido ir.
Puente de Brooklyn
También he ido a visitar los claustros europeos de la colección del Metropolitan que están dentro del parque Tryon, bastante arriba de Manhattan. Aunque siendo europea los claustros no sean una gran novedad para mí, es curioso ver cómo han, literalmente, trasladado piedra por piedra claustros e iglesias de distintos lugares y periodos y los han juntado cuál puzzle.
Luego lo que he hecho ha sido básicamente pasear. Creo que he hecho gran parte de la 5ª, 6ª, 7ª y 8ª Avenida y las Avenidas de Broadway y Lexinton. Es curioso ver cómo va cambiando el estilo de la calle y de los comercios a medida que subes Manhattan, desde un entorno que recuerda más a las ciudades europeas en Downton, pasando por las grandes sedes de empresa y tiendas carísimas en Midtown (en general no hay gran cosa de interés en esa área a parte de Times Square y los Museos), luego áreas más residenciales, y cómo eso se va convirtiendo en Harlem, un barrio mucho más pobre. Y si luego vas hacia el oeste vuelves de nuevo a un barrio rico, cerca del campus de la Universidad de Columbia.
El Luna Park en Coney Island 
Y mientras voy caminando creo que no ha habido día en el que no me haya encontrado un stand de libros de segunda mano... la mayoría de veces he resistido la tentación de ni siquiera mirar qué tienen. Estoy haciendo la maleta y, sorprendentemente, creo que me va a caber todo sin gran dificultad por lo que mañana aprovecharé para visitar una maravillosa tienda de té en Bleecker Street. Antes de hablar de mi odisea de compra de tés, tengo que dejar claro que Bleecker es sin duda mi calle favorita de Nueva York. Está llena de cafés y bares en las que actúan músicos cada noche, hay librerías pequeñas y acogedoras, coloridas tiendas de ropa, restaurantes y tiendas de comida de todo tipo y para todos los bolsillos, y cada vez que paso por ahí veo algo nuevo.
Times Square
Al llegar a Nueva York tenía en mente comprar algo de té y durante mis caminatas he visto varias tiendas, que normalmente también sirven bebidas y pastelería, pero todas carísimas. Pensaba que, tras haber empezado una guerra con Inglaterra por los impuestos sobre el té, aquí los precios serían más modestos. Debo admitir que la variedad de tés – tanto en bolsas como en granel – es infinitamente mayor a la de España, pero aquí lo que no es Twinings se vende a un mínimo de $9 dólares por bolsita. Hay tiendas de té a granel muy fancy, con una gran variedad de sabores, pero que van desde 8 a 15 dólares... 50 gramos, es decir casi nada.
Sin embargo en Bleecker he encontrado una pequeña tienda dónde también venden café de todo el mundo, en la que los precios son ideales y sigue habiendo muchísima variedad. Mañana me acercaré a ver qué encuentro. Y siento toda la charla sobre el té, es mi otra pasión junto a los libros!
Oh, y en un par de días haré el IMM de Nueva York!

14 ago. 2013

Reto Desafía tu estantería: check-in #3


Ya han pasado casi dos semanas desde el último check-in, que está teniendo tanto éxito como el primero (yuhu!), pero dije que lo haría así que no importa cuánta gente lo siga, seguiré con mis preguntas del reto.
No es obligatorio hacer este post ni contestar todas las preguntas. Sólo que si lo hacéis os agradecería que me enviaseis el link :) 
Y si hacéis reseñas de los libros del reto podéis dejarlos aquí, sin necesidad de comentar en la entrada.

1. ¿Cómo llevas el reto? ¿Has avanzado mucho?
2. En general o cuando lees libros largos, ¿sueles leer más de un libro a la vez? Si es así, ¿cómo lo compaginas?
3. ¿Tienes un eReader? ¿Por qué? ¿Prefieres leer libros largos en formato electrónico?
4. ¿Cuál es tu personaje favorito de los libros que has leído para el reto?


Mis respuestas:
1. ¿Cómo llevas el reto? ¿Has avanzado mucho?
La verdad es que no me puedo quejar, desde el último check-in he leído The Little Stranger de Sarah Waters – que entra dentro del reto por los pelos, 501 páginas – que me ha parecido una lectura muy entretenida e ideal para el verano. Ahora estoy con Wolf Hall de Hilary Mantel que espero terminar antes de volver de Nueva York! Quizás empiece otro libro de 500+ páginas durante el vuelo o prefiera una lectura más corta, con los libros que me he comprado tengo dónde escoger. 

2. En general o cuando lees libros largos, ¿sueles leer más de un libro a la vez? Si es así, ¿cómo lo compaginas?
Por regla general, no. A finales de 2012 intenté compaginar lecturas pero me es imposible. A veces cuando leo libros de economía suelo también tener cerca algún libro de poesía o de teatro por si necesito distraerme un rato, pero soy incapaz de leer dos novelas a la vez. Cuando leo intento meterme el 100% dentro de la historia y no puedo lograr esto leyendo dos a la vez. Además, realmente no podría leerlos simultáneamente y decidir cuál leer en cada momento, me parecería estar 'traicionando' a uno u otro. 

3. ¿Tienes un eReader? ¿Por qué? ¿Prefieres leer libros largos en formato electrónico?
Tengo un eReader por herencia casi, lo uso ocasionalmente aunque me gustaría poder sacarle más provecho, sobretodo en lo que se refiere a clásicos. Ahora que estoy de viaje debo decir de que tener un eReader tiene sus ventajas, y estuve pensando en dejar a un lado los libros en formato papel que tenía pendientes pero... seguramente porque veo físicamente los libros de mi estantería siento más presión para acabar estos que los que tengo en el ordenador. 
A parte de esto, realmente me gustan los libros como objeto y me gusta ir a las librerías o bibliotecas en su búsqueda, es un placer en sí mismo. 

4. ¿Cuál es tu personaje favorito de los libros que has leído para el reto?
Hmmm seguramente optaría por el trío de Robespierre, Danton y Desmoulins de A Place of Greater Safety de Hilary Mantel. En mi opinión me pareció que los retrataba muy bien, y la interacción entre los tres, cómo evoluciona a lo largo del tiempo, como sus personalidad chocan, me encantó. Otro candidato sería Julien Sorel, el protagonista de Rojo y Negro de Stendhal, un joven de familia pobre que es muy ambicioso y está dispuesto a todo para adentrarse en la alta sociedad, cuyos miembros desprecia. Es alguien que puede ser a la vez mezquino e infinitamente amable, cruel y sensible, muy inteligente y corto de vistas para algunas cosas, sus pasiones le pueden.

1. Esther

13 ago. 2013

The Classics Spin #3


¡Hola!
Éste próximo lunes el Classics Club – un grupo formado por lectores que están interesados en leer 'clásicos', en el sentido amplio de la palabra, de la literatura – organiza el 'Classics Spin' por tercera vez. Participé en la primera leyendo Down and Out in Paris and London de George Orwell, en su segunda edición los estudios me impidieron apuntarme, pero ahora que es verano tengo muchas ganas de volver a hacerlo! 
Básicamente tienes que hacer una lista de 20 libros que tengas para el reto (si queréis más información id aquí o aquí). Puedes escoger los que quieras pero los organizadores sugieren esto: cinco libros que 'temes' leer, cinco libros que no puedes esperar a leer, cinco libros que te son 'neutrales' y otros cinco libros de lo que quieras (autor preferido, relecturas, etc). En mi caso simplemente los escogeré al azar.
El día 18 se publicará en el blog un número, y se tiene que leer el libro con el número correspondiente, el límite de tiempo es el 1 de octubre.
Ésta es mi lista:


                                                           Cinco libros que 'temes' leer
Tess of the D'Urbevilles de Thomas Hardy
                                                    Angle of Repose de Wallace Stegner
                                                       L'homme qui rit de Victor Hugo
                                              The Makioka Sisters de 
                                         The Magnificent Ambersons de Booth Tarkington
                                                              Cinco libros que quieres leer
End of the Chapter (The Forsyte Chronicles #3) de John Galsworthy
La peste de Albert Camus
                                            The Sound and the Fury de William Faulkner
                                                     David Golder de Irène Némirovsky
Ficciones de Jorge Luis Borges
Cinco libros que te son neutrales
 Saturday Night and Sunday Morning de Alan Sillitoe
Far from the Madding Crowd de Thomas Hardy
La Maison du Silence de Orhan Pamuk
                                            Son Excellence Eugène Rougon de Émile Zola 
La Terre de Émile Zola
Cinco libros al azar
The Samurai de Shusaku Endo 
The Enchanted April de Elizabeth Arnim
The View from the Harbour de Elizabeth Taylor
Rayuela de Julio Cortázar
Despair de Vladimir Nabokov

11 ago. 2013

New York, New York (2)

Hola de nuevo!
Sigo en la gran manzana y estos días he estado bastante ocupada, ¡he visitado un montón de lugares!
El edificio histórico de la NYPL
Primero fue la New York Public Library, que es realmente 'pública, ¡hasta yo puedo hacerme miembro! Es un edificio gigantesco – y además tiene muchísimas otras sedes en todo Manhattan – y precioso, de estilo clásico. Me apunté a un tour guiado que nos contó la historia del lugar y todos los archivos que tienen. Por ejemplo, en su colección hay desde una primera edición de la Biblia de Gutemberg hasta los papeles de Virginia Woolf o Truman Capote. Visité un par de salas de lectura, decoradas con cuadros del siglo XIX o principios del XX y luego seguí paseando un poco por los pasillos. Quise comprarme algo de la tienda pero todo era carísimo! De vuelta paseé por Bryant Park, un maravilloso lugar donde hay un lugar de lectura, con estanterías con clásicos a la disposición de cualquier pasante.

El interior de una sala de lectura
Al día siguiente fui al Metropolitan Museum, otro museo gigante, el principal de New York, y además las entradas son por contribución voluntaria – es decir que puedes pagar lo que quieras, o incluso entrar gratis. Tiene dos pisos principales en las que hay colecciones de arte egipcio, griego, romano, del medio-oriente, asiático, africano, norte-americano y europeo (medieval, renacimiento, y básicamente hasta la primera mitad del siglo XX). Ésta vez las piezas griegas o egipcias no me llamaban especialmente la atención, aunque pasé fugazmente por ambos, fijándome en el templo que trajeron desde Egipto, pieza por pieza. Pero decidí concentrarme en la parte de arte europeo.

 Una gran parte de la colección es de 'artes decorativas' es decir: mesas, sillas, joyas, relojes, estatuas, etc. Hay salas enteras que parecen sacadas de un palacio francés del siglo XVIII, con puertas y techo incluidos, era simplemente increíble. En la parte de arte medieval también es muy extensa, desde vidrieras de iglesias, pasando por altares, rejas de iglesias, iconos, de todo y mucho. Y por supuesto está la parte de arte europeo desde el renacimiento hasta el siglo XX que es simplemente una maravilla. ¿Sabéis esos cuadros que siempre salen en los libros de Historia o de Arte? Pues ahí encontraréis un montón. En serio, debí estar como más de la mitad del tiempo con la boca abierta mientras paseaba por ese museo. De hecho, creo que es el que más me ha gustado, y ahora que lo conozco más me gustaría volver para ver más a fondo las partes que más me interesaron. 



Three Lives & Co
El día siguiente decidí ir a comprar libros. Me levanté temprano y fui a mi primer objetivo: Three Lives & Company, que resultó no abrir hasta las 11. Sorprendientemente, éste es el horario habitual de las librerías en Nueva York... Después de perderme un rato llegué hasta Mercer Street Books, una maravilla para quiénes buscan libros de segunda mano, aunque también tienen algunos nuevos, pero no constituyen una parte muy importante. En general los precios son muy asequibles y sin duda mucho más bajos que en España, aunque sea sólo por el tipo de cambio. Me lo pasé genial rebuscando entre los montones de libros y las estanterías, quizás le eche otro vistazo antes de irme. 
Luego fui a Housing Works Bookstore, que pertenece a la organización sin ánimo de lucro Housing Works, que se dedica a ayudar a los enfermos de SIDA y a los que no tienen techo, entre otras cosas. Es un lugar súper agradable, hay un montón de estanterías por todas partes, los trabajadores son todos voluntarios con quién se entabla fácilmente conversación, y al final del local hay una cafetería donde te puedes sentar tranquilamente a leer. 

 



 




Por la tarde fui a lo que antes era la meca de los libros de segunda mano, The Strand. La última vez que fui a NY, hace cinco años, había gangas por todas partes en esa librería, ahora los libros a $1 o $2 se concentran en el exterior de la tienda. Por ejemplo, encontré todos los libros de The Forsyte Saga de John Galsworthy por $1 cada uno y lo mismo con El castillo soñado de Dodie Smith. Os dejaré en suspense sobre los libros que me he comprado... sólo os diré que hay muchos! Esperaré a que acabe mi viaje a esta maravillosa ciudad para hacer un IMM larguísimo. 
Oh, el otro día iba paseando por la calle y me encontré a Arthur Darvill, el actor que encarnaba a Rory Williams en las últimas tres temporadas de Doctor Who, aún no me he recuperado del shock. 
En unos días otra nueva entrega, ¡nos vemos!


6 ago. 2013

New York, New York (1)

Vistas desde el ferry de Brooklyn a Manhattan

¡Hello!
Llevo tan sólo cuatro días en la gran manzana y parece que hayan pasado semanas, no porque me esté aburriendo si no porque ya he hecho un montón de cosas!
El primer día me dediqué a merodear por los alrededores del piso en el que estoy viviendo, en el Village, cerca de Washington Square.
Mi calle favorita por el momento es Bleeker Street, es bastante estrecha y muy larga. En ella hay un montón de tiendas curiosas: tiendas de vinilos antiguos a 5$, salones de té modernos (y caros), tiendas de ropa vintage, ¡sitios de tapas!, puestos de comida de todo tipo, etc. Realmente cada vez que paseo por allí descubro algo nuevo. Otro de los grandes encantos de ésta zona y del Downtown en general es que en todos los parques (y en muchos de los bares) hay siempre música en vivo, sea grupos de jazz, blues, rock, clásica o étnica, no hay momento en que no puedas acompañar un paseo tranquilo por una agradable melodía de fondo.
En Central Park tomándome un descanso
Y la comida... no me extraña que haya obesidad en éste país porque hay un montón de puestos de comida por todas partes y de todo tipo. En serio, es difícil resistirse a nada cuando cada cinco metros de vas encontrando con un puesto de cupcakes, de zumos, de hot dogs, de kebabs, de trozos de pizza a 2$, y todo tipo de comida. Es una tentación muy grande.

Yo no soy mucho de golosinas, pero quiero comprarme una bolsa de M&M's en honor a mi infancia y una barra de chocolate Hershey's en honor a la sexta temporada de Mad Men. Eso sí, he estado desayunando cereales (y algunas galletas) estos días y madre mía llevan como el 2000% más de azúcar que en España. Y cómo no también he probado los bagels, una vez acompañados de crema de cacahuete y otro con tomate y brotes de soja.

Mañana voy a ir a desayunar a un diner, dónde normalmente se comen cosas como pancakes, huevos fritos o bacon. ¡Voy a volver hecha una bola! Pero todo está demasiado rico como para decir no.
Y sigo hablando de comida! He ido a Brooklyn, a la zona de Williamsburg, que se ve que es la más trendy ahora mismo, dónde van todos los hipsters. Se notaba por la cantidad de tiendas de ropa vintage a precios exorbitantes, pero el barrio es bastante agradable de por sí. Fui allí con un amigo porque hay un food market. Se trata de que varios restaurantes de Nueva York traen un stand dónde puedes comprar algunas de las cosas que cocinan por precios que van desde los 3 a los 10 dólares, fancy que sea el lugar). Sobra decir que me puse las botas, y tengo muchísimas ganas de volver!
Vista desde el High Line, unas vías de tren reconvertidas en
paseo ajardinado en medio de Manhattan.
dependiendo de la cantidad (y de lo
Pero no todo ha sido comida – aunque ha supuesto gran parte de mi disfrute –, también he ido a museos. De momento he ido a dos, la colección de arte Frick y la galería Neue, situadas ambas en Uptown, cerca de Central Park. La primera es una colección de arte privada con obras de todo tipo, desde los famosos retratos de Thomas Cromwell y Thomas More, pasando por un Velázquez y un Goya, hasta varios cuadros de Turner. Además el edificio en sí es precioso, por dentro hay salas que parecen sacadas de la Francia del siglo XVIII, con paredes pintadas con estampas del rococó de la época, como esto. Entré y salí con una sonrisa en los labios. La galería Neue está especializada en arte alemán y austríaco, pero básicamente hay algunos cuadros de Klimt y Schiele (bastante impresionantes por cierto) y muebles del movimiento bauhaus, que bien podrían estar en cualquier catálogo actual.
Hoy he intentado ir de compras, pero en mi zona todo es terriblemente caro!
En el futuro tengo planeado ir al Metropolitan, al MoMA, al Central Park, y, por supuesto, arrasar en las librerías de segunda mano!

2 ago. 2013

New York, New York! – Antes del viaje

Después de ver la sexta temporada de Doctor Who visitar la estatua de la Libertad
no me hace tanta gracia como antes don't blink

¡Hola!
Cuando leáis esto yo llevaré un día en la gran manzana! Ahora que estoy aún en Barcelona, preparando la maleta, a penas puedo contenerme de la emoción!!!!
En fin, estos días (hasta el 18) me los pasaré fuera, en la ciudad, descubriéndola y pasándomelo muy bien. Por esto no habrán muchos posts. Seguramente escribiré algún que otro post sobre mis aventuras por esta maravillosa ciudad.
No me acuerdo de la última vez que tuve jet-lag pero sé que tras un vuelo Barcelona-Londres seguido por un casi inmediato Londres-Nueva York (mi mayor miedo es que el avión no llegue a tiempo a Londres) estaré exhausta y aún así llegaré hacia las 16h, por lo que tendré que mantenerme en pie unas seis horas más... ¡seguro que la adrenalina lo consigue!
Bueno, espero que vayan bien las vacaciones... ¡yo me voy al otro lado del charco! Aquí os dejo con un par de canciones que me recuerdan a Nueva York :)




1 ago. 2013

Reto Desafía tu estantería: Check-in #2

¡Bienvenidos/as al segundo check-in del reto! Por si es algo nuevo para vosotros, a finales de junio me desafié a leer entre 3 y 5 libros de más de 500 páginas este verano (hasta el 30 de septiembre). Para ver cómo lo lleváis y para que los participantes del reto también sepan que están leyendo los otros he pensado en hacer un 'check-in' cada dos semanas. Quiero resaltar que, ante todo, no es obligatorio, es algo que podéis hacer si os apetece!

Antes de empezar con las preguntas, os quiero recordar que si ya habéis leído y reseñado algún libro del reto, os paséis por el directorio de reseñas y pongáis vuestro link :)

Sin más dilación, ¡empezamos!

1. Como que el primer check-in fue algo prematuro, si quieres puedes responder cualquier pregunta que quieras del post anterior!

2. ¿Cómo llevas el reto? ¿Has acabado algún libro? ¿Tienes pensado el siguiente que vas a leer?

3. Si lees libros largos, ¿cambia en algo tu rutina lectora? ¿Lees más horas al día o simplemente tardas más en acabarlo? ¿Eres un/a lector/a impaciente?

4. ¿Escuchas música cuando leéis? En cualquier caso, pon el vídeo de la canción que más estás escuchando últimamente.

Si hacéis el post, no os olvidéis de pasar por aquí y poner el link, ¡os apuntaré en la lista!
De nuevo, tenéis hasta el siguiente check-in – mediados de agosto – para hacerlo!


Mis respuestas

1. ¡Ya hice el check-in!

2. Estoy muy contenta de como estoy avanzando el reto. El último libro que he leído para este reto ha sido The Orphan Master's Son de John Adams, ganador del premio Pulitzer de este año, y que no me ha gustado nada de nada... ¡cosas que pasan! Quizás hubiese sido mejor si fuese más corto... o quizás no!
Cuando se publique éste post estaré volando hacia Nueva York (¡yay!) y a ésta ciudad me he traído tres libros del reto, que no sé si conseguiré leer, pero al menos en el avión tendré bastantes horas por delante: The Little Stanger (El pequeño extraño) de Sarah Waters, Le Rouge et le Noir (El rojo y el negro) de Stendhal y Wolf Hall (En la corte del lobo) de Hilary Mantel.

3. Yo sin duda me propongo leer más a lo largo del día, pero rara vez lo consigo. Realmente soy alguien muy impaciente, no estoy tranquila cuando veo que tengo un libro encima de mi mesa de noche demasiado tiempo – demasiado es una medida relativa y subjetiva al libro, en algunos, aunque raros, casos, me tomo mi tiempo. Por esta misma razón me dejo los libros largos para verano.

4. Tan sólo ocasionalmente escucho música mientras leo, básicamente porque no puedo prestarle la atención que se merecen a ninguno de los dos. Hay excepciones. Cuando leí Suave es la noche de Fitzgerald o París era una fiesta de Hemingway no pude evitar poner un poco de charleston mientras leía.






Participantes:

1. Ester                     2. Lidia Casado
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...