11 jul. 2013

Boardwalk Empire (Temporada 1)


Desde que se estrenó esta serie en 2010 que ha estado en mi lista de pendientes. No sólo por el hecho de que fuera una ficción histórica producida por la HBO, si no porque además el episodio piloto fue dirigido por ni más ni menos que Martin Scorsese
Pero entre unas cosas y otras no pude ponerme a ver la serie hasta mitades de este trimestre...

La serie empieza con el inicio de la Ley Seca o la Prohibición en enero de 1920. Fue una Ley impuesta en los Estados Unidos a nivel federal, por la cuál estaba prohibido vender bebidas alcohólicas. Esta ley duró hasta 1933. ¿Acabó esto con el consumo de alcohol en los Estados Unidos? Rotundamente no. Hay hombres que saben ver – y aprovechar – una oportunidad cuando la ven. Uno de ellos es Nucky Thompson (Steve Buschemi, Reservoir Dogs, Fargo) – un self-made man, tesorero
de la ciudad de Atlantic City, y que ha sabido tejer una red de corrupción a su alrededor que le permite controlar todo lo que ocurre en la ciudad y más allá. En efecto, teniendo dinero y contactos, ¿qué puede ser más beneficioso que organizar una red de contrabando de alcohol? En un santiamén Nucky tiene puesto en marcha el negocio y todo parece ir de perlas, pero pronto le surgirán problemas.
Primero, a raíz de un 'diminuto contratiempo' de su protegido, Jimmy Darmody (Michael Pitt), que acaba de volver de luchar en la Primera Guerra Mundial y sufre secuelas que no quiere admitir. Esto le hace entrar en guerra con Arnold Rothstein (Michael Sturhlbarg), su 'media naranja' neoyorkina (e inculpado de amañar las World Series de béisbol, y de world no tienen nada ya que sólo participan equipos estadounidenses, pero esto no viene al caso). 
A raíz de este encontronazo – que genera su buena porción de violencia – llega a la ciudad el agente Nelson Van Alden (Michael Shannon) y su ayudante, el agente Sebso. 
Además, un grupo de italianos, los hermanos D'Alessio, querrán robarle el negocio a Nucky cuando aún no saben jugar lo suficientemente bien a éste peligroso juego.
Finalmente, no todo son guerras de poder y politiqueos – puesto que éste es un año de elecciones y Kelly Mcdonald, The Decoy Bride, State of Play) irrumpe en la vida de Nucky. Tras la muerte de su esposa hace ocho años éste sólo a querido mantener affaires con mujeres que 'calladas están más guapas' y, en general, sin muchas luces, como es el caso de Lucy Dazinger (Paz de la Huerta). En cambio, Margaret Schroeder es una mujer inquieta, leída, aunque humilde y pobre, pero que no dudará en pedirle explicaciones a Nucky, a no limitarse a sonreír y asentir. 
Nucky Thompson quiere asegurarse de que hombres bajo su influencia ocupen lugares de poder –, una joven madre de dos hijos (
Además hay bastantes tramas paralelas al rededor de cada personaje principal que acaban de completar este pequeño gran universo de Atlantic City.
Ésta temporada me ha parecido bastante entretenida... pero más desde un punto de vista de los personajes que de la 'acción' en sí. Hay muchas partes de la historia que me parecían tener poco interés – por ejemplo, todo el periodo que Jimmy Darmody está en Chicago, salvo cuando se encuentra con Richard Harrow (a este personaje os dejo que lo descubráis vosotros). En cambio lo que más me fascinaba eran las relaciones entre los personajes y cómo cambiaban, o cómo poco a poco su carácter se iba descubriendo.
En mi opinión, uno de los puntos centrales es la relación ente Nucky Thompson y Margaret Schroeder. Me encanta porque ambos tienen un carácter muy fuerte – aunque inicialmente Nucky no es consciente de la fuerza que tiene Margaret – y a lo largo de la serie hay un tira y afloja formidable, de dos personas que se atraen, que intentan descubrir quiénes son y como crear una relación estable.
Luego está Jimmy Darmody. Lo que ocurre en su vida personal me importa poco, pero su personalidad, como ejemplo del efecto que tuvo la Gran Guerra sobre los jóvenes que, ingénuos, fueron pensando que sería algo dónde demostrar su honor y su valentía, y se encontraron con algo que les sobrepasó por completo.
El que completa este set de personajes complejos es el agente Van Alden. Quizás él no sea compl
ejo en el sentido de tener matices, si no en el sentido de que es un radical, un fanático. Representa esa parte de la sociedad estadounidense que es puritana – 'temerosos de Dios' como dirían ellos –, que se horroriza al ver las ciudades modernas y su libertinismo, que ven cualquier
forma de placer como un pecado. Al verse cara a cara con Sodoma y Gomorra el fanatismo de Van Alden no hacer más que ir en aumento, llevándole al límite de lo que es su deber. Es un personaje repulsivo, un reprimido y amargado y justamente por esto es tan interesante. Parece que toda su pasión la vuelca en su obsesión por acabar con el reino de Nucky Thompson.
Además, a lo largo de esta temporada vemos como es este Nucky Thompson, que debe enfrentarse a la realidad. Si quiere seguir al mando de todo ya no podrá ser a través de favores y quid pro quo, si no que deberá mojarse y empezar a emplear la violencia. En este momento de transición, y debido a su carácter (y que, francamente, puede ser bastante prepotente e insensible cuando se lo propone, a la vez que extremadamente bondadoso y tolerante) acabará haciendo más de un enemigo, algunos que ni él mismo sospecha.
En lo que se refiere a la ambientación, la HBO no decepciona. Los vestuarios son increíbles – los modelitos que lleva Nucky Thompson demuestran que sí que hay moda masculina que cambia a lo largo del tiempo y que no es nada aburrida – y siempre hay referencias a eventos históricos. Hay algunos detalles que a veces hacen toda la diferencia. Por ejemplo, en algunos capítulos aparece Al Capone – interpretado por Stephen Graham (This is England) –, se menciona a Houdini y también a Ponzi, el que dio renombre al timo piramidal.

En conclusión, Boardwalk Empire es un drama histórico bien ambientado, con buenos actores y con unos personajes muy interesantes. Aunque la trama no es que te deje sin respiración, la resolución de la primera temporada te deja con muchas ganas de seguir, dando la impresión de que, después de dejarte ver el panorama general, todo va a tambalear.

2 comentarios:

  1. OH MI ADORADA SERIE DE HBO. COMO DICEN QUE JUEGO DE TRONOS ES MEJOR.. EN SERIO? EN SERIO?

    Es genial, pero mira que si la primera te gusto, la segunda la sacará del estadio! es MARAVILLOSA.

    que decir de richard harrow ♥ que es amor infinito-

    ResponderEliminar
  2. Amo esta serie, la verdad me gustó desde el primer episodio pero ahora me ha gustado más conforme ha avanzado, me gusta mucho el tema del contrabando y cómo lo manejan con los políticos corruptos y las chicas de cabaret y los casinos, la verdad es muy buena serie, creo que es genial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...