24 abr. 2013

A Royal Affair


Soy una persona a quién le encantan los tráilers. Constituyen una de mis mayores diversiones en el cine y cuando tengo cinco minutos, siempre intento ver alguno por iTunes o en IMDB. Así fue como descubrí A Royal Affair, una película sueco-danesa que se estrenó en 2012. 

Resumen: La historia es contada por Caroline Mathilde (Alicia Vikander, Anna Karenina), una princesa inglesa que, en 1766 se casó con el rey Christian VII de Dinamarca (Mikel Folsgaard). Como era habitual en aquella época, Caroline tan sólo había visto una vez, y pocos días antes de la boda, al rey. Sólo fue al entrar plenamente en la vida matrimonial cuando se dará cuenta de que Christian tiene problemas mentales (a parte de que disfruta en exceso con la bebida y las mujeres). Entonces aparecerá Johann Struensee (Mads Mikkelsen, Casino Royale, El rey Arturo), el nuevo médico personal del rey, que pronto trabarán una excelente relación. Pero además, Caroline descubre que Johann comparte sus ideas, propias del movimiento de la Ilustración, y poco a poco se enamoran. Pero, ¿qué consecuencias tendrá esto para el reino y para sus vidas?


Opinión: Sentí curiosidad sobre esta película porque, francamente, no tengo ni la más remota idea sobre la historia de los países nórdicos. Además, esta película parecía muy bien hecha, con un actor que conocía, así que me dije, ¿por qué no? 
La acción transcurre a lo largo de nueve años, un periodo muy intenso para el reino de Prusia y para los protagonistas. El rey Christian VII está claramente perturbado pero, al ser rey, no hay forma de destituirlo para poner a alguien más competente, cosa a lo que aspira su madrastra. Éste se limita a divertirse, sea con sus perros, sea con mujeres de la calle, pero sin tomarse ningún interés por sus deberes para con su pueblo. Esto debía pasar en la mayoría de las monarquías europeas, pero quizás no todas estaban sumidas en un nivel de feudalismo tan avanzado, habiendo adoptada ya ciertas medidas propuestas por la Ilustración. En la película se nos muestra claramente la situación tan terrible en la que se encuentran las gentes del pueblo llano, que son más siervos o esclavos que otra cosa. Por ejemplo, los nobles que poseían su tierra podían torturarles a placer, sin tener que responder de ello ante ningún tribunal. También se muestra el vacío que separa a los afortunados de la corte, que viven rodeados de lujos, y el resto del mundo, que viven asediados por la miseria y la enfermedad. 
Por suerte, y esquivando la censura, las ideas de la Ilustración habían conseguido llegar a algunos miembros de la alta sociedad danesa. 
La relación entre la reina Caroline y el médico Struensee será altamente beneficiosa para el "tiers-État". Fueron ellos quiénes impulsaron reformas para modernizar el país. Y ésto fue a través de una clara manipulación del rey. ¿Es ético hacer esto? ¿Incluso si es para un bien mayor? En la película intentan no juzgar a los personajes, cosa que se agradece. No los presentan como unos héroes, se nota que su manipulación es deliberada y que sólo quieren al rey para que repita discursos memorizados y para firmar papeles, para nada más. Eran personas avanzadas a su tiempo, en una sociedad donde los nobles querían mantener sus privilegios a toda costa, y ellos también querían llevar a cabo dichas mejoras, sin importar el precio. Tampoco el romance entre la monarca y el doctor es ideal, queda muy lejos de esto. Estando en una situación así, a parte de tener que mantenerlo en secreto, siempre remando contracorriente, no suele garantizar la felicidad de una pareja. 
Cabe remarcar el gran trabajo del reparto, en especial del trío protagonista. A Mads Mikkelsen ya le conocía y sabía que era buen actor, pero me ha sorprendido gratamente Mikel Folsgaard, un actor danés completamente desconocido, pero que interpreta magistralmente al rey y su estado demente. Por supuesto, la película cuenta con una muy buena ambientación, tanto a nivel de localizaciones (en palacios y exteriores), como de vestuario (la ropa de aquella época era TAN bonita...). Todo acompañado por una banda sonora muy adecuada. Al acabar la película pensé que, al haber pasado nueve años, se podrían haber esforzado un poco más a nivel de maquillaje, en especial en el caso de la pareja real. Pero luego descubrí que Caroline fue desposada a los quince años, ¡así que cuando termina la película tiene tan sólo veintitrés!

En fin, ésta será sin duda una película de recaudación modesta, no muy conocida, pero la recomiendo con creces. Es una película histórica – quizás no totalmente fiel a la realidad a nivel de relaciones personales –,  con un guión sólido y buenas interpretaciones que descubre una parte muy interesante de la historia de Prusia.

5 comentarios:

  1. Creo que si la vería por ver a Mads xDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Oh, yo la vi hace poco y asfsdgsdh (básicamente) Me encantó el tío que hace del rey :___D Lo hace genial.

    ResponderEliminar
  3. Ufff, pues apintadisima queda, no sé cómo se me ha escapado, también me gusta devorar los tráilers :-D Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. A mi me encantó! Pero como no confío demasiado en los trailers, la descubrí por otros métodos: el año pasado, en Londres, estaba todo el metro repleto de carteles de la película. Vamos, que me entró curiosidad ;-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo también la disfruté muchísimo!! En Francia la estrenaron el pasado noviembre y fueron tan buenas las críticas, que no tuvimos más remedio que juzgar por nosotros mismos. Para mi junto con "Amor" de Haneke, mis pelis del año 2012 :)
    Un besito!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...