19 mar. 2010

La confesión de un hijo del siglo


Yo, como ferviente admiradora del Romanticismo (movimiento artístico de la primera mitad del siglo XIX en Europa) y siendo Musset uno de los escritores franceses románticos por excelencia, era imposible que no quisiera leer La Confesión de un hijo del siglo. Hay pocas cosas que decir sobre esta novela, así que mucho me temo que este será un artículo corto.

Esta novela trata de las vicisitudes que le ocurren a Octave (u Octavio), un joven francés acomodado desde sus excesos cuando sabe de la infelidad de su amante, hasta su tórrida y atormentada historia de amor con Brigitte. De hecho, la historia está inspirada en el romance que vivieron el propio Musset y la escritora Georges Sand.

En primer lugar, hay que decir que el libro está terriblemente bien escrito. Es un deleite para cualquier lector, leer las metáforas, las comparaciones, las hipérboles, la sonoridad, el vocabulario preciosista, con el que juega Musset. Creo que es algo normal siendo él un gran poeta, pero sin duda es difícil encontrar una prosa tan lírica.
Esto sería (de momento), en cuanto a forma. El fondo ya es algo más complicado. Sin duda la primera y segunda parte del libro (tiene cinco en total) son tremendamente interesantes desde un punto de vista histórico. El narrador (se supone que es el protagonista cuando ya es mayor) nos cuenta el estado de ánimo de la juventud durante la Restauración en Francia. Realmente analiza muy bien las causas y los motivos del "desencanto" de los jóvenes franceses y cómo llegó a ellos el pensamiento propio a los románticos.
Sin embargo, a partir de la tercera parte, entramos más en una trama "tradicional" (chico conoce a chica...). No se puede decir que sea propiamente aburrida, si no más bien confusa. Uno no entiende muy bien el porqué de las peleas y separaciones de los dos amantes: de pronto todo son llantos y reproches algo incomprensibles (al menos desde mi punto de vista). Le es difícil a uno entender por qué se complican tanto la existencia, como si fueran masoquistas y les gustase poner trabas a su relación para así sufrir más. En fin, poco comprensible y de escaso interés. Es decir, que para amores imposibles mejor Cumbres Borrascosas, donde el lector entiende las perversas y enrevesadas razones por las cuales Catherine y Heathcliff no pueden estar juntos.
Quizás otra de las razones por las cuales es difícil entender la trama, es (y volvemos al tema del fondo) el estilo del autor. Cierto, nos puede maravillar, no obstante llega a dificultarnos mucho la comprensión del texto ya que tantas figuras, adjetivos y subordinadas dan como resultado frases larguísimas y un tanto barrocas. Lo que puede resultar un tanto pesado.

En conclusión, yo recomiendo las dos primeras partes del libro y si podéis leerlas en francés mejor que mejor (además la obra entera está en wikipedia). El resto del libro es algo tedioso y poco comprensible. Es decir, con poca intensidad dramática. De hecho, Georges Sand escribió también un libro a propósito de su relación con Musset, Elle et Lui (Ella y Él) que es infinitamente mejor, aunque no uno de mis favoritos. Finalmente, los Románticos franceses no son mis favoritos ya que normalmente son mucho más soft que los ingleses y se van mucho por las ramas con sus monólogos y loanzas a la religión y la moral.



2 comentarios:

  1. La que deberia publicar un libro eres tu, que escribes cien veces mejor que ese plomo de voltaire que leiamos :p
    Es verdad que las tramas de amor se acaban complicando un monton y al final parece absurdo, con lo facil que es estarse tranquilo y no retorcerlo todo!!
    Me apetece leer un libro ambientado en el siglo XVIII, en plan la alta sociedad y eso, que me encaaaaantaa!! Tienes alguno que recomendarme, biblioteca ambulante? :p Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hmm haber el "clásico" sería "Les liaisons dangeureuses" de Laclos que es en plan alta sociedad y planes maquiavélicos y esas cosas. Lo que pasa es que es bastaaaaante largo y puede resultar ser algo tostón (es lo que pasa con los libros del siglo XVIII), pero sigue siendo genial. Si te da mucho palo pues mira la peli de Stephen Frears que es geniaaaaaaaal (personalmente, me encanta).
    Luego está "Clarissa" de Richardson, aunque de este no te puedo decir nada porque aún lo tengo por leer... pero creo que es bastante preciosista y también largo (es que la mayoría de estos libros suelen ser bastante... tocho).
    Y en fin... creo que eso es más o menos todo lo que se me viene a la cabeza. Es que el XVIII marca el inicio del roman como género rey dentro de la literatura, pero es difícil encontrar alguno que esté bien... La mayoría de aquellos tiempos eran de ensayo (Lumières & cía) o contes philosophiques y, hacia al final pre-románticos.
    En todo caso, espero que te haya servido de ayuda ^^.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...