15 jul. 2012

Mad Men (5ª Temporada)


Al cabo de un largo hiatus, en abril salió la quinta temporada de la aclamadísima y premiadísima serie, Mad Men. Para los que no seáis muy familiares con la serie, creada por Matthew Weiner, está ambientada en el Nueva York de los años 1960 y se centra en una empresa de publicidad. 

La pareja en uno de los momentazos
de la temporada
Habían muchas expectativas para ésta quinta temporada y la verdad es que, al menos por mi parte, no ha habido decepción alguna. La serie sigue un poco después de dónde lo dejó al final de la cuarta, en el que Don Draper se prometía con su joven secretaria, Megan Calvet. Pues bien, en el primer capítulo Don y Megan ya están felizmente casados y se enfrentan a lo que es trabajar juntos. A lo largo de la serie vemos como su relación se desarrolla, lo que era inevitable ya que se casaron casi sin conocerse, y Don más por comodidad que por amor. Acostumbrado a una esposa ama de casa, que se limita a cuidar de los niños y esperarle para cenar, Don lo tendrá difícil para adaptarse a su nueva cónyuge. Megan dio una grata sorpresa probando tener un fuerte carácter y ambición, no queriendo dejarse dominar por una personalidad tan fuerte como la de Don. Así pues, durante la serie la pareja tienen sus peleas, básicamente para establecer las bases de la relación. 
Pero, como ya es algo característico en Mad Men, también conocemos el devenir de muchos otros personajes: desde los problemas de Joan en su matrimonio, las aventuras de Roger con el LSD, las dificultades de Peggy para trabajar como creativa y no ser menospreciada por ser mujer, Peter y su incapacidad para reconocer lo desgraciado que es, etc. 
Tengo que reconocer que la serie puede resultar un tanto deprimente, en especial los últimos capítulos. Nos dan a ver personajes que parecen estar perdidos, conscientes de que les falta (o sobra) algo pero sin saber exactamente el qué, y beben y fuman para intentar solucionarlo. 
Y todos, todos, los personajes tienen su momento en la serie – algunos menos que otros pero sin duda nadie se ha quedado fuera – y son todos muy especiales. Algo que me gusta mucho de Mad Men es que no hay ningún personaje "bueno" o "agradable". Son personajes muy coherentes, aunque no consecuentes, con su época y con su pasado, y llegas a empatizar con ellos. Al cabo de cinco temporadas en las que has sido testigo de sus pequeñas miserias, de sus errores y triunfos acabas cogiéndole cariño hasta al personaje más odioso. 
Mad Men no es una serie "histórica". La ambientación es genial – la decoración de los pisos y el vestuario son envidiables – pero los sucesos que ocurrieron durante los años en los que transcurre la serie son un trasfondo, no el plato principal. Por supuesto, no se olvidan de los grandes acontecimientos, como el asesinato de Kennedy o la guerra de Vietnam, pero lo hacen de una forma muy sutil, y quizás es aún mejor. No vemos un gran alegato contra la guerra, ni contra el apartheid, si no comentarios de los personajes, dichos como si nada para ellos pero que contienen la esencia de una época. 

Para mí Mad Men es una excelente serie, y merece muchísimo la pena verla. La quinta temporada ha mantenido el nivel y deja con muchas ganas de ver la sexta, ya que parece que Don sigue sin encontrar la felicidad. Pero, aunque para mí no sea un defecto, la serie no engancha. Salvo en contados capítulos una no se queda sumida en la desesperación ante la espera. Como he dicho, yo no lo considero un defecto, al menos no en este caso. Es una serie lenta, de desarrollo de los personajes, no una sitcom que necesite cliffhangers para mantener audiencia. 




3 comentarios:

  1. Te haré caso y me la apunto *_*
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. La quinte temporada la disfruté mucho, además el final fue estupendo y lleno de mucho entretenimiento al punto que logró cautivar bastante al público. Estamos a semanas del estreno de la Season 7 Mad Men , la última y de verdad estoy muy emocionada por saber qué pasará.

    ResponderEliminar
  3. Esta serie ha sido de las mejores que he visto en los últimos tiempos. Creo que el éxito que logró obtener la serie Mad Men en HBO se debe a las actuaciones que tuvo y a la historia que fue desarrollando. Es una pena que tenga que llegar a su fin.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...