9 jun. 2012

Juego de Tronos (2ª Temporada)


El 1 de abril se estrenó la segunda temporada de Juego de Tronos y terminó hace un par de semanas con el décimo capítulo, "Valahar Morghulis". 
Ésta temporada se basa en el segundo libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, escrita por George R. R. Martin, intitulado Choque de Reyes. Es un nombre muy adecuado ya que, al final de la primera temporada, el reino de Westeros (o "Poniente" en castellano) hay cinco reyes. Durante los diez capítulos vemos cómo se combinan alianzas entre las casas, y batallas entre los "aspirantes" al trono de hierro. 

  • Tenemos a Joffrey Lannister Baratheon, que actualmente se sienta en el trono de hierro. Si en la primera temporada ya vismos que Joff era un niño malcriado y menospreciable, en la segunda, teniendo una corona en la cabeza, descubrimos que es una persona cruel y sádica. En Desembarco del Rey también se encuentra su madre, Cersei, que es ahora Regente y su tío Tyrion, que es Mano del Rey (equivalente a primer ministro). A pesar de ser hermanos, vemos la lucha de poder entre Cersei y Tyrion. Cersei está cegada por su amor maternal y su sed de poder, mientras que Tyrion – sin ser un santo – intenta conseguir que la ciudad salga a flote, además de esquivar los complots de su hermana y montar unas cuentas intrigas él por su cuenta. En la capital también se encuentra Sansa, aún prometida a Joffrey, que debe esconder su miedo hacia él e intentar sobrevivir. 
  • Luego está Stannis Baratheon, hemano del difunto rey, que sustenta su derecho al trono basándose en que Joffrey no es hijo de Robert, si no fruto del incesto entre Cersei y Jaime Lannister. Stannis ha adoptado una nueva religión, la del Dios Rojo, que toma la forma de Melisandre, una enigmática mujer de pelo rojizo. 
  • Para completar la familia está Renly Baratheon, el hermano menor. Teniendo más dotes carismáticas y un mayor ejército pretende ser el mejor apto para gobernar los siete reinos. Está casado con Margaery Tyrell, pero tiene un affaire con el hermano de ésta, Loras, lo que le puede traer muchos problemas. 
  • Robb Stark, Rey en el Norte. A diferencia del resto, Robb quiere que el reino de los Stark se independice de Westeros, y sólo quiere vengarse de los Lannister por la muerte de su padre, Ned. 
  • En el lejano continente de Essos está Daenerys Targaryen, que sigue con el sueño de volver a su tierra natal y reclamar el trono que arrebataron a su familia. Por el momento, la realización del sueño parece lejana, ya que se encuentra en medio de un desierto, con una tropa de mujeres, niños y pocos hombres. Pero cuenta con algo que la hace única, sus tres dragones. 
Esto no es, ni de lejos, todo lo que pasa en la serie. También seguimos a Arya Stark, que huye al Norte para escapar de los Lannisters. Luego está Bran y Rickon Stark que permanecen en Invernalia, y siendo sólo niños deberán gobernar el lugar. Por otro lado está Theon Grejoy, quién deberá decidir a quién le es leal. Y más allá del muro está Jon Snow.
En fin, una infinidad de tramas y personajes que hacen de la serie algo complejo, pero a la vez tremendamente entretenido. Hay muchísima acción – aviso que en ocasiones puede ser un tanto violento y visceral – y los guiones son muy ingeniosos y dinámicos. Todos los actores hacen un gran trabajo. A mí en especial me ha impresionado Jack Gleeson (Joffrey Baratheon) que hace que no tengamos ni una pizca de compasión por Joffrey, Sophie Turner como Sansa Stark, y por supuestísimo Peter Dinklage como Tyrion Lannister, uno de mis personajes favoritos de la saga.
En esta nueva temporada conocemos a nuevos personajes y, dentro de lo que cabe, la trama sigue fielmente el libro. Como es natural, hay algunos desvíos, pero el que más rabia me ha dado es el que concierne a Robb Stark. Si bien me trae sin cuidado que cambien a la estúpida de Jeyne Westerling por Lady Talisa, me fastidia que hayan cambiado tanto el carácter de Robb. Quizás se vea más en el tercero, pero a estas alturas en el libro, Robb parecía más un adolescente que, a pesar de ganar batallas, seguía siendo un joven sin mucha idea de liderazgo y con poco sentido común, capaz de tomar las peores decisiones. 
Los personajes se mueven por todo el mapa del mundo imaginado por Martin y la HBO no escatima en gastos para reproducirlo a la perfección. Tanto los escenarios "naturales" como las ciudades de Juego de Tronos saltan a la pantalla de forma espectacular. 
A ésta temporada sólo le veo un fallo, no pasa nada. Es decir, sí que pasan cosas, pero la trama en sí no avanza, no progresa. Esto no es culpa de los guionistas, ya que es algo que también ocurre en los libros. Al ser un libro tan largo, con tantos personajes, hay que pensar que son como pequeños engranajes que se van moviendo lentamente, de forma independiente, hasta que hay un "click" y de pronto todo encaja y empieza a ir rápido. Esto es lo que ocurrirá en Tormenta de Espadas, y (espero) en la tercera temporada.
En conclusión, Juego de Tronos es una serie de gran calidad, muy recomendable tanto para los que no hayáis leído los libros como los que sí. Aunque la cantidad de personajes y lugares pueda abrumar a cualquiera, uno se familiariza con ellos con mucha facilidad. 

2 comentarios:

  1. Esta la vere apenas tenga tiempo!
    besotes!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta serie y los libros aún más *__*
    Los escenarios están super conseguidos y todo es bastante fiel, lo de Robb no me parece algo super importante, pero si me dio un poco de rabia como lo cambiaron...
    Estoy deseando ver la temporada de Tormenta de Espadas, ahí si que hay chicha, hay tantas escenas que muero por ver XD
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...