14 jun. 2012

El Cuento de la Criada de Margaret Atwood


Cuando no debía tener más de once o doce años, en uno de esos fantásticos días en los que tenías fiebre y podías quedarte en casa mirando la tele, vi unos minutos de una película muy extraña. Unas mujeres iban de rojo, no podían hacer nada, y se abalanzaban salvajemente contra un hombre. Estas imágenes quedaron grabadas en mi cabeza, hasta que muchos años después descubrí que se trataba de la adaptación de la novela de Margaret Atwood, The Handmaid's Tale (El Cuento de la Criada).

Resumen: Offred es una Criada en la República de Gilead – el antiguo Estados Unidos – "trabajando" en la casa del Comandante. Al ser una de las pocas mujeres fértiles que quedan en el país está asignada a un alto cargo con el fin de reproducirse. Su condición se hace visible por su vestimenta enteramente de color rojo.

Opinión: La novela se sitúa en el futuro próximo, seguramente entre unos cinco o 10 años vista, que nada tiene que ver con nuestro presente, pero que bien podríamos llegar hasta él. Lo que antes eran los Estados Unidos es ahora la República de Gilead, un Estado totalitario al más puro estilo contra-utópico (o "distópico", como suele llamarse ahora a este género). Es un Estado en guerra con otros países, rodeado por lares con alta radioactividad, y con una estructura interna y unas tradiciones muy distintas. En efecto, ésta nueva sociedad cuenta con unos estratos definidos y, la mayoría, funcionales.
Tenemos la clásica división entre los miembros de la élite, que después del cambio de régimen consiguieron quedarse o llegar hasta la cima, teniendo los privilegios habituales. Luego hay una fuerte separación entre hombres y mujeres, con un nuevo código ético y moral altamente basado en la Biblia. Así pues las mujeres recaen en distintas categorías, y cada cuál tiene su color: las Criadas van de rojo, las Marthas de verde, las Esposas de azul, etc. No voy a desvelar qué rol ostenta cada cuál, siendo parte muy esencial de la trama.
Luego están los que trabajan directamente para el Estado: los Ojos, los Ángeles y las Tías. Todos tienen nombres muy particulares pero que, de alguna forma u otra, designan su función. Todo esto nos viene a través de Offred, única narradora de la novela que se dirige a alguien que seguramente no existe. En su mayoría describe momentos de su vida cotidiana, en algunos casos tan sólo instantes, pero que son realmente potentes. 
¿Pero cómo se ha podido realizar un cambio tan radical en un espacio de tiempo tan corto? Offred nos va dando pistas, dósis pequeñas esparcidas a lo largo de la novela que el lector debe juntar para crearse un marco general de lo que pasó, de cómo se originó el cambio. Esto lo hace a través de su pasado. Parte de él transcurre en lo que podríamos llamar "nuestro" mundo, en el que la Criada repasa sus recuerdos de su vida anterior en el que tenía marido e hija. También tenemos un estado intermedio, una especie de limbo entre su estado de Criada y su vida normal, que pasa por el Centro, en el que es instruída (aunque intento de lavar el cerebro sería una definición más afín) para ser una mujer de rojo. 
Su narración es ecléctica, a trozos, se siente muchísimo la presión y el miedo con el que vive; realmente da una gran sensación de agobio. A la vez, su pensamiento también nos permite ver como se ha adaptado, como ha cambiado tan rápidamente su mentalidad para sobrevivir y poder soportar por lo que está pasando.

Realmente, el mundo que crea Atwood es enorme, está lleno de detalles, de ceremonias, que lo convierten en realidad dentro de nuestra imaginación. Además, escribe muy bien, y la historia es entretenida. El Cuento de la Criada es un libro que recomiendo con creces por su calidad y originalidad, que con los años se ha convertido en un clásico de la literatura. 

1 comentario:

  1. Pues no lo conocía pero me ha llamado mucho la atención. Todas estas historias distópicas me atraen. ¡Gracias por la reseña! Un beso =)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...