2 abr. 2014

El Sonido y la Furia de William Faulkner


Hace cosa de un año un amigo mío leyó un libro de Faulkner y creo que no ha pasado día en que nos hemos visto en el que no me ha recordado lo genial que le parece este autor. Como que me fío mucho de él en cuánto a recomendaciones literarias – me descubrió a David Mitchell, y eso es gratitud eterna –, decidí comprarme El Sonido y la Furia, una de sus obras más conocidas, y, un poco más tarde, Mientras Agonizo
Este libro fue publicado en 1929, así que entra en el reto de A Century of Books al que me apunté hace cosa de un mes.

Antes de todo debo avisar que no tengo ni idea de cómo escribir una reseña de éste libro, y dudo que sea muy larga porque... bueno, ya lo veréis. 
No tenía expectativa ninguna sobre este libro, no sabía de qué trataba. En parte esto se soluciona con los capítulos, cada uno lleva el título de una fecha, y, por esto, al principio de la novela sabemos que estamos en abril de 1928, en alguna zona rural de los Estados Unidos. El principio es in media res, y la situación de confusión total y absoluta se prolonga, yo diría, a lo largo de todo el capítulo. Casi todos están narrados en primera persona, pero creo que la primera mitad de la novela es especialmente difícil de entender. Es imposible de seguir el hilo del pensamiento del personaje ya que no sólo el uso de la puntuación es muy libre (y eso cuando hay puntuación) y además hay trozos escritos en letra cursiva, y se tarda un poco en saber qué significan. De hecho, yo no conseguí darle un poco de sentido al libro hasta que no miré fuentes externas cofcofcofwikipediacofcofcof
Más o menos acabas entendiendo de que la familia Compton, ahora venida a menos, es la protagonista de la historia. Del padre no se sabe mucho, pero la madre es una exasperante hipocondríaca. Tienen cuatro hijos: Quentin, Caddie, Jason, y Benjamin, que sufre graves problemas mentales.
A lo largo de la historia una va conociendo a los miembros de la familia, y pasan cosas, pero, al menos yo, sólo puedes tener una leve sospecha o intuición de lo que ha ocurrido hasta mucho más tarde (o si miras por Internet, lo que es una opción muy conveniente para tu salud mental). 
Aunque la estructura de la narración sea tan caótica, creo que, a pesar de no enterarte mucho de lo que está pasando, sí que llegas a comprender el carácter de cada personaje. Puedes sentir la desesperación de Quentin o el cinismo y egoísmo extremo de Jason, a través de ellos se dibuja el retrato de Caddie, una joven demasiado salvaje para su propio bien. 
También poco a poco vas viendo el entorno en el que crecen los hijos de los Compton. Es una zona pobre, miserable, dónde la gente debe vender las poco que le queda para que uno, y sólo uno, de sus hijos vaya a la universidad. Es un lugar lleno de prejuicios, de violencia, de tradiciones.
¿Qué me ha parecido el libro? 
Imposible de decir. El hecho de que durante gran parte no tuviese ni la menor idea de dónde estaba, qué hacían los personajes, por qué pasaban de un sitio a otro, si estaban hablando entre ellos o pensando, o recordando algo, puede llegar a ser muy exasperante y, aunque el libro tenga menos de 300 páginas, se hace largo. Por otra parte, hay que reconocerse la genialidad de la idea, y de que, cuando escribe de forma 'clásica' o no, en cualquier caso lo hace de maravilla. En especial, siempre recordaré el principio del segundo capítulo.
Clocks slay time... time is dead as long as it is being clicked off by little wheels; only when the clock stops does time come to life. ”   Los relojes matan el tiempo ... el tiempo está muerto mientras sea ejecutado por pequeñas ruedas; el tiempo vuelve a la vida sólo cuando el reloj para. 
En general siempre estoy a favor de leer un libro en el idioma que se escribió, pero en este caso tengo mis dudas. Creo que hubiese entendido (y disfrutado) el libro mucho mejor si lo hubiese leído en español. No tiene tanto que ver con el tipo de lenguaje que se utiliza (he leído libros con mucho argot como El guardián entre el centeno o, al otro extremo, ahora estoy leyendo las grandes obras de Lord Byron, y en ningún caso me ha costado tanto leer un libro), si no en la estructura narrativa. 
En fin, ¿recomiendo este libro? A ver, es un clásico de la literatura, y conozco a mucha gente a quién le ha encantado. Yo me siento incapaz de emitir una opinión favorable o desfavorable ya que tengo la impresión de que desgraciadamente me he perdido gran parte de la novela. Pero creo que en todo caso es algo que vale la pena intentar, y puede ser una nueva experiencia lectora.

6 comentarios:

  1. Uff yo hubiera sido incapaz de leerlo en inglés. ¡Mare meua que lío!
    Todavia no he leído nada de Faulkner y después de leerte estoy segura de que no me estrenaré con este :)

    ResponderEliminar
  2. Yo tuve una temporada, a los 17 años, cuando no leía otra cosa que Faulkner. Cosas de adolescentes. A parte de la forma, los monólogos interiores, el fluir de la conciencia etc, es difícil por la temática de sus novelas. El sur de los EEUU, la violencia, el cinismo, la lucha a muerte por perjudicar al prójimo- todo lo peor del ser humano, ¡brrrr! No sé si Faulkner escribía así porque era alcohólico o si era alcohólico porque así veía el mundo. De todas formas, creo que vale la pena darle otra oportunidad y leer p.ej. "Absalom, Absalom" o la trilogía de los Snipes.

    ResponderEliminar
  3. Ufff, yo tuve que leer este libro para una asignatura en la universidad, y, ufff... creo que viví y sentí exactamente todo lo que describes en tu reseña. Recuerdo que el profesor nos aconsejó que lo empezáramos a leer por el capítulo tres, ¡no digo más! Es difícil, y duro, y frustrante leer tanto stream of consciousness en inglés, así que no me sorprende que se te haya hecho largo.

    Y a pesar de todo lo que he dicho, el libro me gustó :-D. No sé, creo que fue uno de esos retos que cuando lo superas causa satisfacción.

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente a Faulkner desde hace mil, creo que es perfecto para empezar, aún con tus peros =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Para mí es uno de los libros imprescindibles de Siglo XX y un ejercicio literario a la altura del 'Ulises' de Joyce. Coincido que es muy complicado de entender, por lo que es recomendable hacerse con una edición comentada que ayude a desentrañar y disfrutar de la lectura.

    ResponderEliminar
  6. a mi Faulkner me da miedo. Leí un ensayo de él sobre el Mississippi y no me gustó. Y desde entonces, le saco la vuelta. Pero como bien dices, es un clásico y será por algo. Ayyyy, que dilema.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...