27 mar. 2014

Band of Brothers


Siempre he tenido esta serie en la cabeza, como algo lejano que sabes que existe, pero sin llegar nunca a plantearte verla. Fue el post de Magrat que me indujo a verla, y ahora mismo me pregunto por qué he tardado tanto, como también le ha pasado a Polly de Pluma, Espada y Varita. Para que os hagáis una idea de lo que me ha gustado la serie, una vez la acabé de ver, la volví a ver. La volví a empezar al cabo de dos días de haber visto el último capítulo. Y si no tuviera una lista infinita de series por ver, iría por la tercera o la cuarta (gran ventaja de miniseries de 10 capítulos, que no da palo volver a verlas enteras). 


En fin, la serie trata de un grupo especial de las fuerzas armadas de la Segunda Guerra Mundial, los paracaidistas, y específicamente los miembros de la compañía Easy. La serie empieza con su entrenamiento en Currahee (que significa "We Stand Alone", lo utilizan como grito de guerra, aunque a mí me parece un poco deprimente) y sigue todos sus pasos, desde el día D, hasta los últimos estragos de la guerra en Austria. A través de esto he aprendido un montón sobre lo que pasó en esos años, porque francamente yo pensaba que desde el desembarco de Normandía todo había sido coser y cantar. Pero, claro, luego te das cuenta que hasta la capitulación de Alemania (y los meses que siguieron) pasaron muchísimas cosas entre las que están la fallida operación Market Garden y la durísima batalla de Bastogne


Nixon y Winters. Se llega a emitir esta serie ahora,
y llueven los fanfics sobre estos dos.
Aunque la trama va avanzando en el tiempo, hay bastantes capítulos que se centran en un personaje o en un grupo de ellos. En los primeros y últimos capítulos Dick Winters, su gradual ascenso de rango, (el genial Damian Lewis, a quién ya tengo fichado de Homeland y The Forsyte Saga) y su inseparable amigo Lewis Nixon (Ron Livingstone, Sexo en Nueva York, Boardwalk Empire). Winters es un hombre al que medio pelotón cree cuáquero, no tiene ningún vicio y tiene una férrea moral, pero esto no le impide ser bueno. Si bien en mi primer visionado quedé totalmente prendada de Winters y Nixon parece alguien disperso e inconsistente, la segunda vuelta me permitió matizar mucho más mi opinión. Si bien se puede admirar a Winters como militar, y quizás como persona, es con Nixon con quién más empatizo. Me explico. Nixon puede ser alguien que se de a la bebida y a primeras parece alguien que no tenga pensamientos muy profundos, sin embargo, creo que es el único que siente horror y náuseas ante todo lo que está pasando. No me refiero solamente a la brutalidad de la guerra, si no también a que transforma a los seres humanos. Poco a poco, creo que Nixon se vuelve más y más cínico, y menos idealista respecto al rol del ejército estadounidense y la razón de todo.

Mi querido Eugene Roe en "Bastogne".
Pero en realidad, los protagonistas de la serie son los soldados rasos (o los que no son oficiales) que al fin y al cabo son los que tienen que estar en la primera fila de combate o adentrándose en líneas enemigas. Un segundo visionado también hace que conozcas mucho más a los personajes (porque al menos para mí, la primera vez que lo vi, me costaba diferenciar a algunos) como a Bill Guarnere (Frank John Hughes), Buck Compton (Neal McDonough), el buenazo de Lipton (Donnie Wahlberg), o el divertidísimo Luz (Rick Gómez). Yo le tengo especial cariño al "médico" (porque los pobres de medicina no sabían mucho) de la unidad, Eugene Roe (Shane Taylor). El capítulo del que es el protagonista es "Bastogne", que es mi favorito junto a "Why we fight" (y tantos otros, hay demasiados que son geniales), es simplemente desgarrador, es increíble como en pocas palabras son capaces de transmitir todo por lo que pasa el hombre a lo largo de unos días. 
También hay secundarios de lujo como Michael Fassbender, James McAvoy, Tom Hardy, Andrew Scott (el mismísimo Moriarty de Sherlock), Colin Hanks (de hecho se ve que su hermano hace un cameo en la serie, yo no le he visto), por colarse se cuela hasta Jimmy Fallon.

A nadie, nadie, le queda tan bien el uniforme
como a Damian Lewis.
Pero la cuestión es que la serie no es una representación de los Grandes Momentos de la guerra, no es una simple crónica militar de primero fuimos a tal lugar y luego empezamos la ofensiva X. Se trata del día a día de los soldados, y como lo sobrellevaban. Creo que es una de las películas/series que mejor retrata lo que es una guerra. No es ordenado, es el caos absoluto. Una vez en la batalla, nadie sabe muy bien dónde están los otros, el enemigo no tiene por qué estar a vista, y te puede dar un balazo en cualquier momento y ni siquiera sabrás de donde ha venido. También es la historia de los lazos que se forman, de cómo los soldados (que son, por mucho que insista el teniente Ronald Spiers, seres humanos) reaccionan ante la incertidumbre que rodea sus vidas. Y poco a poco vas conociendo a casi todos los soldados de la compañía, y es imposible no sentir sus muertes (a veces dolorosamente absurdas). 
Bill Guarnere y Buck Compton.
Estos personajes saben reirse en los momentos más tensos y dramáticos imaginables.
Además, lo que es para mí al menos un punto positivo, no les pintan como héroes clásicos. Roban relojes de soldados muertos, roban objetos de casas que ocupan, y todo parece la mar de normal (derecho de conquista y esas cosas, quién sabe la cantidad de cosas y obras de arte que se llevaron los americanos durante e inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, aunque claro, en Europa tampoco es que hayamos sido mucho mejores con otros países). Y no siempre están impacientes por luchar, hay veces en las que están hartos, en las que están desesperados y no saben qué hacen en esta guerra, otras en las que simplemente no tienen fuerzas para levantarse. Es justamente la capacidad de los personajes de ser tan increíblemente solidarios entre ellos, pero a la vez su vulnerabilidad como humanos, que hace de esta serie algo único. No es una oda a la intervención militar americana (en realidad, fueron los rusos los que ganaron la guerra... ¿por qué no hay una serie sobre eso?), es una visión tremendamente realista. 

En fin, como habréis podido comprobar, la serie me ha encantado y sólo puedo animaros a que la veáis. No es una serie bélica, transcurre entre los años 1942-1945, sigue a una compañía de soldados americanos, pero es mucho, muchísimo más que esto. No sólo te pintan con pocas restricciones lo que debía ser la vida en la batalla, en tensión permanente y ante una probabilidad altísima de no sobrevivir, también te presentan unos personajes con sus defectos y virtudes, unos héroes modernos, y cómo se enfrentan (y como están unidos por) una situación muy dramática. 
En serio, recomendadísima.
La serie se emitió en 2001 y, al cabo de diez años, se hizo una secuela sobre lo que transcurrió durante este mismo periodo en Asia con The Pacific, que tengo pensado ver una vez acabe True Detective.


2 comentarios:

  1. Me pongo en pie y aplaudo a tu reseña... de verdad, has sabido explicarlo todo muchisimo mejor que yo, onde va a a parar. Yo solo la he visto una vez (tengo series acumuladas) pero en cuanto pueda le doy otro repaso y me veo The Pacific, aunque ya me dicen que esta no es tan buena como Band of Brothers. Si quieres la vemos a la par... cuando puedas me avisas y tal. Aunque aun no la tengo XDDD

    Lo mejor de la serie sin duda es que no intentan dulcificarte ni romantizar (no se si existe esta palabra, ahora que lo pienso) la II Guerra Mundial. A mi se me quedó muy marcada la escena en la que Winters mata al soldado alemán, se me quedó marcada la escena porque luego en varios capitulos más adelante (creo que fue en el último, cuando aceptan la rendición del general alemán) dicen algo como: "ellos tambien hicieron lo que tenían que hacer".

    Alucinante, yo me vi la serie en dos dias. Y eso que había capítulos de más de una hora.

    Besitos Tere, que ganas tenia de que volvieras <3

    ResponderEliminar
  2. No podemos estar más de acuerdo!! Y mira que a veces no coincidimos, pero es que con Band of brothers PUNTO POR PUNTO.
    En fin, es una serie que marca, durísima pero que siempre quieres volver a ver (y eso es raro, muy raro).

    Y… Nixon ♥… y Eugene!
    Espero que The Pacific no te decepcione. Reconozco que no llega al nivel de Band of brothers, y los primeros capítulos a mi no me acabaron de calar pero al final el efecto es el mismo y a la vez diferente. Brutal también… Y hay otro Eugene y también soy fan suyo! XD

    A ver que tal la tercera que están haciendo, seguro que también es una pasada! :3

    Bsotes!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...