29 ene. 2010

Shirley, de Charlotte Brontë


Con este ya habré leído todas las novelas (realistas) de Charlotte Brontë, la escritora inglesa del siglo XIX, hermana de Emily Brontë (Cumbres Borrascosas) y Anne Brontë (Agnes Grey).

Sinopsis: Shirley(1849) se sitúa en Inglaterra en plenas guerras napoleónicas, cuando el país se hallaba en depresión económica. Robert Moore es un joven industrial que decide poner en marcha la modernización de su fábrica, pasando forzosamente por el despido de la mayoría de sus empleados. Esto le acarreará bastantes problemas sumados a su difícil situación económica. Además, en su vida aparecerán dos mujeres: Caroline, su joven y tímida prima, que está enamorada de él, y Shirley, una mujer rica, independiente e inteligente con quien le convendría casarse. Esta rivalidad no impedirá que las dos mujeres se hagan íntimas amigas y puedan ayudarse mutuamente frente a sus preocupaciones y la dificultad de ser una mujer independiente en aquella época.


Opinión: Si bien el principio es muy lento y algo tedioso (las aburridísimas charlas del clero, aunque bastante instructivas sobre la época), pero cada vez la acción (en lo que se refiere a la situación económica de Roger Moore y en la situación emocional de los tres personajes) se hace más trepidante. Van apareciendo nuevos personajes, nuevas intrigas, nuevos misterios, y el lector no puede apartarse del libro (al menos, eso me pasó a mí, fue uno de los pocos libros que me hizo leer durante horas y horas seguidas).

Hay dos factores por los cuales el lector se siente tan absorvido por el libro:
1. La localización, el ambiente, y demás están muy bien descritos y caracterizados, uno se puede meter muy facilmente en la historia, en la época, como si formara parte de él, como si realmente estuviera mirando por una ventana lo que ocurriese o fuese uno de los personajes.
Así pues, el período histórico en cuestión está muy bien descrito. Quizás algunos piensen que no tiene mucho mérito, ya que la autora vivía en ese mundo, pero lo interesante es la crítica más o menos implícita que hace de esta sociedad. Desde la ociosidad del clero, la situación política (reaccionarios vs. progresistas), económica, nos podemos hacer perfectamente idea de lo que ocurría por aquellos tiempos y de los fallos y/o hipocresías latentes. Además se recibe mucha información sobre las tensiones entre empresarios y obreros en aquella época.
2. Como ya he señalado antes, la gran gran gran gran elaboración del carácter de los personajes. Sobretodo en el caso de las dos protagonistas femeninas - Caroline y Shirley -, sus personalidades (las virtudes como los defectos) están muy bien definidas, podrían ser personas reales. Además, son "universales", es decir que no son personajes con los que sólo se podían identificar las mujeres victorianas. En absoluto, es muy fácil verse reflejado en las inseguridades de Caroline y su tendencia a infravalorarse, al igual que podemos asimilarnos a la búsqueda de libertad y orgullo de Shirley.
Los demás personajes, aunque también muy bien hechos, representan "tipos" de personas de la sociedad victoriana y que la autora quiere criticar/poner en evidencia, o alabar.

Pero nada es perfecto, y Shirley tiene sus defectillos. Ante todo, es cierto que la novela está muy bien ambientada, pero hay descripciones que son a veces inútiles, que retardan la acción... Sin embargo, tampoco hay en exceso como en las obras de Zola. El otro "detalle" que puede llegar a ser un tanto irritante es la tendencia de la autora a, literalmente, irse por las ramas con sus desvaríos filosóficos. Está bien que el autor haga sus reflexiones y las transmita al lector para que "capte" el mensaje que quiere enviar... pero Charlotte Brontë sobrepasa los límites.

En conclusión, Shirley es un libro que recomiendo encarecidamente a todo aquél que quiera averiguar más sobre la sociedad inglesa a principios del XIX en Yorkshire y leer una bonita historia de amor (en fin, hay dos y ambas están muy bien). Eso sí, hay que estar dispuesto a leer un libro de 737 páginas (en Alba Editorial) con algunas descripciones pesadas y algunas argumentaciones del narrador/escritor.
Para otros libros de la misma autora yo recomiendo El Profesor(corto, fácil de leer, con una tierna historia de amor y menos contexto social) y Vilette (mi favorita de la autora, una gran novela psicológica).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...