28 jun. 2009

La reina de los condenados



Acabo de leer La reina de los condenados por Anne Rice y decidí ver la película. Ya sabiendo que no había sido muy apreciada, tuve pocas expectativas desde el principio. Sin embargo, como que es imposible no comparar el libro con la novela, no puedo si no calificarla (quizás demasiado sinceramente) de "patillada descomunal". Iré desarrollando esta idea a lo largo que de la crítica e intentando separarla del libro, aunque no va a ser nada fácil.

Estrenada en 2002, la película empieza con el "despertar" de Lestat (Stuart Townsend) al escuchar a una banda de rock/punk. Decide unirse al grupo y darse a conocer por todo el mundo y a los humanos mediante su música. Lo que él ignora es que con sus canciones también va a "despertar" a Akasha (Aaliyah), la madre de todos los vampiros.

Si la película hace bien de introducir partes de Lestat, el vampiro para conocer los inicios del protagonista -su conversión en no-muerto y como llega a conocer a la Madre- se olvida totalmente de aspectos muy importantes (y cuando digo muy importantes no me refiero a los detallitos que pasan por alto en Harry Potter) como la historia de las gemelas, es decir, cómo surgieron los vampiros que consiste en una gran parte de la novela. Tres otras equivocaciones que me han parecido flagrantes son:
¡Stop! A partir de aquí hay spoilers de la película y del libro.
- Que hayan convertido los argumentos "sólidos" de Akasha para matar a todos los varones (y no a toda la humanidad) y fundar un nuevo y pacífico mundo donde no habría pobreza, enfermedad o hambre, en una sádica voluntad irracional de matar a todo el género humano y "esclavizarlo".
- Que maten a Akasha bebiendo de ella hasta el final. Si siguiesen la teoría de Crónicas Vampíricas, todos los vampiros ya estarían muertos por haber matado a su Madre.
- Que Lestat y Jesse se enamoren (y en dos días además) cuando en el libro nunca se deja entrever una posible relación entre ambos, y menos cuando ella sigue siendo humana.
Aquí terminan los spoilers
Finalmente, a parte de otros detallitos, la mitad de la película se la han sacado de la manga. No es como en La Mandolina del Capitán Corelli o Los hombres que no amaban las mujeres en que algunos cambios son tolerables, pero es que en este caso son totalmente inaguantables e innecesarios para cualquiera que se haya leído el libro(salvo las escenas de caníbalismo que han ahorrado una visita al baño a mucha gente). Además, para aquellos que no hayan leído la saga, también notarán que hay cosas que se dejan incompletas, argumentos y parte de la trama que no encaja.

Creo que mi intención de no comparar la película con el libro se ha ido el traste...
Sin dejar de dar importancia al hecho de que Louis no aparece, se ha de remarcar el cambio de actores. Pasar de Tom Cruise a Stuart Townsend es algo muy doloroso. Por muchos reproches que le podamos hacer al primero, no podemos si no decir que su intepretación del vampiro Lestat en Entrevista con el vampiro fue muy buena y que captó muy bien la esencia del personaje. Por que, de hecho, el protagonista hace un cambio bastante notable de una película a la otra.
En lo que se refiere a Akasha, interpretada por la difunta Aaliyah, deja un abismo por desear. El personaje podía llegar a ser mucho más complejo y no como lo han hecho en la película que es, con perdón, un "putón berbenero". Si es cierto que en el libro Akasha derrocha sensualidad, tampoco hace falta que en la película se mueva como su estuviese bailando danza del vientre u haciendo un streap-tease.
Otra que ha sufrido una gran transformación es Jesse, pero esta es menos notable y se puede perimitir, salvo su romance con Lestat que está totalmente fuera de la línea de Crónicas Vampíricas (¡Que no es Crepúsculo!).
Si es cierto que las actuaciones pasables y los personajes eran irreconocibles, todo esto no es culpa de los pobres actores (que tan mal no lo hacen) si no de un guión y una adaptación un poco penosa.
Lo único que se salva son los divertidísimos diálogos entre Marius y Lestat, que hacen pasar un buen rato. Por ejemplo:
Lestat: How did you manage to slip through the 50's in red velvet?
Marius: I slept.
Lestat: Don't think you've missed much.
Marius: Elvis?
Lestat: Elvis, yes.

Aunque también diste mucho del libro, Marius es de lejos el personaje que más me ha gustado.


En conclusión, aunque a mí personalmente me ha horrorizado (y no en el sentido de que sea una película de "terror") eso no quiere decir que no sea una película entretenida para un sábado de noche con los amigos. Es divertida, engancha y hay vampiros en ella, así que si no tenéis nada más que ver y os aburrís esta película os iría bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...