24 jul. 2010

Dabbl y Spotify


Es increíble que esta sea una entrada de música y Muse no salga en ella, ¿verdad? Pues es verdad, no sale (al menos no intencionalmente).

Esta entrada es para informar de la existencia de Spotify (creo que ahora ya es más que conocido para una notable mayoría) y de Dabble.

Spotify es un programa de ordenador que te permite acceder a una base enorme de música (de verdad, he encontrado cosas bastante insospechables en Spotify). Tú puedes añadir estas canciones a tus listas y además puedes coordinar el programa con la librería de iTunes para tenerlo todo en uno. Además, puedes coordinarlo también con Facebook y ver lo que escuchan tus amigos (y, por supuesto, puedes regular tu privacidad). Es un programa muy interesante que, a parte de permitirte escuchar música gratis, te ayuda a descubrir nuevos artistas.
Eso sí, tiene dos pequeños defectos. Si no tienes el premium deberás soportar la publicidad, además si tienes el Open tienes una restricción de 20h al mes. Sólo si te invita un usuario Premium tendrás el Spotify Free donde sólo tendrás que aguantar la publicidad.
Finalmente, también se pueden comprar pases premium de 24h, que pueden ser muy útiles en ciertas ocasiones.
Para más información aquí.

Dabbl es una radio que se puede escuchar por Internet y por iTunes. La mayoría de la música que tienen es de los géneros pop-rock, rock alternativo e indie (inglés y americano). Yo la recomiendo para cualquiera que aprecie esos géneros porque te ayuda a descubrir a nuevos grupos, además de escuchar las novedades musicales.
Además, por la tarde-noche pasan canciones, pero versiones en live, de muchos grupos. No sólo de los de ahora, si no también de Nirvana, Queen, The Rolling Stones, The Clash, etc.
La particularidad de esta radio es que, si te registras en la web (no tiene ningún coste y es bastante útil) puedes votar entre una muy amplia selección de música. Las más votadas serán las que pasen en la radio (y es verdad, que lo tengo comprobado).
Para más información aquí.


4 jul. 2010

Sherlock Holmes



Hace algunas semanas vi la película Sherlock Holmes la más nueva que ha salido, con Robert Downey Jr. (Sherlock Holmes) y Jude Law (John Watson).
Ante todo, me niego rotundamente a decir que esta película sea una adaptación de la obra de Sir Arthur Conan Doyle. Ni hablar. Ante todo, no recoge ninguna de las novelas o novelas cortas de Sherlock Holmes. Yo, que durante una época me leí todas ellas, puedo asegurar que película y libros no tienen nada que ver. Pero supongo que es no es nada nuevo tratándose de adaptaciones de libros a la pantalla, ¿verdad?

Esta película trata del detective privado Sherlock Holmes -y su amigo Watson- donde se enfrenta al malvado Blackwood. Tras haberle encarcelado, Blackood advierte a Holmes que este no es su final. Poco después es ejecutado y Watson verifica su muerte. Sin embargo, pronto empiezan a surgir muestras que Blackwood ha regresado y que planea sumir al mundo en el caos bajo su dominio. Estos dos y la misteriosa Irene Adler intentaran resolver el misterio tras la muerte de Blackwood y los asesinatos del que parece culpable.

Vayamos a por la crítica. Como decía al principio, esta no es una adaptación de las novelas de Sherlock Holmes, ni siquiera se aproxima a una adaptación libre. Así que, para cualquiera que aprecie las novelas, al ver la película tiene que pensar sólo que los nombres y la época coinciden, pero que no hay ninguna otra similitud.
El personaje de Holmes se ha transformado para que esté a la medida requerida por Hollywood y el mainstream. A parte de las obvias diferencias físicas, Sherlock Holmes no tontea, no está enamorado de Adler ni tiene muchos altercados físicos con el personal. Sherlock Holmes es alguien altivo, introvertido, y que consume cocaína entre otros estupefacientes (dato que la película decide obviar y sustituirlo por una especie de manía de inventar artilugios).
Watson es un personaje de los menos dañados, salvo que es extraño ver que es mucho más guapo que Holmes cuando en realidad debería ser bajito y gordo.
Además, ¿desde cuando el profesor Moriarty lleva una pistola escondida en la manga?
En fin, no me gustaría entretenerme en detalles así, aunque el hecho que hayan modificado casi por completo el personaje de Holmes puede resultar algo frustrante.
En fin, la trama es entretenida y mantiene siempre la intriga. Los extraños asesinatos sí que recuerdan un poco (aunque, por supuesto, en la película son algo exagerados y más parecidos a los retorcidos caso de Detective Conan) a las novelas. Sin embargo, para mi gusto (y ya apartándome de la comparación) había demasiadas escenas de acción y peleas. Sí, algunas eran divertidas, pero al final resultan algo cansinas. Por lo demás, hay algunas escenas bastante cómicas y el humor negro de los personajes da mucho de sí.
No obstante, hay un pequeño detalle que simplemente ridiculiza la trama. El objetivo del malvado es recuperar la antigua gloria de Inglaterra y volver a colonizar los Estados Unidos... Creo se explica por sí sólo pero por si acaso... Me parece irrisorio que intenten hacer esta campaña barata contra los ingleses, achacándoles un antiguo sentimiento colonialista. ¡Es que es de risa! ¿No bastaba con la dominación del mundo?
Pero digamos algo positivo: la banda sonora. Hans Zimmer, como siempre, se luce con la música que pone tensión y un toque (aún más) desenfadado al ambiente. Sin duda una de los aspectos más recomendables de la película.

En conclusión, ¿alguna noche aburrida y no ponen nada por la tele? ¡Alquila Sherlock Holmes! Entretiene, es divertida y no te hará reflexionar mucho (salvo una pequeño pensamiento acerca de como el miedo puede controlar masas).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...