25 jun. 2010

Desayuno con diamantes



Hace unos meses leí la novela de Truman Capote, Breakfast at Tiffany's, y al poco tiempo vi la adaptación a la gran pantalla, dirigida por Blake Edward y protagonizada por Audrey Hepburn. 

La película/libro trata de Paul Varjak, un escritor fracasado que vive en un edificio y una de sus vecinas es la peculiar Holly Golightly. Es una chica que organiza ruidosas fiestas y que vuelve siempre acompañada de algún hombre adinerado. Por algún tipo de azar, estos dos van a tener ciertos encuentros recurrentes y una relación un tanto especial va a nacer entre ellos en la que Paul va ser arrastrado en la espiral de la vida de la misteriosa Holly. 

En lo que concierne al libro, quizás lo más remarcable es la visión que da el autor de la sociedad de su época, y más precisamente, del tipo de mujeres como Holly Golightly. Aquí crea un personaje, un nuevo prototipo, que no se acerca ni de lejos al clásico de la femme fatale. Se trata simplemente de una mujer simple, con pocos recursos, con escaso talento o ganas de trabajar, que pretende vivir una vida de lujo cazando a un marido rico. Así pues, se cubre de una capa de seguridad, frialdad y superficialidad para poder alcanzar su objetivo rápidamente. En efecto, se trata de un juego con las apariencias. Holly tiene numerosas deudas y su pasado, durante la mayor parte de la película, nos es desconocido, o al menos incierto ya que sus historias son poco creíbles. Sin emargo, de algún modo extraño, es fácil encariñarse con ella. Por que, a pesar de todo, es una muchacha fresca, directa y bastante sincera. Digamos que es original y que a partir de esto se fundó el prototipo de chica despreocupada y aparentemente poco compleja que en realidad es todo lo contrario debido a un pasado oscuro. En la película, Audrey Hepburn interpreta a la perfección y además el guión es muy fiel al personaje. 
Sin embargo, en mi opinión el libro y la película divergen en un punto: la interpretación de la realidad de aquella época. Por una parte, la película da una versión mucho más ligera y cómica mientras que en el libro es mucho más grave. Por otra, en la película Paul Varjak tiene una amante que le mantiene mientas en el libro... no. En el libro Paul Varjak y Holly tienen mucha menos relación, su romance es mucho más implicito (si no es casi inexistente). Por esa razón el final del libro es radicalmente opuesto al de la película, cada uno responden al desarrollo. Mientras que la película es más una comedia romántica divertida y agradable, el libro es más dramático, lento, y un tanto deprimente. 

Ambas obras - el libro y la película - son recomendables por diferentes motivos. La película nos aporta una historia de amor fuera de lo común con excelentes interpretaciones y guión, mientras que el libro (cuyo estilo no aprecio mucho) dibuja una relación extraña, diferente, que no se podría definir como amorosa, y que nos da a ver la clase bohemia media-baja de aquellos años. 

3 comentarios:

  1. esta película es genial, me encanta, el personaje de Holly es increíble, y la canción de Moon River preciosa

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Hace poco acabo de enseñar esta película en mi blog. Adoro esta película, el personaje de Holly me encanta.

    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...