29 mar. 2013

Un par de ojos azules de Thomas Hardy


Yo, y la literatura inglesa, la literatura inglesa y yo... ahh, tanto por leer y tan poco tiempo! (La verdad es que me estoy empezando a sentir culpable por no estar leyendo más literatura francesa – y ya del resto del mundo ni hablamos) Uno de los autores "clásicos" que me faltan por leer es Thomas Hardy, más conocido por Tess de los d'Urbevilles, Jude el Oscuro o Lejos del Mundanal Ruido. ¿Y por qué leer primero Un par de ojos azules
 Se trata de una de sus primeras novelas, así que siempre es bueno empezar por los inicios. Además, conozco la fama de dramones depresivos que tienen sus novelas y, la verdad, en medio del curso no estoy yo para estos trotes! Leí el resumen de Un par de ojos azules y me pareció que satisfacía todas las cualidades que yo le podría pedir al libro. 

Se trata de la historia de Elfride, una muchacha de diecinueve años que se acaba de mudar a un nuevo pueblo, donde trabajará su padre como vicario. La historia empieza unos meses después de su mudanza, cuando un joven ayudante de arquitecto, Stephen Smith, visita su casa para hacer planos de la remodelación de un torreón de la iglesia. Al tener ambos la misma edad y naturalezas similares, se enamoran rápida e intensamente. Sin embargo, los humildes orígenes de Stephen convierten en imposible un enlace a los ojos del padre de Elfride, el señor Swancourt. Así que Stephen decide viajar lejos para poder convertirse en un mejor partido. Al mismo tiempo, Elfride conocerá a Henry Knight, amigo y preceptor de Stephen, por quién quizás empiece a desarrollar interés...
Esa es, más o menos, el tipo de resumen al que yo me enfrenté, pero la novela es muy diferente. Es decir, sí que trata, de alguna forma, del triángulo amoroso entre Elfride, Knight y Stephen, pero es distinto. Intentaré explicarme. Antes de todo, la novela es un culebrón de principio a fin, con pasiones desatadas, lágrimas y amores imposibles. Aún no sé decir si se trata de la influencia romántica sobre un estilo aún no definido del autor, o un intento de parodiar el género (por mi bien espero que sea lo último). Hay más de una escena que me ha hecho sonreír, e incluso soltar alguna carcajada. El personaje del padre de Elfride es simplemente tan ridículo... un hombre tan contradictorio, tan preocupado por las apariencias y por el rango social, que se da aires de alguien culto y tolerante, pero que en realidad sólo le importa su estatus y el "qué dirán". Y, si debo decir la verdad, la protagonista también parece una parodia de la heroína romántica. Si al principio nos la presentan como una joven mujer culta, inteligente y sensata, a lo largo de la novela ésta imagen se va distorsionado hasta que comprendemos a la perfección su personalidad. Es un personaje que se me ha hecho insoportable pero aplaudo a Hardy por crear a una protagonista tan insufrible (y lo bien que lo oculta al principio). Es una malcriada, caprichosa, y aún no se si inexcusablemente ingénua o terriblemente ambiciosa, otra duda que deja la historia. He disfrutado con sus exaltadas exclamaciones románticas, sus indisposiciones súbitas, sus miedos incontrolables y como consigue justificar sus acciones con tan rápida y sencillamente para que no tenga remordimiento alguno. 
Los personajes masculinos, es decir los pretendientes, desgraciadamente, no son tan jugosos. Stephen es un pobre muchacho enamorado y Henry Knight... pues otro. No encontré mucha complejidad en su diseño, y parecen dueños de un embrujo al enamorarse de la joven Elfride. 
La trama engancha bastante, pero es muy previsible (al menos en lo que a mí respecta, predije con bastante antelación el final). Tiene amoríos, grandes sorpresas, aventuras, momentos de peligro, citas a la luz de la luna, etc. Pero ya está, no es una gran novela, aunque una buena manera de entretenerse y pasar el tiempo. A pesar de esto, sigo teniendo (más) ganas de leer algo de Hardy, espero embarcar pronto en la lectura de Tess o de The Woodlanders.

26 mar. 2013

Evento Literario: Zoladdiction


Hoy os vengo a hablar de un evento literario en la bloggosfera que organizan los blogs de Fanda Classic Lit y Délaissé. Se trata de un reto, a lo largo del mes de Abril, de leer entre 1 y hasta 6 libros escritos por Émile Zola, un novelista francés de la segunda mitad del siglo XIX. 
En mi blog he reseñado dos de sus obras – Nana y La Fortuna de los Rougon – que me han encantado. También he leído otras suyas como Dinero, El Sueño, La falta del abad Mouret o El Paraíso de las Damas (que tengo muchas ganas de releer). 
Como que hace unas semanas me compré dos libros de Zola – La Tierra y Pot-Bouille – pensé que la casualidad no podía dejarse pasar, así que me apunto al reto. Hay tres niveles de 'dificultad' posibles y yo escojo el de Gervaise: leer entre dos y tres libros del autor
En particular, me propongo leer Pot-Bouille (la novena entrega de la saga de la familia Rougon-Macquart) y, para leer algo que no sea de esta saga, Lourdes, el primer volumen de una trilogía donde cada novela se centra en una ciudad Europea (las dos otras son Roma y París). 
Espero que os animéis con el autor, realmente es un clásico de la literatura francesa y a mí me encanta por como logra captar tan bien el ambiente en el que se sitúa la novela, sea en un pueblecito alejado del mundo, como en medio de la bolsa de París o en sus malas calles. Fue un autor muy comprometido con la injusticia y la desigualdad social que retrató fielmente su época. 
Si os da un poco de 'impresión' en autor os recomiendo empezar por El Paraíso de las Damas. Hasta ahora es su libro más ameno que he leído – la BBC hizo una pseudo-adaptación llamada The Paradise – y tiene una genial historia de amor. 
Si sois gente ordenada y queréis hacer las cosas 'bien', empezad por el primer tomo, La Fortuna de los Rougon que se sitúa durante la caída de la Segunda República. 
Si no, Germinal también es una buena apuesta, siendo seguramente su obra más conocida. Trata de las condiciones infrahumanas en las que vivían los mineros del carbón a finales de siglo. Es muy dura, aviso. De hecho, todo lo que escribe Zola suele ser bastante hardcore, aunque puede disimularlo más o menos, pero el efecto sigue siendo el mismo.
En todo caso, no importa por qué libro empecéis, no hace falta ir en orden aunque se trate de una saga.
Antes de acabar la entrada, os animo a que os apuntéis a la iniciativa o que, al menos, sintáis curiosidad por leer algo de este magnífico autor :)

Roma, ciudad abierta

Siempre he tenido interés por ver películas "clásicas", en blanco y negro. Uno de mis puntos "débiles" es el cine italiano, del que sólo he visto (de momento) Novecento y El Gatopardo. Así que decidí empezar a remediar esto en 2013, viendo Roma, ciudad abierta de Roberto Rossellini.


Resumen: Situada en la ciudad de Roma en 1944, la película empieza el día antes de la boda de Pina (Anna Magnani), una joven viuda madre de un niño,  y Francesco (Francesco Grandjacquet), un miembro de la resistencia italiana. Este día, Pina recibe la visita de Giorgio Manfredi (Marcello Pagliero), uno de los jefes de la junta militar del movimiento de liberación italiano, y amigo de su prometido. Deberán ocultarle y pronto se encontrarán con la Gestapo y las SS en sus talones, lo que traerá catastróficas consecuencias. En efecto, delante de la inminente llegada de las tropas aliadas, los nazis y los fascistas quieren acabar a toda costa con los "traidores". 

Marcello Pagliero y Maria Michi
Opinión: Esta película es del año 1945, así que, antes de ver la película, hay que tener en cuenta esto. Supongo que es difícil acostumbrarse a las películas en blanco y negro de aquella época, tienen un ritmo distinto. Pero es como leer "clásicos", con la práctica uno se acostumbra y acaba disfrutandolos igual, o más. 
El ritmo y la tensión dramática de la película van in crescendo. Los primeros cuarenta-y-cinco minutos son bastante ligeros, quizás los más difíciles de 'aguantar' de la película, en los que incluso hay algún chiste o momento de humor con bastante gracia. El director presenta el día a día de una familia pobre italiana durante la ocupación nazi. Hay el toque de queda, la falta de comida y los consecuentes asaltos a la panadería, el paro, etc. Pero todo sigue siendo muy "italiano", con las peleas domésticas, la presencia de la Iglesia, grandes gesticulaciones y dramatismo. Se presentan también los personajes y, a la descripción que he hecho arriba, añado al padre Agostino (Nando Bruno), que se encarga de los niños del barrio y es también miembro de la resistencia, y Marina (Maria Michi), una joven del mundo del espectáculo que está enamorada de Manfredi. 
Pero en el día de la boda entre Pina y Francesco algo trágico ocurre y, a partir de ese momento, la película es cada vez más dura. ¿Cómo describir la potencia emocional de ésta película sin desvelar datos importantes de la trama? Sólo decir que me gustó mucho que no presentaran a los hombres de la resistencia – porque, desgraciadamente, a las mujeres no se les permitía ese rol, como bien lo cuestiona una niña en la película – como héroes o mártires, si no como a personas humanas, con sus defectos, sus dudas y sus miedos. Como dice Agostino "Morir bien es fácil, vivir bien es lo difícil". Son personajes que cometen errores, que a veces están cegados por sus emociones, pero que creen en algo e intentarán superar sus defectos para poder liberar Italia. 
Hay algunas escenas bastante duras, y no en el sentido de las que solemos ver en la películas de hoy en día. Casi no hay sangre, hay escasa violencia, pero hay algo peor. Por una parte, el guión y las escenas dejan que el espectador comprenda perfectamente lo que está pasando, las torturas a las que se está sometiendo al personaje, pero sólo dejándole entrever lo mínimo necesario para que ya se imagine lo peor. Por otra parte, esto se acentúa por la presencia de los personajes de la Gestapo y de las SS. Son personajes totalmente despreciables, ajenos al dolor humano, tan insensibles y tan llenos de su propia susodicha superioridad que miran sin inmutarse y permiten las peores cosas. Pero no son todos un estereotipo del "malo", en absoluto. Hay personajes retorcidos, y luego hay personajes que parecen ser más tolerantes, que comprenden el horror que están cometiendo, pero que a la hora de la verdad ejecutan las órdenes sin una sombra de duda.
Los actores son muy buenos y sólo puedo quejarme de que, al tratarse de una película con casi setenta años, la calidad del sonido y de la imagen es un poco defectuoso pero que, en ningún momento, puede disminuir el impacto emocional de algunas escenas. En especial las del día de la boda y la escena final dan escalofríos por su brutalidad. 

En conclusión, recomiendo esta película a los amantes del cine, es un clásico imprescindible que cuenta una historia que, seguramente, fue muy común en esos días, pero no por eso pierde su capacidad de conmocionar a los espectadores. Sin duda, vale mucho la pena.

23 mar. 2013

Mount TBR: Checkpoint #1


Uno de los desafíos que me propuse para 2013 fue acabar con el enorme pilón de libros que se habían acumulado en mis estanterías a lo largo de 2012 (y especialmente tras las Navidades). Aunque también quería comprometerme a no comprar tantos libros, la carne es débil y pasar por delante de una librería es ya una tentación muy grande para una compradora de libros compulsiva como yo.
Escogí el nivel Pike's Peak que consiste en leer 12 libros acumulados, ¡y ya lo he completado! Hasta ahora he leído 16 libros, aunque sólo se hayan publicado las reseñas de 7 (paciencia, paciencia) así que voy a aumentar el reto hasta Mount Blanc: 24 libros!

Como parte del check-in, el blog organizador del reto, My Reader's Block, también ha propuesto contestar a una o más preguntas. Estas son las que más me apetecían.

Portada favorita


(Aunque esta también me parece preciosa)

¿Qué libro llevaba más tiempo en tus estanterías? ¿Ha valido la pena la espera?
Tanto Una historia banal de Anton Chejov como El Golpe de Gracia de Marguerite Yourcenar llevaban desde mitad de Agosto en mi estantería. Y la verdad es que ambos me dejaron muy indiferente, aunque pude apreciar las dotes literarias de los dos autores. Tengo rachas con libros, a veces paso meses leyendo libros increíbles y otros en que la mayoría son un simple pseh, ¡pero no hay que desanimarse! Siempre he pensado que es mejor arriesgarse y encontrarte con un libro con el que no encajas que ir siempre a lo seguro. Además, raras veces me he topado con un libro del que no hubiese aprendido algo, o no me hubiese entretenido.

22 mar. 2013

Reseñas Express #7

En la blogosfera vi una reseña de este libro que hizo que quisiera leer este libro cuanto antes – a parte de que Thomas Bernhard es un conocido autor y nunca antes había leído nada suyo. He de decir que El malogrado no me ha gustado mucho. Quizás es la forma en la que está escrita: toda la novela es el discurso mental del protagonista, recordando su amistad con Glenn Gould (un célebre pianista del siglo XX, en especial debido a su interpretación de las variaciones Goldberg de Bach) y otro compañero, con quién estudió en Salzburgo durante su juventud. Ahora, Glenn Gould a muerto, y su otro amigo se ha suicidado, él es el único que queda. Así pues, examina sus recuerdos, por qué ambos decidieron abandonar el piano al descubrir lo brillante que era Gould. Pero también es un estudio mucho más profundo de las personalidades de cada uno, de su carácter, sus rasgos que les llevaron hacia una vida u otra. Hay partes de la novela que me han parecido muy interesantes, y como el autor perfila las personalidades y las interacciones entre personajes me han encantado, pero ha habido algo que me ha puesto muy nerviosa. En parte creo que es debido a que la traducción era un poco pobre (habían varias frases que gramaticalmente no tenían sentido, añadiendo a esto que, al estar escrita como un flujo de pensamientos, no es algo de forma estándar). Quizás es porque es un poco deprimente el libro, porque tanto el narrador como Wertheimer me ponían de los nervios,... no sé.


De nuevo, un libro de un autor del que no había leído nada hasta ahora, Corman McCarthy. El Sunset Limited tiene formato de obra de teatro – un género que no suelo abordar – con tan sólo dos personajes, Blanco y Negro. Ambos se encuentran en el piso de Negro, éste acaba de impedir que Blanco saltase a las vías del tren y le arrollase el Sunset Limited. A lo largo de la obra Negro intentará convencer a Blanco de que merece la pena vivir la vida, que se trata de un regalo precioso y único, mientras que Blanco le expondrá las conclusiones a las que ha llegado. Ambos no podrían ser más distintos, tal y como indican sus opuestos 'nombres'. Negro es un hombre muy humilde, que vive en un barrio pobre y no tiene ningún tipo de educación (y habla acordemente, lo que puede resultar un poco desconcertante, al principio, si se lee en inglés), con un pasado penal y con una particular devoción religiosa. Blanco es un profesor – de qué, no se sabe –, muy culto y claramente instruido, cínico y declaradamente pesimista acerca de la vida (no sólo la suya, la del resto también) y del género humano. El libro es muy corto, pero intenso y las ideas que intercambian ambos personajes merecen su debida consideración, no son nada simples (aunque se plantean en términos muy diferentes). Además, no predomina una visión de la vida, no se impone al lector la opinión de uno o de otro como la "verdadera".


 El año pasado leí Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, que me encantó. Así que cuando vi Le Coup de Grâce (El Golpe de Gracia) no me lo pensé dos veces. La historia, un relato corto de un poco más de 100 páginas, transcurre en la región de los países bálticos en 1919. El protagonista, Éric, está enrolado en el ejército, aunque nunca luchó en la Gran Guerra, y le envían a luchar contra las guerrillas comunistas. Así vuelve a Katrovicé, el pueblo de su infancia, y se encuentra de nuevo con Conrad, su mejor amigo, y su hermana Sophie. El libro, narrado en primera persona, mezcla detalles sobre las incursiones militares de Eric, a la vez que su peculiar relación con la hermana de su mejor amigo, una especie de juego de atracción que oscila entre el amor y el odio. De hecho, la historia está basada en unos hechos reales, que le contaron a la escritora. Sin embargo, según Yourcenar, su objetivo era crear tal relación y retratar a un personaje tan complejo como Eric. Y lo consigue, además con su estilo tan fluido, tan poético y maravilloso. Pero hubo algo de esta historia que simplemente me dejó fuera de ella. No me interesaba en absoluto, más allá de mis simpatías por el personaje principal, no le encontraba sentido a la historia. Su relación con Sophie – ¿se puede llamar a eso relación? ¿La quiere de verdad y nunca se da cuenta de ello o es realmente tan frío como él piensa? – es... rara, pero no en el sentido "bueno" de rara, está ahí y no lo veo tangible. En fin, a pesar de que no me haya gustado mucho, sigo teniendo ganas de leer algo más de la autora.

19 mar. 2013

The Labyrinth


Creo que este va a ser un post a lo tercera temporada de Downton Abbey, pero a lo bestia de verdad.
Decidí ver The Labyrinth...  ¿por qué? ¿POR QUÉ? Me pregunto ahora, y no encuentro la respuesta. Quizás a causa de mi fe ciega en la promesa de calidad mínima de las (mini)series británicas. Pero no, el dios de la pequeña pantalla decidió acabar con mi parcialidad y enviarme esta... esta excepción a la regla (benditos sean los eufemismos).
En fin, empezemos (me duele hacer esta reseña, a la vez que mi disgusto me empuja a escribirla, tengo que desfogarme de alguna manera). La historia transcurre en dos momentos en el tiempo, ambos situados en los alrededores de Carcasonne, Francia. La primera, situada en la edad medieval, durante la cruzada contra los cátaros (una secta católica), tiene como protagonista a Alaïs (Jessica Brown Findlay, sí, la Lady Sybil de Downton Abbey), una joven noble casada con... ¡Mr. Moray de The Paradise! (es decir, Emun Elliot, llamado aquí Guilhem du Mas). Y tiene por hermana Katie McGrath (Merlin), que en este caso también hace de (una de las) malas del telefilme. De pronto, su padre le revela que tiene uno de los tres libros necesarios para encontrar el grial. Y en un santiamén le dan (sí, ni los busca ni nada, se los dan así por las buenas algunos vecinillos) los otros dos que quedan. Ah, y también hay unos cruzados muy malos y sanguinarios que van de camino a Carcassone, que también quieren los libros, of course. Uy, y me olvidaba, también sale Tom Felton (sí sí, el Draco Malfoy de Harry Potter).
Draco también sufre como yo
Estos libros son los que buscan en la actualidad una secta chunga, liderada por Marie-Cécile (Claudia Gerini), que además de ser rica tiene como chico de compañía a Sebastian Stan (el sombrerero loco de Once Upon a Time). Pero la protagonista de ésta época es Alice Tanner (Vanessa Kirby, The Hour), que simplemente está ayudando en una excavación cuando tiene una visión y ve a Alais dándole un libro. Y de pronto se verá inmersa en un entramado del que, la pobre, no tiene ni idea.
La trama no tiene sentido alguno. Quiero decir... está todo mezclado, y es ugh, horrible. A parte de que la precisión histórica se la pasan por el forro (porque todos eran super tolerantes, y vivían en un mundo feliz donde los nobles eran majos y trataban bien a los siervos), es que los personajes no tienen sentido alguno. Tienes a Tom Felton que hace de señor del lugar, y tiene algunos consejeros, todo muy democrático. Y se preparan para la batalla contra los cruzados. Y de pronto sale esto de los libros, que no sabes muy bien de dónde, ni por qué, ni cómo resulta esto interesante (vaaale, encontrar el grial, la juventud eterna, blah blah blah). Tienes a Lady... digo Alaïs, una buenaza que no ve que su marido le pone los cuernos con su hermana. Y justamente el personaje de la hermana es casi calcado al que interpretaba Katie McGrath en Merlin. Una hermana mayor que descubre que en realidad su padre es otro y desde allí se vuelve, así por las buenas, mala malísima y decide amargarle la existencia al resto del universo. Y veía las sonrisas de esta chica y es que eran iguales a las de Morgana. Por favor, que es lo mismo, la mujer no tiene dotes de interpretación, dejad de imponérsela a los espectadores. Vale que tiene ojos bonitos y lo que quieras, pero por favor, sufro cada vez que la oigo hablar con poner cara de estar tramando algo diabólicamente perverso. 
Y en el presente, pues nada, el cliché más típico del universo. Resulta que la protagonista está relacionada con Alais, pero no lo sabía hasta ahora, y parece que todos saben más sobre su vida que ella misma. La pobre se pasa las tres cuartas partes sin saber qué demonios está pasando y la verdad es que no sé como no la liquidan antes, qué falta de profesionalidad por parte de los malos. Que estos, dale. Tienes a la típica secta que hace sacrificios, que se reúnen a la medianoche y van todos encapuchados. Y luego está el fundamentalista católico que le gusta automutilarse y que se le ha ido por completo a la cabeza. Obviamente, no podía faltar una pizca de amor para hacer esta mezcla. Con el amante de la mala malosa. Me pregunto, Alice, ¿no sospechaste del hombre que se acuesta con la mujer que ha asesinado a un policía y a tu mejor amiga? No que haya apretado el gatillo él mismo, ¡pero maldita sea que viven en la misma casa! 
Y todo parece una mala versión de una serie de la HBO. Algunas escenas de cama – pero cuidado, no nos pasemos no vaya a ser que se nos derrame el té – y algo de violencia, pero nada lo suficientemente bien hecho. 
En fin, como podéis ver, todo muy horrible. Me aburrió un montón esta serie, no veía llegar el momento en el que finalizase mi agonía. Para vuestra información (y precaución) la mini-serie está basada en la novela de Kate Mosse, a la que no pienso acercarme, y que encima tiene segunda y tercera parte! He aprendido la lección, leeré reseñas antes de empezar con una serie. Sólo me queda deciros que no perdáis tres horas de vuestra vida mirando esto, yo ya no podré recuperar las mías.

Por cierto, ayer publiqué una reseña con un nuevo formato, agradecería vuestra opinión :)

17 mar. 2013

La Guerra de las partes pudendas de Don Emmanuel de Louis de Bernières




¡Hola! Ésta es una propuesta de 'nuevo formato' de reseña. En realidad, no es más que eso, creo que hay el mismo contenido que en mis reseñas anteriores sólo que he intentado dividirlo en puntos para que sea más sintético y más fácil (y directo) de leer. 

Hace casi cinco años leí La mandolina del Capitán Corelli de Louis de Bernières (a pesar de su nombre, es inglés) que se convirtió en uno de mis libros favoritos. Al cabo de unos años encontré Birds Without Wings (Pájaros sin alas) que también me gustó mucho. Hace poco recordé a este autor y lo mucho que había disfrutado con sus libros y decidí comprarme otro. El elegido fue La guerra de las partes pudendas de Don Emmanuel (os aviso desde ya: no os fiéis del título), su primera novela y primera parte de la Trilogía Latinoamericana.

Resumen: La sinopsis de éste libro es la más engañosa que he leído en años, así que dudo en qué contaros sobre la historia. Se sitúa en un país imaginario de América del Sur hacia la década de 1970. Y, sin duda, existe un Don Emmanuel que está muy preocupado por la higiene de sus partes pudendas, que está bajo amenaza pues Doña Constanza quiere desviar el curso del río Mula para poder llenar su piscina. Pero, ¿de esto trata el libro? O no, qué va, hay mucho más. Quizás esta pequeña guerra particular es uno de los muchos detonantes de encuentros y desencuentros, pero no es en absoluto el argumento central. Para empezar, el país se encuentra en un pseudo-estado de guerra civil, con paramilitares, guerrilleros, corrupción, militares que planean golpes de Estado,... Y, como siempre, quién sufre esto son los más indefensos. 

Opinión:
  • La trama: El libro se divide en capítulos cortos de unas diez páginas cada uno, que consisten en pequeños episodios en la vida de algún o varios personajes. El ritmo varía a lo largo de la historia, a veces el final de un capítulo te deja en un suspense propio de una telenovela (pero con calidad) y otras todo parece que vaya siguiendo el curso de un río manso. Pero nunca parece aburrido, y siempre se está alerta porque a la mínima el autor te llama la atención con algo que ocurre. En éste libro hay lugar tanto para las risas – gracias a situaciones imposiblemente divertidas – o para el horror – al situarse en un país tan convulso, ya os podéis esperar unas escenas de violencia y tortura terribles. 
  • Los personajes: ¡O hay una veintena de personajes principales o no hay ninguno! El narrador siempre es Louis de Bernières pero hace muchos saltos en los puntos de vista. Hay una excelente variedad de personajes: desde un niño que vive en las montañas y se ve obligado a huir a la jungla, pasando por un joven profesor en un pequeño pueblo, hasta un capitán del ejército que, tras darle rienda suelta para hacer lo que quiera, se convierte en un sádico. Al principio puede resultar algo liante – y al final también, pero se sobrelleva, y yo personalmente recomiendo hacer una pequeña ficha – puesto que cada personaje tiene un origen y un pasado muy particular. Quizás no son muy complejos – puesto que, al haber tantos, tampoco puede dedicar mucho tiempo a su análisis – pero tienen algo que les hace especiales. Algunos son entrañables, otros extraños y algunos odiosos, pero tienen... algo. Siento que mis habilidades explicativas sólo sepan llegar a una conclusión tan pobre!
  • El estilo: Mi recuerdo de Louis de Bernières era su capacidad de crear algo entrañable y nostálgico, no por evocar un pasado perfecto, si no por crear un mundo tan especial y único que te generaba éste sentimiento. Esto es, en parte, lo que también consigue en La guerra de las partes pudendas de Don Emmanuel, pero diferente. Lo que más me ha gustado es su capacidad para compaginar momentos en los que era inevitable no sonreír – sea por sus punzantes comentarios o situaciones que, directamente, son divertidísimas –, otras en las que francamente me costaba seguir con la lectura porque no podía soportar leer lo que estaba pasando, y, de vez en cuando, alguna perla de la mano de los pensamientos de un personaje. 
  • Con la de portadas bonitas que
    se han hecho de este libro...
  • Desvaríos varios sobre la lectura: Antes de empezar estaba asustadísima porque es un libro que 'pertenece' al género de realismo mágico, que no me suele gustar mucho. Pero aquí no ha sido un problema ya que sirve para realzar situaciones o personajes. Aunque quizás si no hubiera hecho acto de presencia – sobretodo hacia el final, dónde ya todo se vuelvo un poco loco – me hubiese gustado más pero no puede decir que sea un 'pero' de la novela. Un 'aspecto' de la novela que me gustó mucho fue como el autor cuenta la historia del país – a veces de forma general, otras a través de personajes que tuvieron un impacto directo sobre ella–, que con un par de pinceladas lo deja todo más que claro. Y, al explicar muchas cosas relacionadas con la economía – y muy bien hecho –, pues me hizo mucha gracia. 
  • Es un libro que me ha tenido siempre al filo de la lectura, me costaba un montón dejar de leerlo, simplemente te atrapa en su mundo. Sufrí con el horror de la situación del país – que bien podría ser ejemplo de cualquier país de la zona durante aquella época – pero también me animaba a seguir, para ver cuál sería el final y porque, en cierta forma, lo encontraba informativo. Aún se me ponen los pelos de punta al recordar ciertas cosas. Y, aunque no haya viajado nunca a ese continente, creo que captura muy bien el espíritu de sus gentes y lo que allí ocurrió. Es una lectura que he disfrutado y, más aún, que he vivido

Conclusión: Personalmente me ha gustado mucho y no veo el momento de hacerme con la segunda parte Señor Vivo and the Coca Lord. Está muy bien escrito, te da un ajetreado paseo por una montaña rusa de emociones y tiene un tema muy interesante.
¿Qué os parece este nuevo formato? En todo caso, aún hay unas cuantas programadas que son 'normales'. No sé si adelantar un poco el ritmo para que no salga la reseña de un libro al cabo de dos meses de haberlo leído xD
Y, que no se me olvide, muchísimas gracias a todos los que comentasteis en la entrada, me ha sido de gran ayuda y me he alegrado mucho de que leáis el blog y os gusten las reseñas :)

16 mar. 2013

The Classics Club – Meme de Marzo

Como cada mes, aquí llega otra entrega del Meme de The Classics Club, un grupo de gente que tiene en común el reto de leer clásicos de la literatura. Este mes la pregunta que se hace a los participantes es la siguiente:

¿Te gusta Jane Austen o quieres "enterrarla y golpear su esqueleto con su propia tibia"? (dixit. Mark Twain) ¿Por qué? ¿Cuál es tu libro favorito (o más odiado) de Jane Austen?
 Conocí a Jane Austen cuando debía tener unos doce años, a través de la película Sentido y Sensibilidad (la versión protagonizada por Emma Thompson, Kate Winslet, Hugh Grant y Alan Rickman) por la que tuve una verdadera obsesión. Un par de años después vi la versión de Orgullo y Prejuicio con Keira Knightely y Matthew MacFayden lo que ya supuso suficiente estímulo como para pasar a leer a la autora de tales obras. Creo que Orgullo y Prejuicio es uno de los libros que más veces he leído, una en francés, varias en castellano y una en inglés. Pero, por algún motivo, nunca me convertí en una devota de Jane Austen. De hecho, he leído muy pocos de sus libros (y el único que tengo aquí reseñado es Lady Susan). Varias veces he intentado leer Emma, en varios idiomas, y ninguna sin éxito. Simplemente, me puede. Y he leído novelas en las que no ocurre nada pero ésta tiene alguna característica que hace que me sea imposible ir más allá de la página 100. También me extraña que nunca haya intentado leer Sentido y Sensibilidad, dado lo que me gustó la película, aunque quizás es justamente eso (una memoria demasiado buena), lo que me previene de leerlo. Lo mismo ocurre con Mansfield Park o Northanger Abbey. He visto sus adaptaciones y su trama no me ha llamado nada la atención – todo lo contrario – así que abandoné cualquier gana de leer su versión original. Eso no pasó con Persuasión. Leí el libro y puedo afirmar que es mi favorito de Jane Austen, quizás porque se parece tan poco a sus demás obras. 
En todo caso, tengo muy claro que se trata de una autora brillante, con la que uno disfruta de sus comentarios agudos y mordaces, de su sentido del humor e ironía a la hora de describir la sociedad en la que se encontraba. Y hay que tener en cuenta de que llevó una vida bastante tranquila y aislada, su conocimiento del corazón humano es considerable. Sus historias son alegres y siempre, siempre, con final feliz, algo que se agradece. Pero, para mí, nunca podrá superar a las hermanas Brontë – sé que no hay por donde coger esta comparación, lo digo desde un punto de vista personal–.

14 mar. 2013

Reflexión sobre el blog que agradecería que leyérais

Desde hace un tiempo que llevo pensando sobre este blog.

  • Ya estoy en tercero de carrera, esto supone un gran aumento de trabajo y tiempo que me ocupan mis estudios. Las reseñas me llevan tiempo, al igual que navegar por la bloggosfera. Para mí es un genial pasatiempo y la verdad es que he encontrado a blogs y bloggers con los que comparto muchos gustos y no me gustaría perder esto.
  • Me estoy dando cuenta de que cada vez veo más las reseñas como una obligación al acabar de leer un libro que no un placer, el de poder expresar mi opinión. Y ése fue mi motivo al crear este blog, poder escribir sobre las cosas que leía o veía, y hacerlo como quisiera.
  • Creo que tengo que 'rediseñar' mis reseñas. No soy una experta en literatura, tan sólo una ávida lectora, tan sólo pretendo dar mi humilde opinión. Además, tengo la impresión de que son reseñas demasiado largas áridas. Siendo sinceros, al ver tantos párrafos seguidos me da pereza hasta mí leerlo. 
  • Dada mi acumulación de trabajo he estando programando entradas y ya tengo hasta casi mediados de mayo. Esto puede ser muy práctico ya que me quita la tensión de tener que estar pendiente de ir publicando entradas. Pero esto hace que pierda 'contacto' entre el momento en que leo el libro y el momento en que se publica la reseña.
  • Echo de menos escribir entradas más espontáneas, ¿dónde ha quedado mi 'Escuchando desesperadamente a...' o algunas entradas más de opinión? También empecé una serie de 'Libros temáticos' que me gustaba... pero ya no la sigo. 
En conclusión:
  • Me gustaría hacer reseñas más concisas y precisas. Me gustaría poner, como siempre, un breve resumen del libro, sin spoilers, algunos datos interesantes, y luego otras cosas de opinión pero no muy 'literarias', quizás sobre los personajes, qué me ha parecido el estilo del escritor, etc. Y luego, un apartado con la conclusión final y quizás otras cosas como 'te gustará si..." y eso. Aún no sé si incluir una 'nota' del libro, puesto que a veces los números confunden más que aclaran las cosas.
  • Quiero vuestra opinión, ¿qué pensáis de las reseñas hasta ahora? ¿y el modelo que propongo? ¿Qué os interesaría saber de una novela? ¿Qué opináis de las entradas que no son puramente reseñas?
Aprovecho para deciros que estoy ya en periodo de exámenes finales así que no me veréis mucho por aquí :(


13 mar. 2013

Las observaciones de Jane Harris


Se supone que debería estar intentando reducir el número de libros que me quedaron pendientes en 2012, pero por algún motivo tenía muchas ganas de leer Las Observaciones (que después de comprármelo me di cuenta de que había estado nominado al Orange Prize). Por otra parte, también me apetecía leer algo de novela histórica.

Resumen: Bessy Buckley es una joven irlandesa de quince años que deja Glasgow, donde lleva cuatro años viviendo, para ir a Edingburgo en busca de un puesto de trabajo después de que su empleador muriera. En su camino se encontrará con Castle Haivers, una propiedad más humilde de lo que su nombre dejaría imaginar, en manos de los Raid. Después de un fortuito encuentro, Bessy se convertirá en la nuva (y única) criada de Arabella Raid.

Opinión: Mi edición de ésta novela, publicada originalmente en 2006, forma parte de una "serie" denominada Secretos & Mentiras, que se compone de varios clásicos modernos con siempre un elemento en común, el engaño. También forman parte de ésta colección libros como La escritura secreta de Sebastian Barry o Los restos del día de Kazuo Ishiguro.
Podría decir que Las Observaciones es una novela con personajes llenos de secretos acerca de su pasado. Por una parte, tenemos a Arabella Reid, sus particulares órdenes y tareas para sus criadas, y su obsesión con Nora, una criada que tuvo, la más perfecta de todas, y que falleció. Por otra parte está Bessy, la narradora, que huye de Glasgow. ¿Pero por qué? También es poco usual que una criada, y no digamos de ésta edad, sepa leer y escribir en 1863... Los secretos se irán desvelando a ritmos muy distintos. El motor que impulsa la trama hacia adelante es, sin duda, la llegada de Bessy a la casa y como su tempramento y su curiosidad (creo que lo suyo va más allá de la mera curiosidad) van a desencadenar una serie de acontecimientos sobre los cuáles ella perderá por completo el control. Pero no quiero desvelar nada de la historia. Por otra parte, como narradora, poco a poco, va dando indicios de su pasado, a través de alusiones, pequeñas pistas, o relatos más largos sobre ciertos episodios de su vida, que se va volviendo cada vez más oscura y más sórdida.
Pero, en sí, la novela no es nada sórdida ni "cruel", aunque algunas cosas que ocurren son un tanto dramáticas (y me quedo corta). Todo esto es, justamente, gracias a la narración de Bessy. Su forma de escribir – de "hablar" diría yo – es muy amena, poco descriptiva, y, sobretodo, llena de humor e ingenio. La autora ya ha tomado el debido cuidado de añadir una cierta cantidad de vocabulario coloquial (debo haber leído infinitas veces 'flippin' y sus demás variantes), faltas de ortografía, faltas gramaticales, etc. La manera cuenta las tareas que debe hacer para su ama, o las reuniones sociales en las que está presenta, son, no sólo curiosamente entretenidas, si no con unos comentarios de Bessy que suelen ser divertidísimos.
Lo que centra la atención en la novela es la relación entre ama y criada. Que, la verdad, nunca llegué a entender muy bien. Comprendo que Bessy le esté muy agradecida por haberle dado trabajo y cobijo cuando no traía ningún tipo de referencia y escasa experiencia. Pero no llegué a ver la relación que tenían entre ambas, una especie de amistad (dentro de lo que era permisible entre dos mujeres de clases distintas en aquella época). Quizás es porque, al menos en mi opinión, el carácter de los personajes no está muy trabajado. Es decir, la personalidad de Bessy está muy bien definida y creo que, más o menos, es muy coherente con su vida anterior. ¿Pero el resto de personajes? Arabella es alguien muy extraño, cuyas acciones, sentimientos y motivaciones siguen sin tener mucho sentido para mí. Los demás personajes secundarios simplemente se limitan a estar ahí, algunos siguen un cierto patrón, teniendo menor o mayor complejidad – pasando por el pesado del reverendo, la "típica" madre que tiene Bessy, y el marido de Arabella, James Raid. Éste quizás es el más interesante de los personajes secundarios y realmente me hubiese gustado que tuviese un poco más de protagonismo, para poder ahondar más en su carácter.

En conclusión, Las observaciones es una buena novela de misterio, es muy entretenida y engancha desde la primera página. Como novela histórica... bueno, Harris tampoco hace una descripción muy meticulosa y recrea un ambiente de la época (tampoo hay mucha ocasión puesto que la mayor parte de la novela transcurre en una casa bastante aislada), pero no hay anacronismos ni nada por el estilo. Muy recomendable si os apetece leer algo bastante liviano, a ratos divertido, y que devoraréis.

10 mar. 2013

Homeland (2ª Temporada)


Este verano vi la primera temporada de Homeland, una serie estadounidense de la cadena Showtime, su continuación se estrenó a finales de septiembre y sólo ahora he podido ponerme al día.

La temporada 2 arranca unos meses más tarde del final de la primera temporada, con Carrie Mathison (Claire Danes, Stardust, The Hours) de vuelta a la vida normal, fuera de la CIA y Nicholas Brody (Damian Lewis, The Forsyte Saga, Life) siendo miembro del Congreso de los Estados Unidos. Pero un ataque de Israel a las bases nucleares de Irán hará temer a la agencia de seguridad que haya otro ataque terrorista sobre suelo estadounidense, ideado por Abu Nazir (Navid Nehgaban, 24). Entonces, la ayuda de ambos será indispensable para evitar otra catastrófica masacre.
Homeland vuelve con la fórmula que la hizo tan popular en su primera temporada: mucha acción y excelentes actores.
En lo concerniente a la acción, poco más se puede pedir. Hay una trama oculta para atacar a los Estados Unidos. Así que para ello se espía, se persigue, se destapa, se utilizan las fuerzas de seguridad, todo lo que haya a mano. Por suerte, no siguen la misma línea de las películas americanas del mismo género y hay un escaso número de persecuciones (ninguna en coche, cosa que agradezco infinitamente a los guionistas) y de explosiones. Eso sí, de tiroteos hay bastantes y con todas las variables habidas y por haber. Hay violencia, no algo gore, y mucha, muchísima tensión. Carrie y Saul Berenson (Mandy Patinkin, Mentes Criminales, La princesa prometida) deben descubrir de qué se trata. A éstos se le añade un nuevo miembro impuesto por David Estes (David Harewood, Diamantes de sangre, El mercader de Venecia), Peter Quinn (Rupert Friend, La joven Victoria, Orgullo y Prejuicio), un analista de la CIA. Éste personaje le dará mucho juego a Carrie. Es alguien mucho más frío y, sin ninguna duda, mucho más objetivo en lo que se refiere a Brody. Personalmente, me parece un gran acierto haber introducido un personaje así, es muy directo y tiene unos diálogos geniales. El personaje también es algo misterioso, no se sabe muy bien de dónde ha salido, y espero volver a verle en la tercera temporada. Pero sigamos con la trama. Durante más de la mitad de la temporada, los capítulos están esencialmente centrados en la prevención de este ataque inminente, pero los pobres no parecen avanzar mucho. Esto cansa un poco ya que no hay tramas secundarias (a parte de alguna relacionada con la vida personal de Brody, su carrera como político o sus problemas en casa) que lo compensen. De hecho, me parece muy realista que tarden tanto en encontrar algo, que sigan pistas falsas o que, simplemente, no sepan por dónde avanzar. Pero, por favor, hay que añadir algo para ponerle algo más de intriga. Y de pronto, en la parte final de la segunda temporada, empiezan a surgir nuevas subtramas, realmente interesantes algunas, que se desarrollan muy deprisa, o casi nada. Por ejemplo, al final de la primera temporada los espectadores se quedaban con la duda de quién era el topo en la CIA. Pues bien, no hay mención de ello a lo largo de los nuevos capítulos y sólo al final parece que pueda haber una diminuta alusión, muy implícita a ello. A pesar de esto, Homeland es una serie que entretiene, y mucho. Los últimos capítulos son francamente trepidantes y siempre te dejan con los nervios al borde de un abismo.
En lo referente a las interpretaciones, bien merecidamente se le otorgó el Globo de Oro a Claire Danes y a Damian Lewis por sus interpretaciones en esta serie. Y en la segunda siguen superándose. Hago una mención especial al capítulo Q&A, en el que ambos se lucen, y de qué manera (aún tengo escalofríos al pensarlo). Todo el elenco del reparto es impecable, pero me gustaría recalcar el trabajo de Morgan Saylor como Dana Brody, la hija del protagonista. En esta temporada tiene aún más presencia que en la anterior, y es que la mujer se lo merece. No le dan un papel nada fácil, ser una adolescente que encima está viviendo una situación familiar tan complicada, y ella lo borda. Eso sí, a veces me dan ganas de abofetear a su personaje, pero esto hay que agradecérselo a los guionistas. Hablando de personajes, a veces me pregunto cómo alguien se puede creer que Carrie obtuviera nunca el permiso para ser agente de la CIA. Es tan endemoniadamente emocional, guiándose por impulsos, debido a que tiene una obsesión por dar con Abu Nazir, lo que le hace perder un poco el sentido común. Es algo que me cuesta comprender como, con su poca capacidad de obedecer órdenes, haya podido llegar hasta aquí. Pero también es cierto que, aunque puede llegar a fastidiarla bien, también, como dirían en la serie gets shit done. Luego está su relación con Brody. Aunque ambos sean muy buenos actores, sigo sin acabar de ver los sentimientos que tienen el uno por el otro, han pasado por demasiado, se han hecho demasiado, y... no sé... Oh, bueno, vuelvo a desviarme pero, Brody, qué bien lo hace Damian Lewis. No sé como, pero consigue que nunca pueda fiarme de su personaje, pase lo que pase, haga lo que haga.

En fin, por lo que vi en mi reseña de la primera temporada, muchos de por aquí no son muy fans de las series de intriga, de thriller, pero no puedo dejar de recomendar esta serie. A mí me ha gustado mucho, es corta (tan sólo doce capítulos por temporada), tiene un buen guión y buenos actores.

9 mar. 2013

Nuevo en la estantería #14



Yo me había prometido no comprar libros hasta Sant Jordi (el 23 de abril) pero... obviamente, no pude. En fin, que en una librería cerca de dónde vivo han decidido sacar un gran número de libros rebajados y no pude resistirme a la tentación de libros (casi) nuevos a 3€. Han caído cuatro, ninguno de los cuáles estaba en mi lista de libros por comprar pero... 
Y aquí va la lista de afortunados :)
  • Alentejo Blue (traducido como Café Paradiso) de Monica Ali, lo compré por capricho, teniendo aún por leer Brick Lane, pero creo que éste irá primero ya que encaja a la perfección en mi European Challenge, ya que no he leído ningún libro que transcurre en Portugal. El libro cuenta la historia del pueblo portugués a través de las vidas de hombres y mujeres cuyas familias han vivido allí durante generaciones. Para Teresa, una joven de 20 años, Mamarrosa es un lugar de dónde escapar. Para la disfuncional familia Potts, es una forma de huir de sus problemas. Vasco, el propietario de un café que nunca se ha recuperado de la muerte de su esposa.
  • La casa del silencio de Orhan Pamuk. Siempre he tenido curiosidad por este autor turco, ganador del Premio Nobel de Literatura, y ésta me pareció una excelente oportunidad. En una casa en ruinas de una localidad costera vive la vieja Fatma junto al enano Recep, hijo ilegítimo de su marido muerto. Como todos los veranos, sus tres nietos llegan a pasar unos días de vacaciones: Faruk, el mayor, la soñadora e idealista Nilgün y el joven Metin, cuyo sueño es emigrar a EEUU. Por diferentes motivos, todos ellos desean que la vieja dama venda su casa donde ha transcurrido toda su vida...
  • Pot-bouille de Émile Zola. Desde que leí La fortuna de los Rougon que retomé el ánimo para seguir con la serie de los Rougon-Macquart. Octave Mouret, el futuro patrón que revolucionará el comercio en El Paraíso de las Damas, llega de las provincias, y alquila una habitación en un inmueble de la calle Choiseul. Atractivo y y jovial, seduce a una mujer de cada piso, descubriendo así los secretos de cada familia. En el décimo volúmen de la saga, que evoca la vida durante el Segundo Imperio, y muestra la burguesía desde todos los ángulos, con sus preocupaciones casamenteras, de mantener su rango, cueste lo que cueste. 
  • La Tierra de Émile Zola, otro libro del magnífico autor francés, que recomiendo encarecidamente, aunque quizás la mejor forma de empezar es leyendo El Paraíso de las DamasDe vuelta de la batalla de de Solferino, el provincial Jean Macquart se ha instalado en el pueblo de Beauce dónde se ha convertido en el sirviente del granjero Hourdequin. Pero aunque rápidamente se enamora de Françoise, la sobrina de Fouan, Jean sigue siendo un extranjero para la comunidad del pueblo.


7 mar. 2013

El Mar de John Banville

Yo sigo con la lectura de libros que hayan ganado – o hayan estado nominados – al premio Booker, uno de los más relevantes en el mundo anglosajón. (Tendría que hacer un reto o algo así, pero me da pereza, ¿o no?). El mar de John Banville ganó el premio en 2005 compitiendo con Arthur & George de Julian Barnes, A Long Long Way de Sebastian Barry y Never Let Me Go de Kazuo Ishiguro, entre otros.


Resumen: Max es un hombre ya mayor que decide alquilar una habitación en los Cedros, una gran casa en el pueblo dónde pasó algún que otro verano. Estando allí recordará sus primeros años de adolescencia y la fascinación que sintió por la familia Grace; y el último año de vida de su mujer, Anne, antes de que fuera consumida por una fatal enfermedad.


Opinión: Es difícil reseñar este libro, como pasa con muchos otros. Hay libros sobre los que simplemente hay poco que decir, hay otros sobre los que hay demasiado que decir y, finalmente, están aquellos sobre los que no tengo ni idea. Y éste es mi caso con The Sea.
Ante todo, se trata de una narración casi poética. Qué digo, es poesía. Quizás no esté en verso, pero lo es. No hay forma, color, imagen, persona o gesto que no tenga su metáfora o recurso literario propio. Seguramente estoy exagerando, pero la cuestión es de que es una novela con la que se disfruta de la lectura meramente por su forma, por pura apreciación de su belleza lírica. Es una novela muy corta (mi edición no llegaba a las 150 páginas), pero se lee lentamente. Yo, además, la he leído en inglés. Y he de confesar que me ha sido algo trabajoso leerla. No sólo porque éste estilo hace que una deba leer cuidadosamente cada palabra, si no además con el añadido del idioma extranjero y el empleo de palabras que rara vez había oído mencionar (creo que es una de la pocas veces en las que he usado intensa y extensivamente el diccionario). Pero esto no tendría que ser un problema para nadie, ni en ningún caso es algo negativo.
El mar es un libro en el que su protagonista recuerda tiempos pasados, lo que a su vez le permite entenderse mejor a él mismo (si no fuera porque el jurado del Booker cambia cada año juraría que es un tema que les gusta mucho, porque The Blind Assassin y The Sense of an Ending también se basan en esto). ¿Por qué se obsesionó tanto con una familia de clase alta como los Grace? Pero también es la relación que tuvo con su mujer, desde el inicio hasta sus últimos meses juntos. A pesar de las pocas páginas que le dedica, y a través de comentarios bastante elusivos, es fácil comprender la complejidad de su matrimonio, pero que a la vez se asimila a cualquier relación de pareja. Y luego están sus recuerdos de aquél verano que tanto le cambió. En el que se sintió atraído por primera vez a una mujer, y el primer amor. El autor trata esto con bastante aplomo aunque, al menos en mi opinión, hay algunas escenas que (para tratarse de niños de unos 11-12 años) pues, las encuentro poco probables, y menos en la época en la que transcurren.
Hay poco más que decir de la novela, es realmente corta. ¿Recomendarla? Claro, es una buena lectura y hay partes que me han encantado. Todo el trato de la relación con su mujer me pareció muy interesante, muy real, nada idealizada pero a la vez mostrando de que se querían. Y, claro está, Banville escribe de maravilla. Pero tampoco ha acabado de emocionarme/apasionarme/encantarme.

4 mar. 2013

Secret State

Hay pocas series británicas a las que me pueda resistir y mis dos grandes tentaciones son las series de época y las series de trama política o thriller. Hoy os traigo un ejemplo del segundo caso, Secret State, una mini-serie de cuatro partes de Channel 4, basada en la obra A Very British Coup ('Un golpe de Estado muy británico') de Chris Mullin

Sinopsis: Tom Dawkins (Gabriel Byrne, En Terapia) es el Vicepresidente del Reino Unido que debe enfrentarse a la explosión de una central industrial petroquímica en Scarrow, dejando 19 muertos y casi 100 heridos. Mientras, el Primer Ministro viaja a los Estados Unidos, donde está la sede de la empresa, PetroFex, para intentar negociar una compensación. Pero, de vuelta, su avión desaparece en medio del Atlántico. Entonces, en medio de éste escándalo y con la muerte del PM, Tom deberá hacerse cargo del nº10 de Downing St.

Opinión: A quiénes les gustó State of Play o The Hour no hace falta que leáis esta reseña porque os puedo asegurar que la serie os encantará. Esta vez los protagonistas no son periodistas si no, principalmente, los miembros del gobierno inglés. 
Está el nuevo Primer Ministro, Dawkins, que nunca pensó que tendría que ser un líder, cosa que se cree incapaz de hacer. Pero, por algún motivo, Dawkins es distinto del resto de los políticos. Al ver el desastre de Scarrow, se da cuenta de que debe hacer el "bien", en el sentido de realmente representar a los votantes. Y eso le traerá unos cuantos dolores de cabeza, a la vez que descubrirá todos los líos que hay más allá de las sesiones del Parlamento. Luego hay un elenco de ministros y otros miembros del gobierno, como Ros Yelland (Sylvestra Le Touzel) o Felix Durrel (Rupert Graves, Sherlock, Un funeral de muerte), de su propio partido, pero con la vista puesta en ocupar su lugar. También están los respectivos directivos del MI5 y del MI6 (creo que son los servicios secretos para el interior y el exterior, en todo caso no se llevan muy bien), además de algunos altos cargos del ejército. Fuera del ámbito político se encuentran los dirigentes de empresas y bancos como Paul Clarke (Stephen Dillane, Stannis Baratheon en Juego de Tronos), representando a PetroFex, y Sir Michael Lix (Anton Lesser, The Hour), jefe del Royal Caledonian Bank. Y, fuera de todo este circuito, están Ellis Kane (Gina McKee, In the Loop, Los Borgia) una periodista del Times, Agnes Evans (Ruth Negga, Misfits) una empleada del MI5 que se encarga de vigilar a Anthony Fosset (Douglas Fodge, The Town, Robin Hood), un amigo del PM y ex-agente del MI6. 
Todos los personajes son bastante geniales y, aunque la serie sea bastante corta, el diálogo cunde lo suficiente como para crear matices. Se ven los lazos que los unen entre ellos, se dan pistas de lo que pasó anteriormente, de amistades o traiciones pasadas. Pero también se ven las ambiciones futuras. Quiero mencionar a dos personajes secundarios que me han encantado y, perdonad el lenguaje, me han parecido unos BAMFS, el guardaespaldas de Dawkins, el sargento Wriggelsworth (Ralph Inneson) y John Hodder (Charles Dance, Juego de Tronos, Gosford Park), un miembro del gobierno, quizás el único que cree en el PM.
Pero volvamos a Tom Dawkins. Es quizás el político que a todos nos gustaría ver, o al menos a mí, como representante del Estado. Parece no tener miedo a enemistarse con bancos, empresas e incluso algunos miembros de su partido, y, aunque hace varias referencias a los votantes, su objetivo no es ser re-elegido o encontrar un puesto de trabajo una vez termine la legislatura. Y además se improvisa unos discursos geniales. Pero cuesta creer que un personaje así pueda llegar a ser Vicepresidente y que, ocupando este cargo, no se enterase de todos el baile de intereses entre los entes públicos y el mundo privado. Porque Secret State no trata de resolver el misterio de la muerte del antiguo Primer Ministro, es el anzuelo que hace que te enganches a la trama pero no es eso lo que quiere mostrar. Lo principal, con lo que creo que es importante que se quede el espectador, es el fenómeno de las "revolving doors".  Es decir, que muchos políticos, al acabar su mandato, pasan a trabajar para empresas privadas y vice-versa. Tal y como dice Tom Dawkins: "crees llegar a la cima y te das cuenta de que sólo estás en el medio". La serie muestra a la perfección el hecho de que, aún que es Primer Ministro de un país como el Reino Unido, muchas veces el PM está con las manos atadas. Mejor dicho, los intereses de grandes empresas, bancos y mercados, le atan las manos. "¿Que quiere que demos una compensación a las familias? ¡Pues nos vamos a Polonia!" y cosas por el estilo. Pero no sólo eso, si no además los lazos entre políticos y empresas, de intereses para hacer que sucedan cosas que, sin duda, no son de interés para la mayoría de la población. 

Por esta razón Secret State me parece una serie imprescindible. Está hecha con mucho rigor y los políticos hablan de temas que, creo yo, reflejan muy bien la realidad. Es la primera vez que, en una serie, oigo hablar de la apreciación de una moneda, del rol del Banco Central y cosas por el estilo. No son imprescindibles para entender el desarrollo de la trama, pero le añaden un plus de calidad. El guión es bueno, la serie es corta y muy entretenida y además trata temas muy actuales.

1 mar. 2013

El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce

Siempre suelo echar un vistazo a la lista completa de los nominados al premio Booker. Para el año 2012, uno de los libros de la longlist era El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce. Por algún motivo el título me llamó la atención y, sin requerir más información, decidí leer el libro.

Resumen: Harold Fry es un hombre de 65 años, recién jubilado, casado desde hace más de cuatro décadas, pero cuya vida en casa se ha desmoronado desde hace tiempo. Un buen día recibe la carta de una compañera suya de trabajo, que conoció hace algún tiempo, despidiéndose por última vez, ya que sufre de cáncer terminal. Harold decide contestar la carta, pero, al ir a Correos, se da cuenta de cuán insuficiente es éste gesto, y decidirá caminar hasta dónde se encuentra su amiga, Queenie.

Opinión: Lo primero que hice al saber que Harold vivía en Knightsbridge, Devon (el sur de Inglaterra) y que se dirigía a Berwick (cerca de Edimburgo), fue ir al google maps y buscar ambas direcciones. Aquí os pongo una captura de pantalla para que os hagáis a la idea de la odisea de Harold Fry:
En total, Harold Fry recorre unos 965km. Es decir, como ir de Barcelona a Mérida a pie, lo que se dice rápido. Aunque, como dice el mismo personaje, el sentido de la novela es el viaje en sí, no la llegada. Harold emprende esta travesía con la esperanza de poder salvar a su amiga, de darle esperanza, una razón para seguir resistiendo, para seguir luchando. Pero Harold bien sabe que su amiga está más allá de la salvación, el viaje es para él una oportunidad para escapar de su vida y, de ésta forma, poder examinarla desde otro punto de vista. 
De hecho, bien se podría haber llamado el libro "El insólito peregrinaje de Harold y Maureen Fry" puesto que su mujer, desde su casa, también emprende su propio viaje. La pareja ha pasado por algo terrible, el lector sólo descubre el qué al final de la novela, y su mayor fuente de dificultades es su hijo, David. Ambos recapacitan, examinan su vida, desde el momento en que se conocieron, hasta los momentos más difíciles por los que han pasado. Ambos son muy "ingleses", no quieren incordiar a nadie con sus problemas, ni siquiera se atreven a confesarse a ellos mismos, a recordar lo que les duele. Reniegan de ello y lo esconden en algún rincón profundo de su ser. Pero las largas horas de soledad (y de caminata, para Harold) les obligarán a enfrentarse a ello de nuevo y a percatarse, a entender, los sentimientos del otro. Ésta parte de la novela me pareció muy bonita, entrañable sería la palabra adecuada para describirlo. Hay muchas formas de enfrentarse el dolor, y la autora presenta una de ellas, una tardía, y que supone el reencuentro entre dos personas que llevaban veinte años viviendo en la misma casa, pero sin realmente verse.
Luego, a lo largo de la novela, Harold va encontrándose con gente, la mayoría un tanto singular, que siempre le aportan algo nuevo. Además, la odisea de Harold no siempre es anónima, y en algún momento hacen acto de presencia los medios de comunicación, e incluso personas que se han inspirado de sus actos. Pero, ¿cómo reaccionará a ello Harold? Por supuesto, también hay detalles de su ruta, y de cómo consigue sobrevivir a ella. Desde los horribles dolores de los primeros días, las llagas y otras heridas varias, el aprendizaje de la vida en la carretera, las noches a la intemperie,... Además, Harold es, al fin y al cabo, un ser humano, y su determinación no siempre puede ser tan férrea como el día en que emprendió su viaje.

El libro está bien, no es muy largo, la autora tiene un estilo agradable, pero no da mucho más. Entiendo perfectamente por qué no formó parte de la shortlist. Es una historia enternecedora, incluso hay algunos momentos en los que es difícil no emocionarse, y la narración, cómo Rachel Joyce logra ocultar el motivo de la discordia entre los dos personajes principales, está muy bien conseguida. Pero no hay nada especial, nada que la singularice como novela. Pero, para ser la primera obra de la autora, es sin duda un buen logro. Os recomiendo el libro, es una buena lectura, pero tampoco te descubre un mundo nuevo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...