28 feb. 2012

The Decoy Bride


Hay pocas razones que me llevarían a ver una comedia romántica, y una de ellas es que salga uno de mis actores favoritos. Seguramente no habréis oído hablar de The Decoy Bride (que se traduciría malamente como La Novia Postiza) ya que, de momento, sólo se ha estrenado en Italia – y próximamente lo hará en Inglaterra y los USA. 

Sinopsis:  Lara Tyler (Alice Eve) es una estrella de cine comprometida con el escritor James Arbor (David Tennant, Doctor Who, Fright Night). Incapaces de casarse al verse constantemente acosados por los paparazzi, Lara decide que quiere celebrar la boda en la isla dónde está ambientada la novela de James. Se trata de Hegg, un lugar muy remoto, el hogar al que Katie (Kellie MacDonald, No es país para viejos, Gosford Park) acaba de regresar después de romper con su novio. 

Opinión: Ante todo, debo decir que esta película no se aparta del esquema típico de una comedia romántica: chico conoce a chica, que al principio se detestan, pero sólo porque se sienten atraídos el uno por el otro. Sin embargo, The Decoy Bride tiene una buena calidad para el género. 
En efecto, aunque la trama sea muy básica y previsible, es muy entretenida y divertida.
En primer lugar, el guión. Renovando sketches de siempre y aportando nuevos, el guión está lleno de frases ingeniosas y situaciones ridículas y graciosas. Una gran parte se basa en extrapolar hasta el límite la locura de los periodistas de la prensa amarilla por conseguir una foto en exclusiva en un famoso. Otra, en explotar tópicos del típico pueblo abandonado. 
Todo esto está combinado con unos personajes muy particulares. Es cierto que muchos de los secundarios (o "terciarios" incluso) tienen pequeñas aportaciones al guión, pero que sin duda son tanto o más ocurrentes. Pero pasemos a los principales, ya que gran parte de las situaciones cómicas nacen de éstos. Primero tenemos a Katie, que mezcla un talento innato para crear situaciones incómodas, con el típico humor negro de chica resignada a quedarse soltera. Otro que rivaliza con sus dotes para hacer cortes es James (aka. David Tennant), que nos brinda chistes relacionados con el oficio de escritor, y también muchas situaciones irrisorias. La verdad es que se encuentran una cantidad muy considerable de situaciones absurdas en esta película pero, oh, son tan divertidas que se le perdonan. Y para situaciones absurdas está Lara Tyler. Una actriz que bien podría sobrevivir en un mundo post-apocalíptico lleno de zombis y tener las uñas perfectas. De hecho, es un tanto contradictorio pero, aunque siguiendo el patrón tipo del género, los personajes se salen bastante de los estereotipos establecidos, aportando mucha frescura a la película. 
Otros elementos que cabe mencionar: la banda sonora está muy bien, básicamente compuesta de canciones pop muy acordes con el ritmo y estilo de la película. Y, aunque parezca mentira, dan ganas de ir a visitar esas pequeñas islas perdidas en el norte de Escocia. 

Resumiendo, The Decoy Bride es una comedia-romántica feel-good, de esas que una ve cuando está triste, o no porque realmente se trata de una película muy decente y realmente entretenida. Tiene una trama rápida y engancha, y momentos en los que no se puede evitar reír, combinados con unas pocas escenas enternecedoras. Si tenéis un poco de tiempo libre y buscáis una película con la que pasar un buen rato, esta es una gran candidata.

27 feb. 2012

Escuchando desesperadamente a ...

Hoy ha salido el video de la nueva canción de los Arctic Monkeys, que se llama: R U Mine?

El video es bastante divertido y el estilo musical sigue el que iniciaron en su álbum más reciente, Suck It and See.
Últimamente están acaparando la mayoría de mis entradas musicales, pero es que son el único grupo de me gusta (y nos estoy mirando a nadie cofcofmusesacaalgoyacofcof) que está haciendo cosas nuevas.
¿Alguna novedad de vuestros grupos favoritos?

24 feb. 2012

Homenaje a Cataluña, de George Orwell


Hace un tiempo me dieron con el periódico una edición de Homenaje a Cataluña de George Orwell. Habiendo leído 1984 – y siendo de mis novelas favoritas – lo puse en mi estantería de libros por leer... y allí se quedó hasta que Polly me recordó su existencia.

Sinopsis: Se trata de un libro en el que Orwell cuenta su experiencia durante la guerra civil española. En efecto, al empezar la contienda el autor se alistó en las Brigadas Internacionales y estuvo en España entre 1936 y 1937. Durante este período pasó tiempo en el frente de Aragón y también en Barcelona, dónde fue testigo de la transformación política y social, de aquella época tan convulsa. 

Opinión: El libro me interesó desde el primer momento no sólo porque tratase de la guerra civil, sino porque el autor era extranjero. En un conflicto así, tan reciente, a veces una mirada externa nos hace darnos cuenta de muchas cosas que se nos habían pasado por alto. 
Es difícil definir el género de este novela, pero lo intentaré.
Por una parte, casi la podríamos calificar de "aventuras". Gran parte de ella transcurre en el frente, en el que Orwell nos narra la vida en las trincheras, las condiciones de vida de los soldados, pero también las batallas (aunque pocas) que habían. Además, el período que estuvo en Barcelona tampoco fue muy apacible. El autor estaba en la ciudad condal cuando ocurrieron las Jornadas de Mayo – el enfrentamiento abierto entre anarquistas y policías y comunistas –, durante el cual hay mucha acción. Ocurren muchas más cosas que aceleran el pulso, pero eso ya sería desvelar partes importantes de la trama. 
Por otra parte, la novela tiene también un estilo muy "periodístico", pero no utilizaré esta palabra porque creo que no le gustaría a Orwell, sería más exacto calificarla de "documental". Durante su estancia en España, Orwell tuvo tiempo de observar los cambios que se gestaban. Encontramos un estudio de los españoles, como personas, y de la sociedad en sí (aunque no lo parezca, son diferenciables). Durante el año que estuvo allí fue testigo del cambio en la sociedad barcelonesa y también pudo ver parte la España rural. Los comentarios que hace sobre la organización, la pobreza, el subdesarrollo de España son realmente interesantes y muy pertinentes. Su capacidad de captar la esencia de lo que está viendo, y de analizarlo, es sorprendente. Además, también reflexiona sobre la naturaleza de esta guerra, sobre las intenciones del bando republicano y de el porvenir de la guerra – lo que lo hace mucho más interesante es que el libro fue publicado en 1938, antes de que terminase la guerra civil. Realmente vale la pena leerlas. 
¿Podemos hablar de personajes en este libro? Es complicado, sí que podemos, en el caso propio de Orwell. Es decir, en el libro también somos testigos de la evolución del narrador, es decir de Orwell, a lo largo del tiempo y con la acumulación de experiencias. Tengo la impresión de que hasta ahora he dejado entender de que se trata de un libro imparcial. No lo es, en absoluto. Simplemente por el hecho de que Orwell voluntariamente fue a luchar por la República ya lo podemos descartar. 
Una de las mejores cosas del libro es la pasión y la intensidad con la que Orwell nos cuenta su historia, la suya. Es realmente uno de los pocos libros que, cuando lo cerraba, me dejaba con una sensación de desazón en el cuerpo. Cuando lo lees, sientes lo mismo que Orwell, sientes su decepción y su entusiasmo, su indignación ante las injusticias de las que es testigo y a pesar de todo como eso no destruye sus ideales. 
En lo que se refiere a los demás personajes, son figurantes, no hay análisis psicológico – que dificilmente se puede hacer ya que hay pocos personajes que aparezcan de forma recurrente. Pero no importa porque es algo totalmente irrelevante. De hecho, incluso podemos decir que los personajes del libro no son seres humanos, si no los españoles, o los fascistas, o el POUM, la CNT, el PSUC, etc. 
Ya lo dije al empezar, Homenaje a Cataluña no se la puede tachar de novela a secas, es algo más. 
Un apunte para finalizar la crítica, el libro está dividido en dos partes: la novela en sí (dónde cuenta su vida durante su estancia en España) y los apéndices – dónde profundiza temas como la lucha entre los partidos políticos, sobretodo entre comunistas y anarquistas, durante ese periodo. La segunda parte es quizás un poco pesada. Incluso el mismo Orwell dice que no hay necesidad de leerse esta parte si no se está interesado, cosa que no era mi caso.

En conclusión, éste libro se ha ganado estar en mi estantería de libros favoritos. Tiene un ritmo trepidante y es, en general, una lectura muy entretenida e interesante. Eso sí, no sé si se lo puedo recomendar a todo el mundo. Desde mi punto de vista, se disfruta más de este libro si se tiene una curiosidad y conciencia política desarrollada. En mi caso, dados mis principios e ideales me sentí muy implicada emocionalmente con este libro, y no sé si es el caso si no se comparte o si no se siente con tanta profundidad, lo que cuenta Orwell. No estoy diciendo que se tenga que estar de acuerdo con todo lo que formula, si no que, a mi parecer, se debe tener un cierto grado de compromiso político. Aunque espero que esto no desanime a nadie porque se trata de un gran libro.

20 feb. 2012

Sobre mi amor por las libretas

Hay gente que colecciona sellos, a mí me encantan las libretas y los puntos de libro. Desde hace casi diez años que escribo un diario, y desde entonces que siempre quise que fuera en una libreta bonita. Estas de aquí arriba son las que aún tengo por estrenar. 
En general, me encantan las cosas que se encuentran en papelerías, pero éstas son mi debilidad. Ya tengo localizadas las principales tiendas de mi ciudad, normalmente suelo comprar Moleskine o PaperBlanks. 
Las Moleskine son más "sosas" de diseño –aunque, claro, dan una oportunidad magnífica para que puedas customizarlas a tu gusto – y bastante caras si se considera esto. Por otra parte,  su sección de libretas para pasiones es excelente. Tienen libretas para todo, pero yo las que utilizo son la de películas y la de libros. Allí puedes poner por escrito los libros que vas leyendo, tu opinión, poner citas, y tienes tags para lo que quieras. A mí, con mi obsesión por apuntarlo y guardarlo todo, me van de maravilla.



Luego tenemos a PaperBlanks, que es quizás la única "marca" a la que he comprado varios diarios. Tienen diversas colecciones de libretas, adaptadas a todos los gustos. Mi favorita es, sin duda, la de manuscritos. Se trata de que en la portada "transcriben" en relieve un manuscrito de un clásico de la literatura (hay de Shakespeare, Brontë, Byron) o piezas de música (de Beethoven, Chopin,...). 
Pero la mayoría los compro en pequeñas librerías o mercadillos cuando voy de viaje a alguna parte. 




18 feb. 2012

El Castillo Soñado, de Dodie Smith


Hace unos años vi la película de I Capture the Castle, sin saber de que estaba basada en el libro de Dodie Smith (la escritora de 101 Dálmatas!). Gracias a Goodreads descubrí de que había una novela, y en cuanto pude...

Resumen: Cassandra Mortmain es una joven de 17 años que vive en un castillo en ruinas junto a su familia: su padre – un excéntrico novelista que hace años que no escribe–, su madrastra – una particular artista –, su hermana mayor Rose, su hermano menor Thomas, y Stephen, un chico con el que se criaron.
Viven en la más absoluta pobreza, aislados del mundo exterior si no fuera por unos pocos contactos. Pero sus vidas cambiarán con la llegada de los Cotton, una familia americana, que ha heredado los terrenos dónde se halla el castillo.

Opinión: I Capture the Castle es un clásico que se podría poner en línea con Orgullo y Prejuicio o Jane Eyre
Se trata de una novela iniciatica. El libro está en forma de los diarios de Cassandra. En un principio, al querer convertirse en escritora, lo enfoca como un ejercicio de estilo y de análisis. Lo que ella quiere es "capturar" las personalidades de la gente a la que conoce. Así pues, nos encontramos con minuciosos pero precisos análisis de la personalidad de sus conocidos. El único que se resiste es su padre, que tiene un carácter un tanto aleatorio, reclusivo, y es muy malhumorado. Además, su forma de escribir es sencilla, muy amena, pero también tremendamente ingeniosa, que hace sonreír más de una vez por sus mordaces e inteligentes comentarios sobre lo que le ocurre. 
Sin embargo, pronto este ejercicio de estilo se tornará más hacia la introspección del cambio que está experimentando Cassandra. La intromisión de los Cotton – Mrs. Cotton y sus hijos, Simon y Neil – dan un giro radical. No sólo en términos materiales, si no que por primera vez tienen un poco más de contacto con el mundo fuera del pueblo en el que viven. Además, esto inicia el viaje emocional de Cassandra hacia la vida adulta. 
Y justamente esto es un punto bastante interesante. Tanto Rose como Cassandra lo único que saben sobre las relaciones, sobretodo las amorosas, son las que han leído en los libros, y se comportan siguiendo tales enseñanzas. También, esta novedad hace que Cassandra empiece a interesarse no sólo por los chicos, si no también por sus posibilidades fuera del castillo. En su diario, Cassandra diseca sus emociones e intenta encontrar su origen, a veces sin mucho éxito. Además, a causa de tanto centrarse en sí misma, y también dada su inexperiencia en estos temas, es incapaz de entrever los sentimientos de los que la rodean. 
En todo caso, no sólo somos testigos de la metamorfosis de Cassandra, si no también de los demás personajes. En particular de Rose, viéndose lanzada en un mundo de riqueza y lujo que nunca había soñado, ella también se transforma. Y sin embargo, un punto fuerte es que sigue manteniendo el mismo espíritu que la caracterizaba al principio de la novela. 
Sobre los demás personajes, todos son imperfectamente humanos, con sus defectos y manías que ponen a uno nervioso, pero no hay ninguno realmente odioso. En efecto, cada uno exhibe debilidades humanas con las que nos podemos reconocer fácilmente.
Finalmente, la trama sin duda engancha, y tiene varios giros. Pero, al menos a mi parecer, lo más interesante es ver como Cassandra va aprendiendo, y decidiendo por sí misma, lo que quiere (y no) de la vida. Y de eso somos testigos al final de la novela, con una escena final y últimas con mucha fuerza.

En conclusión, I Capture the Castle es un libro que merece la pena leer. Es entretenido, de escritura bastante amena y simple. En ella no encontraréis reflexiones filosóficas, pero sí las dudas y tribulaciones de una chica entre dos edades, por la que todos hemos pasado. 


Una de mis citas favoritas es: "Sólo sé que me siento miserable, de que estoy enamorada, pero no hago más que comer vorazmente y dormir"



16 feb. 2012

Nuevo en la estantería #3



El otro día, y a pesar del frío, salí a cazar libros de mi wishlist, lo que me ocupó toda una tarde.
Fui a dos librerías en total.
La primera fue Hibernian. Se trata de una librería inglesa de libros de segunda mano (aunque también se pueden encontrar algunos libros nuevos). Tienen secciones de novela, clásicos, arte, cocina, niños, ... ¡de todo! La mayoría de los libros valen en torno a los 4.5€ y suelen estar bien conservados (podéis verlo en las fotos). A parte, tienen unas tres estanterías llenas de libros a 1€, que suelen estar en un no tan buen estado. 
Allí adquirí The Perks of Being a Wallflower de Stephen Chbosky (tentada por la reseña de Polly):
Charlie es un estudiante de primer año y, aunque no es el más geek del instituto, tampoco es el más popular. Tímido, introspectivo, muy inteligente para su edad y a pesar de esto le cuesta socializar, es un alhelí, atrapado entre intentar vivir su vida y huir de ella. Charlie intenta navegar a través de un territorio desconocido: el mundo de las primeras citas, dramas familiares y nuevos amigos; el mundo del sexo, de las drogas, y de el Rocky Horror Picture Show, cuando todo lo que uno necesita es esa canción perfecta en ese paseo perfecto para sentirse infinito.




Además también compré A Long Long Way de Sebastian Barry (del cuál ya había leído On Canaan's Side), Regeneration de Pat Barker, Dragonwyck de Anya Seton y The Last September de Elizabeth Bowen
En 1920, en su casa de campo en el condado de Cork, Sir Richard Naylor y su esposa, Lady Myra, y sus amigos mantienen una actitud escéptica sobre los eventos que ocurren a su alrededor, más allá de los partidos de tenis y los bailes de los campos de soldados, todos saben que el fin se acerca – el fin del dominio británico sobre el sur de Irlanda y, con ello, la desaparición de un modo de vida que había sobrevivido durante siglos. Su protegida, Lois Farquar, intenta vivir su vida y liberarse de esta clase moribunda que sus mayores defendieron en vano.






º11
Luego, como no, fui a mi querida Fnac, y compré dos libros en inglés de la sección de clásicos a 3,5€.
Tender is the Night de F. Scott Fitzgerald y A Little Princess de Frances Hodgson Burnett (cuya adaptación al cine es parte de mi infancia):
Siendo una niña Sara Crewe es traída desde la India por su padre para unirse a un internado para chicas en Londres. Su mayor felicidad es fingir cosas para hacer que la vida sea más mágica, tanto para ella como para los menos afortunados que ella. Es una gran favorita, pero sus vestidos espléndidos, criada francesa y carruaje personal la apartan del resto y vuelven celosa  Miss Minchin, la avariciosa directora del internado. Cuando súbitamente y trágicamente es arrojada a la pobreza Sara tiene que mantenerse fuerte gracias a su viva imaginación y su tierno corazón para provar a los que la maltratan de que, incluso en los tiempos de necesidad, puede seguir siendo una "princesita".





Tengo muchas ganas de leerlos, aunque debo tener ya unos cuarenta en mis estanterías por leer... No sé por qué pero ese día me dio por comprar libros relacionados con la Primera Guerra Mundial. Supongo porque hay un montón de literatura y películas conocidas de la Segunda Guerra Mundial, y parece que la Gran Guerra pase en un segundo plano...
¡Pero me estoy yendo por las ramas!



Postdata
Poco después de escribir este post me regalaron On China de Henry Kissinger
Desde hacía cierto tiempo que quería leer un libro sobre China, un país cuya historia y estado actual desconozco tanto. Y en cambio, es la futura potencia mundial. Espero que este libro me ayude a entender el país un poco más.

14 feb. 2012

Postales de San Valentín

Sybil y Branson de Downton Abbey

Hola, ¡feliz 14 de febrero!
Normalmente no iba a escribir ningún post especial para estas fechas ya que... bueno, poco tiene que ver con nada. No obstante, vi este artículo en El País sobre tarjetas de San Valentín, y quise hacer un pequeño recopilatorio.
Doctor Who
Mi memoria, que tiende a fallar, me trae el recuerdo de que San Valentín fue un mártir cristiano de la época romana, que murió de alguna forma horrible - aunque seguramente no estaba falta de originalidad. Como ya sabéis muy bien, en esta fecha celebramos... ¿qué celebramos exactamente? Supongo que no iré muy errada si digo que celebramos el hecho de tener un enamorado/a (a los solteros que nos den) y compartirlo de forma especial con la persona querida. No sé muy bien de cuándo fecha esta tradición, lo que si creo es que es otra importación proviniente de los Estados Unidos. En todo caso, también es uno de esoso días en los que se alientan a un consumo fuera de lo habitual. Así pues en las tiendas tenemos un montón de especiales de San Valentín (rosas, libros bombones, ...), y las tarjetas son parte del merchandising
O'Brien y Bates de Downton Abbey

Pues bien, por la web algunos artistas (y "aficionados) han decidido hacer tarjetas temáticas de series de televisión. La mayoría provienen del artículo de El País o de las que he encontrado por tumblr.
La mayoría son bastante ingeniosas, combinando las frases inolvidables de las series (o libros), recreándolas en un contexto romántico, llevado hasta el extremo de lo ridículo.
Son bastante fáciles de encontrar y, si bien yo no se las enviaría a la persona querida, sin duda animan al día a cualquier aficionado a las series de calidad!

Doctor Who
Sherlock
Moriarty, de Sherlock
The Hunger Games
Juego de Tronos

10 feb. 2012

Los Puentes de Madison & El Fantasma de la Ópera

Recientemente he leído estos dos libros – Los Puentes de Madison de Robert James Waller y El Fantasma de la Ópera de Gaston Leroux – y, por un motivo u otro, las reseñas me salen demasiado cortas así que, ¡allí va un combo!

Este clásico tiene la fama de ser una de las mayores historias de amor de nuestro siglo. Las vidas de Robert Kincaid – un solitario fotógrafo – y la de Francesca Johnson – coinciden durante cuatro días, lo que les hará cambiar para siempre. 
Es interesante ver como dos personas pueden conectar, con tan sólo una mirada, sin importar cuán diferentes sean. Simplemente pasa. En este caso, desemboca en una apasionada relación de cuatro días, pero con una intensidad que les durará para toda la vida. 
Sin duda, es una bonita historia de amor, pero en mi opinión le falta algo. Se profundiza poco en el dilema moral al que debe enfrentarse Francesca. Y el personaje de Robert es, en mi opinión, muy plano. Se hace demasiado énfasis en que es un ser único – hasta la ridiculez – y sin embargo no parece un personaje que tenga mucho fondo. Sí, es el último de los cowboys que vagan sobre la tierra, pero el libro se queda en un simple estado de fascinación. 
En resumen, es un libro que se puede leer, pero sin duda lejos de las grandes historias de amor literarias del siglo XX. 


Otro clásico – aunque más conocido por ser un musical que una novela – es El Fantasma de la Ópera. En este se habla del triángulo amoroso entre Christine Daaé – una cantante de poca importancia en la Ópera de París –, el vizconde Raoul – un amigo de la infancia de Christine – y el misterioso Fantasma, o Erik. 

Esta novela es básicamente policiaca. Está escrita en forma de investigación para resolver el misterio del supuesto Fantasma de la Ópera y el rapto de Christine. 
La trama es muy entretenida: tiene amores inocentes, amores prohibidos, un monstruo atormentado, galerías y pasadizos secretos, trampas dueles,... en fin, elementos imprescindibles para cualquier película de aventuras. Justo lo que es esta novela. 
Y junto con los puntos fuertes de este género... están los débiles. Los personajes responden a estereotipos. Christine es, de los dos tipos existentes de mujer en el Romanticismo, la mujer-ángel: una dulce joven, ingénua y soñadora. Luego tenemos a Raoul, el joven valeroso y honesto que estaría dispuesto a hacer todo por su amada. Y finalmente, al Fantasma (o Erik). Me supo muy mal que no se profundizara más en este personaje, ya que es la clave de toda la novela. Erik es un ser atormentado que, tal y como él dice, sólo me falta ser amado para ser bueno. También se sabe que es un ser muy inteligente, y que ha vivido mucho, con mucho sufrimiento a sus espaldas. Tenía la esperanza de que no se le viera como un ser "malo", y un tanto patético por su amor desesperado (y no correspondido) hacia Christine. Por que, si algo hace bien el autor, es transmitir el horror, el terror que sienten los personajes al ver la faz del Fantasma. Tan bien, que les impide ver más allá, a los personajes, al autor, y al Fantasma mismo, cuyo personaje no puede sobrellevar su fealdad. 
En fin, es un libro entretenido, quizás el autor ponga demasiado énfasis en las descripciones de las trampas de la Ópera, algo diferente a las adaptaciones posteriores. Si tenéis tiempo, es una buena lectura.


6 feb. 2012

Escuchando desesperadamente a...


Little Illusion Machine, una colaboración entre los Arctic Monkeys y Miles Kane (a quiénes recientemente vi). Descubrí esta canción cuando la cadena franco-alemana Arte hizo un streaming en directo de su concierto en París.

Map of the Problematique de Muse. Ya la conocía desde hace tiempo, pero últimamente la escucho sin parar. Me encanta, especialmente la batería del principio.

2 feb. 2012

Los restos del día, de Kazuo Ishiguro


Hacía ya tiempo que quería leer algo de Kazuo Ishiguro (también conocido por obras como Nunca me abandones) y decidí empezar por Lo que queda del día o Los Restos del Día

Sinopsis: Stevens es el mayordomo, entrando ya en su vejez, de Darlington Hall. Al recibir una carta de la antigua dama de llaves, Miss Kenton, y a instancias de su nuevo amo, decide emprender un viaje para pedirle que vuelva a trabajar en Darlington. Durante este viaje recordará ciertos momentos de su vida, y los tiempos de esplendor de la casa.

Opinión: Si para mí La elegancia del erizo de Muriel Barbéry es la esencia de lo francés, sin duda Los Restos del Día captura perfectamente el alma de un mayordomo inglés. Sí, esos que conocéis de las novelas de Sherlock Holmes, Poirot, o de Downton Abbey. Sólo que la novela está a un abismo por delante. 
El narrador es Stevens, el mayordomo, que gracias al viaje puede hacer un poco de introspección en lo que ha sido su vida. En la novela se alternan descripciones de su viaje, con recuerdos, y con opiniones sobre temas sobre la dignidad o el bromear. 
En la mayoría de sus recuerdos aparece Miss Kenton, el ama de llaves. Stevens analiza profundamente el desarrollo de su relación "profesional" – como él mismo específica en numerosas ocasiones – a lo largo de los años. A esto debemos combinarle personajes como el de su padre, y el mismo Lord Darlington. 
Así pues, también tenemos una narración sobre la vida en una mansión inglesa en el período de entre-guerras. En ésta conocemos los proyectos del Lord para paliar la situación alemana, y cómo es manipulado por un lado y por otro, cegado por ideas del honor y la dignidad.
Lo que es increíble de libro es que, a través de sus descripciones de los eventos y de los personajes, el lector puede percibir y deducir mucho más sobre la situación que el propio Stevens. Detalles que a cualquiera le saltarían a la vista y sabría interpretar su significado, a él le desconciertan y le resultan un misterio imposible de resolver. Esto ocurre porque está excesivamente centrado en su trabajo. Es más, su vida es su trabajo, no piensa en nada más que en buscar formas de complacer a su nuevo amo. 
Además, en lo que se refiere al mundo de los sirvientes, Stevens es capaz de analizar los fallos de los demás con minuciosidad, y en cambio no puede ver los suyos. 
Este libro, aunque escrito de manera calmada y muy regulada, digamos, por el pensamiento recto y disciplinado de Stevens, es profundamente trágico. El lector se da cuenta de que el protagonista es un ser fuera de su tiempo, que no sabe adaptarse, y que además es incapaz de percibir esto, o sus propios sentimientos. Al encontrarse con Miss Kenton, uno esperaría una reacción, pero sigue sin poder entender el completo significado de su conversación – a veces me enfado porque pienso cuán distinta podría haber sido mi vida, por ejemplo con usted, Mr. Stevens. Por esto es trágico, porque su viaje no ha servido como punto de evolución, a pesar de haber examinado los puntos más importantes de su vida, no puede sacar de ello ninguna conclusión. Vuelve a su vida, a su trabajo, con el cuál ya no encaja, y que se mantiene sólo porque es un espectáculo de antaño para los demás. 

Lo que queda del día es un libro muy bien escrito, aunque lento de leer, pero con el que se disfruta mucho. La ambientación, caracterización de los personajes, es perfecta. Además también recomiendo ver la película (con Anthony Hopkins y Emma Thompson).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...