31 oct. 2011

Los perros y los lobos, de Irène Némirovsky



Siguiendo mi afán por leer libros de Irène Némirovsky – de momento nunca me ha decepcionado – hace poco me aventuré con Los perros y los lobos

Resumen: La novela nos cuenta la historia de Ada y Harry, dos judíos que viven en Ucraína y que más tarde emigran a París. Sus vidas se cruzan en varios momentos y, fatalmente atraídos el uno por el otro, se embarcan en una insensata historia de amor.

Opinión: 
Los perros y los lobos es una novela que se lee rápidamente (tiene menos de 250 páginas) pero no por ello es amena. Inspirándose en su propia vida, la autora nos describe la vida de una familia judía en dificultades en Europa oriental. Todo ello a través de los ojos de una niña. Es fascinante lo bien que logra recrear la conciencia, el sentido de realidad que tiene un niño (muy lejos y superior a cualquier comparación posible con El niño del pijama de rayas). Y sin embargo, la gravedad de lo que ocurre no disminuye, si no al contrario.
En el resto de la novela, cuando Ada ya es adulta, nos adentra en el dolor del exilio, el peso y el rechazo de una sociedad aún muy reacia y llena de prejuicios frente a los extranjeros. Esta es sin duda una de las partes más interesante de la novela. A través de los personajes nos va describiendo el ambiente de la época, la xenofobia latente, aunque nunca admitida, que existía (y aún existe) en la sociedad, tanto en las clases más humildes como en las más ricas.
De hecho, todos los personajes que aparecen en la obra son muy interesantes, están muy bien desarrollados – en la medida de lo posible– y ofrecen otra sutileza más a la atmósfera que crea Némirovsky. Los que vale la pena resaltar son Ada, la protagonista, eterna niña que se aferra a un amor creado por ella, Harry, un chico criado entre abundancia que aún así tiene problemas integrándose; y finalment la tía Rhaissa y Ben. Los dos últimos son retratos muy duros y realistas de personas que están hechas para sobrevivir. 
Finalmente, aunque la novela no sea el colmo de la alegría y la felicidad, debo decir que me sorprendió el final. La evolución súbita, aunque no por eso menos creíble, de Ada, que pasa de vivir por sus sueños a amar la vida por lo que tiene, da un toque optimista a la historia que realmente me encantó. 
Recomiendo el libro a cualquier amante de la buena literatura – la maestría de Nemirovsky a la hora de crear personajes y hacerlos completamente humanos es digna de elogio – y que le interese el tema de la exclusión social y la inmigración (tanto antes como ahora), es decir en cuestiones sociales en general. Yo lo leí sin saber esto último y aún así disfruté mucho de la lectura.

27 oct. 2011

Jane Eyre

Hace poco pude ver la enésima adaptación de la novela de Charlotte Brontë, Jane Eyre. Esta vez nos viene del director Cary Fukunaga (primer largometraje hasta la fecha) con una "remodelación" de la obra. 
Sinópsis: Jane (Mia Wasikowska) es una niña huérfana que es dejada al cuidado de su egoísta y frívola tía, que pronto la enviará a un internado. Allí pasará por muchos malos momentos hasta llegar a la edad adulta, en la que partirá a Thornfield Hall para ser la institutriz de la hija de Mr. Rochester (Michael Fassbender). 

Opinión: La película está encabezada por actores y actrizes dignos de mención. A parte de los mencionados antes se encuentran Jamie Bell (Billy Elliot) y Judi Dench. 
Empecemos con los puntos positivos:
- Como no, siendo inglesa la ambientación está muy bien conseguida: vestidos, mueblaje, entorno, comportamiento, todo está muy bien conseguido.
- Fotografía: Sin ser espectacular, sí que tiene un tono sombrío, sencillo y austero que va muy acorde con la película y con el personaje de Jane Eyre.
- La "remodelación" de la obra. La anunciaron como una auténtica "reinterpretación", pero la verdad es que no es para tanto. Sin embargo, es cierto que partir desde el momento en que Jane está amnésica y va poco a poco recordando su pasado tiene su encanto, sobretodo después de decenas de adaptaciones que seguían religiosamente el texto (algunas mejor que otras). 
Mucho me temo ser así de breve y empezar ya con lo que no me gustó:
- Es aburrida y lenta a más no poder. Y eso lo dice alguien para quién esta es ya la cuarta versión de Jane Eyre que ve. No sabría muy bien decirlo, pero la película no engancha, no te envuelve, no entras en el ambiente. 
- Muy a mi pesar debo decir que esto se debe en parte a las interpretaciones de los dos personajes principales. Por mucho que me gusten ambos actores, en esta película no están en su mejor momento. Lo que normalmente da vida y hace vibrar la historia es la relación, la química entre Jane y Rochester – y en este caso faltaba en abundancia. Era difícil ver la evolución de los sentimientos de cada uno y su carácter. 
- En efecto, a parte de Jane, hay poca profundización en los personajes. El carácter atormentado de Rochester es apenas creíble y StJames parece casi una buena alternativa a él.

En conclusión, sólo recomiendo ver la película a quiénes realmente les guste Jane Eyre o Michael Fassbender, porque exige mucha fuerza de voluntad acabarla. A los demás, en mi opinión las mejores adaptaciones son la mini-serie de la BBC (creo que disponible en youtube) y la versión en blanco y negro con Orson Welles. 

23 oct. 2011

The Fall

                                                 

Este verano tuve la ocasión de ver The Fall, una película de Tarsem Singh, que me causó muy buena impresión.

Sinópsis: Alexandria es una niña en un hospital de Los Ángeles en los años 20. Se pasa el día rondando por esos lugares y un día conoce a Roy, un chico que también está hospitalizado. Roy empezará a explicarle una historia épica de aventuras y romance, que traspasará los límites de la ficción hasta la realidad.

Opinión
El relato de Roy (Lee Pace) es comparable a cualquier aventura de cuento de hadas: un joven busca venganza y por el camino encuentra a unos amigos y el amor. Lo que sorprende es su irregularidad. La trama es muy simple y casi, casi, infantil; y no obstante tiene esa parte poética que te encoge el corazón. Sin embargo, la belleza de los escenarios, la fotografía, el contraste de colores es un deleite para la vista. Casi cada escena es única, y los emplazamientos del rodaje son impresionantes. Es realmente uno de los grandes puntos fuertes de la película. De hecho, creo que raramente he visto una fotografía que me haya dejado tan traspuesta.

Otro de los puntos interesantes son las similitudes que encontramos entre realidad y ficción, pequeños pero importantes detalles, que nos indican cosas sobre la primera. Porque la "realidad" es muy cruda, aunque lo veamos a través de los ojos de Alexandria, no por eso se nos hace más leve. Al fin y al cabo, The Fall es una historia sobre el sufrimiento y las dos actitudes posibles frente a él: el derrotismo y voluntad de destrucción, o aceptar lo ocurrido e intentar seguir con la vida.
Cabe destacar a la joven actriz, Catinca Untaru, que hace una magnífica interpretación de Alexandria a pesar de su juventud. Por supuesto, Lee Pace también tiene un buen papel, mientras que los demás personajes son demasiado funcionales como para poder elogiarlos, pero tampoco criticarles. 
En un mero apunte, la banda sonora, básicamente compuesta por la Sinfonía nº7 de Beethoven, acompaña maravillosamente este relato épico.

Para concluir, recomiendo la película a cualquiera que quiera pasar un rato entretenido, maravillándose con los paisajes, y que le apetece ver una realista, pero aún así, bonita historia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...