25 jun. 2010

Desayuno con diamantes



Hace unos meses leí la novela de Truman Capote, Breakfast at Tiffany's, y al poco tiempo vi la adaptación a la gran pantalla, dirigida por Blake Edward y protagonizada por Audrey Hepburn. 

La película/libro trata de Paul Varjak, un escritor fracasado que vive en un edificio y una de sus vecinas es la peculiar Holly Golightly. Es una chica que organiza ruidosas fiestas y que vuelve siempre acompañada de algún hombre adinerado. Por algún tipo de azar, estos dos van a tener ciertos encuentros recurrentes y una relación un tanto especial va a nacer entre ellos en la que Paul va ser arrastrado en la espiral de la vida de la misteriosa Holly. 

En lo que concierne al libro, quizás lo más remarcable es la visión que da el autor de la sociedad de su época, y más precisamente, del tipo de mujeres como Holly Golightly. Aquí crea un personaje, un nuevo prototipo, que no se acerca ni de lejos al clásico de la femme fatale. Se trata simplemente de una mujer simple, con pocos recursos, con escaso talento o ganas de trabajar, que pretende vivir una vida de lujo cazando a un marido rico. Así pues, se cubre de una capa de seguridad, frialdad y superficialidad para poder alcanzar su objetivo rápidamente. En efecto, se trata de un juego con las apariencias. Holly tiene numerosas deudas y su pasado, durante la mayor parte de la película, nos es desconocido, o al menos incierto ya que sus historias son poco creíbles. Sin emargo, de algún modo extraño, es fácil encariñarse con ella. Por que, a pesar de todo, es una muchacha fresca, directa y bastante sincera. Digamos que es original y que a partir de esto se fundó el prototipo de chica despreocupada y aparentemente poco compleja que en realidad es todo lo contrario debido a un pasado oscuro. En la película, Audrey Hepburn interpreta a la perfección y además el guión es muy fiel al personaje. 
Sin embargo, en mi opinión el libro y la película divergen en un punto: la interpretación de la realidad de aquella época. Por una parte, la película da una versión mucho más ligera y cómica mientras que en el libro es mucho más grave. Por otra, en la película Paul Varjak tiene una amante que le mantiene mientas en el libro... no. En el libro Paul Varjak y Holly tienen mucha menos relación, su romance es mucho más implicito (si no es casi inexistente). Por esa razón el final del libro es radicalmente opuesto al de la película, cada uno responden al desarrollo. Mientras que la película es más una comedia romántica divertida y agradable, el libro es más dramático, lento, y un tanto deprimente. 

Ambas obras - el libro y la película - son recomendables por diferentes motivos. La película nos aporta una historia de amor fuera de lo común con excelentes interpretaciones y guión, mientras que el libro (cuyo estilo no aprecio mucho) dibuja una relación extraña, diferente, que no se podría definir como amorosa, y que nos da a ver la clase bohemia media-baja de aquellos años. 

23 jun. 2010

Concierto de Muse



Lo sé, lo sé. Soy consciente que diría que no hablaría tanto de Muse... pero es que últimamente han pasado demasiadas cosas relacionadas con el grupo británico.
Viajé hasta Madrid (también para ver una gran amiga mía, pero no esto no viene al caso) para poder ver a Muse por segunda vez en un año (¡yuhu!)
El concierto fue en el estadio Vicente Calderón. Estaba en gradas por motivos ajenos a mí, pero estaba. Al principio, el escenario, aunque imponente, parece algo insulso y monolítico.

Las puertas se abrieron hacia las 18:30 y los primeros teloneros fueron The Big Pink. No estuvieron nada mal, de hecho, los 45 minutos que tocaron parecieron una sola canción. Por supuesto el momento de máxima excitación fue cuando tocaron Dominos y Tonight. Claro, que el ambiente tampoco acompañaba. Debíamos estar a unos 12ºC, con el cielo nublado y un desagradable viento.
Después de media horita de espera llegaron los Editors y entonces la gente se animó muchísimo más (aunque, por el momento, el estadio no estaba lleno ni de cerca), sobretodo con la canción final (Papillion), que me dejó con ganas de escuchar más canciones de este grupo.
Luego, Muse se hizo esperar hasta las 22h18, cuando, de pronto, el escenario se iluminó y salieron unas dos docenas de personas ondeando banderas y sosteniendo paneles con frases como "They will not control us" sacadas de la canción Uprising. Y justamente entonces la banda empezó a tocar esta misma canción, y Matt Bellamy sacó su nueva y reluciente Manson de dos cuellos para ofrecernos una intro genial.
Mientras las canciones cambian, también lo hace el escenario, con nuevas animaciones totalmente delirantes. Además, en canciones como Undisclosed Desires y Exogenesis, la banda entera o Matt Bellamy (respectivamente) se colocaba en una plataforma que pasaba por en medio de la pista (tan sólo a escasos metros de la gente) y se alzaba.
El riff de New born fue simplemente demoníaco (¡y nuevo!) y los riffs que seguían a la mayoría de canciones (inspirados en Van Halen o Rage Against the Machine) sumían a la multitud en un movimiento continuo y entrega absoluta. Aunque para esto United States of Eurasia y Knights of Cydonia, en las que los 44 000 asistentes alzaban el brazo a la vez - casi como una secta- o los saltos febriles en Stockholm Syndrome o Plug In Baby. Otro gran momento de conexión fue en la intro de Time is Running Out, cuando tocar el principio de House of the Rising Sun y los espectadores cantaron la canción.
Si es que las canciones de Muse, en vivo, mejoran mucho (si es que eso es posible). Por ejemplo, canciones más "lentas" como Resistance y Starlight ganan en pasión y en fuerza cuando son tocadas en directo. Por supuesto, su live es también extraordinario por su pasión (me repito), las modificaciones que aportana las canciones y otras cosas.
Otro gran momento fue cuando tocaron Bliss, algo imprevisto (aunque fuese la más votada en la web de Muse para que la tocasen), que ya hacía tanto tiempo que no interpretaban. Está claro que cuando el batería, Dominic Howard, pidió a la audiencia que sacara sus móbiles y los balanceara entre sus manos, era un excelente comienzo para Unintended, que fue un momento muy emotivo para la mayoría.
Bellamy se apoderó del piano para Neutron Star Collision, Feeling Good y United States of Eurasia, sin ningún fallo y volviendo a demostrar su talento. Además, en las canciones como Unintended, Exogenesis, New Born, Supermassive Black Hole volvió a cantar con ese falsetto tan agudo y tan característico suyo. Francamente, impresiona que un cantante sea capaz de alcanzar notas tan altas en directo.
Por supuesto, no hay que hacer omisión de los aspectos más "espectaculares" del concierto: Ovni del que sale una acróbata disfrazada de astronauta en Exogenesis, fuentes de humo en Stockholm Syndrome y Knights of Cydonia, explosión de confetti en Guiding Light, un ojo gigante en uno de los bises, globos gigantes en la pista para Plug In Baby, etc.
En este concierto hubieron dos solos que contaron como protagonistas a Dominic Howard y Chris Wolstenholme (bajista) que fueron Nishe y MK Jam. Esta última fue una gran improvisación de aire electrónico que agradó incluso a los más puristas.
De hecho, la canción menos vivida fue Neutron Star Collision ya que una parte notable de la audiencia reniega de esta canción.
Este concierto fue fenomenal, épico, legendario. Como siempre, Muse puso su alma en cada nota, en cada movimiento, y se veía que estaban disfrutando tanto como los espectadores. La setlist era fenomenal, su interpretaición, su juego, como siempre magistral. No por nada tienen la fama de ser una de las mejores (si no la mejor) bandas en vivo. Si es que ver a Muse en directo es una experiencia inolvidable y revigorizante.


Setlist:

1.Uprising (riff version)
2.Supermassive Black Hole
3.New born + riff
4.Map Of The Problematique
5.Neutron Star Collision
6.Bliss
7.Guiding Light
8.Interlude + Hysteria
9.Nishe
10.United States Of Eurasia
11.Feeling Good
12.MK Jam
13.Undisclosed Desires
14.Resistance
15.Starlight
16. (House of the Rising Sun intro) Time Is Running Out (Voodoo child riff)
17.Unnatural Selection

Encore
18.Unintended
19.Exogenesis Symphony: Part 1 (Overture)
20.Stockholm Syndrome (+Endless Nameless riff)

Encore
21.Take a Bow
22.Plug In Baby
23.Man With a Harmonica + Knights of Cydonia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...