30 jul. 2009

Harry Potter y el misterio del Príncipe



En Inglaterra tuve la ocasión de ir a ver la sexta entrega de la saga de Harry Potter, Harry Potter y el misterio del Príncipe y así librarme de la voz de pija repelente que le pusieron a Hermione en La Orden del Fénix.

Para no ensañarme ya de buen principio con la película, vamos a repasar sus puntos buenos.
- El discurso cansino sobre el bien y el mal, el amor y la amistad y todas esas cursiladas ya no está tan presente como en la quinta.
- La tienda de Fred y George está muy bien conseguida, ¿por qué no existe?
- Helena Bonham Carter se luce en su papel de la villana Bellatrix Lestrange, quizás de las únicas buenas interpretaciones de esta película.
- SPOILER La muerte de Dumbledore: aunque no sea fiel al libro, creo que es muy emotivo, hasta consiguió entristecer a mi escéptico corazón. FIN SPOILER
- Draco Malfoy vuelve a tener más protagonismo y se le da más profundidad que la del niño que odia y hace cosas malas a Harry Potter por que le viene en gana.
- La estética: mucha más oscura y tenebrosa - me recuerda a El prisionero de Azkabán, que tiempos aquellos - que las anteriores. Además todo lo que se refiere a los recuerdos de Dumbledore creo que está muy bien interpretado del libro.
- Tom Riddle, el joven proyecto de Voldemort, ese niño sí que da miedo y consigue estremecernos con su cara pura pero con ojos asesinos.

Ya han sido bastantes halagos para una película de Harry Potter, pasemos a la carnicería.
- No sé si será lo mismo para los que se habrán leído los libros y para los que no pero, al acabar la película yo me dije: ¿Y el príncipe mestizo? ¿Qué ha pasado con él? Fue leer su nombre en el libro de pociones y al final de la película de revelan su identidad por casualidad y por darle sentido al título, que si no...
- Los recuerdos de Snape, ¿dónde se han metido? Sin hablar de las ausentes clases de Defensa Contra las Artes Oscuras impartidas por el mismo profesor. Además, la velocidad de sus intervenciones es un punto negativo, para cuando continúa una frase ya no te acuerdas de lo que había dicho antes.
- La relación Harry/Ginny: Dejando a un lado que se hicieron los suecos con el libro en lo que a esto concierne, no me gustó nada el hecho de que Ginny se arrodillase a atarle los cordones de los zapatos a Harry, me pareció machista.
- Los líos de Ron y Hermione: Aunque se nota una mejoría en la calidad de la interpretación de estos dos actores, creo que se le da demasiada importancia en tiempo a sus peleas de enamorados. Lo cierto es que hay muy poca acción en la película, que en gran parte sólo llega en la última media hora, y las dos horas restantes son enredos.

En conclusión, puede que Harry Potter y el misterio del Príncipe deje mucho por desear, pero es mejor que la última y, sin duda, entretiene y divierte, por lo que la convierte en una excelente película para ver en una tarde o noche de verano sin nada más que hacer.

8 jul. 2009

Buscando un beso a medianoche




No suelo mirar películas indies (y me arrepiento) pero esta me llamó particularmente la atención cuando la vi anunciada el verano pasado en los USA.

Sinopsis: Ya casi termina el año en Los Ángeles y Wilson(Scoot McNairy) a sus 29 años no tiene nadie con quien compartir la noche de fin de año ya que su novia le dejó hace unos meses. Animado por su mejor amigo Jacob(Brian McGuire) y su novia Min(Kathleen Luong), Wilson dejará un anuncio en una página de citas por Internet. Vivian(Sara Simmonds), una extraña chica de Tejas, responderá a ese anuncio. Este encuentro les hará pasar a ambos una de las noches más especiales de su vida.

Opinión: Si bien el principio de la película me pareció poco alentador - al principio parece la típica comedia romántica de citas a ciegas-, a medida que iba avanzando se volvia más interesante.
De la misma forma que los dos personajes se van conociendo, nosotros también iremos sabiendo más de ellos y sus carácteres se iran definiendo. Pasaremos de ver unos estereotipos a dos personas que podrían existir en la realidad.
Quizás el giro más sorprendente es Vivian: primero da la impresión de ser una persona muy segura de sí misma, que sabe lo que quiere, pero después vas descubriendo todo su mundo y por lo que está pasando.
Durante la película se va estrechando la relación entre Wilson y Vivian pero también el espectador se da cuenta que todas esas cosas que son ajenas a ellos, que no pueden controlar y que forman parte de su vida y de su pasado, puede que los separe para siempre.
Aunque la calidad de la grabación y algunas partes del guión no son muy buenas, se ha de tener en cuenta que es una película con bajo presupuesto. Al ser una película independiente busca a perturbar la mente llena de clichés y tabús para el espectador, además de aportarnos una visión mucho más realista de la vida.
Por esa razón creo que es una película algo nostálgica que merece la pena ver.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...